Visión: Contrapeso de conciencia.

Cuando una sociedad esta altamente polarizada y bajo represión y se quiebra sucede una grieta donde Seol (División) pasa a ser Abadon (Anarquía). Esa anarquía es como una enfermedad para otras sociedades que están en una posición similar de división o represión que estén cercanos.

Digamos que es como una sociedad que es un átomo, y que su equilibrio se perdió, produciendo una expulsión de energía que desestabiliza a los átomos cercanos con una enorme fuerza, como si fuera una explosión atómica. Esa anarquía no se puede volver a dividir organizadamente.

Ese es el peligro de causar la explosión a sistemas altamente polarizados y compactos, que ocasionan una anarquía muy poderosa entre los dos polos a veces mas poderosa que lo que puede aguantar los países cercanos.

Como las sociedades de todas maneras tienen que integrarse por el hecho de que no tengan academias competentes no quiere decir que es un competidor comercial menos ya que esa integridad buscada se convierte en una amenaza para la seguridad que a su vez cuesta dinero mantener... la integridad es positiva o es negativa pero siempre tiene su impacto, bien sea positivamente o negativamente pero lo que esta claro es que la gente no dejara de buscar de integrarse y menos en tiempos de crisis.

División de conciencia y los polos de un imán.

El ser humano tiende a tener dos polos de extremismo cuando es extremista. Por lo general no tiene uno solo porque su conciencia lo empuja a tener dos para equilibrarse.

Es como un imán, que tiene polo positivo (cargado de extremismo) y uno negativo (extremo opuesto). Si se retira el lado negativo y persiste el positivo entonces tiende a reorganizarse tal cual como un imán en positivo y negativo.

Eso significa que un extremista que hace un crimen trata de justificarlo con un extremo aun si ese extremo no existe para el momento y tenga que crearlo de su propio ambiente de la misma forma como un imán transforma a la parte positiva en positiva/negativa si le retiran su lado negativo principal.

Ese intento de justificación de conciencia interna se puede llamar Contrapeso de conciencia.

El contrapeso de conciencia tiene el peligro de que crea a veces en medio del extremismo fuerte a aquello que es su contrario para tratar de justificarse ante los demás o para dar evidencias cuando no los hay para tratar de justificarse ante los demás.

Ese tipo de comportamiento es típico de los extremistas Intelectualistas, siempre necesitan un enemigo para tratar de hacer un contrapeso de conciencia que justifique su extremismo Intelectualista originario.

Por ejemplo supongamos que alguien es demasiado Intelectualista hasta niveles de locura y se ha perdido en la cátedra de Capitalismo. Para tratar de justificar sus fallos y los errores que el mismo comete en su locura entonces necesita hacer un contrapeso de conciencia con una Izquierda. Pero supongamos que no la hay y hay mucha gente viendo el caso. Entonces se inventa a la izquierda y se simula su existencia para dar evidencias donde no las hay.

En otras palabras el Extremismo Intelectualista tiende a crear su propia contraparte para intentar justificarse ante los demás y para hacer contrapeso de conciencia. En ese proceso se producen guerras.

Por ejemplo viene un imperio e invade a Colombia para saquearla y aprovechar sus recursos. Inmediatamente se produce un contrapeso de conciencia y se acusa a la guerrilla. De ese modo se acusa de ser guerrillero a todo aquel, sea cual fuese que no estuviera de acuerdo con el saqueo, incrementando así involuntariamente a la fuerza de la guerrilla por toda la publicidad gratis y justificación de existencia. Claro en el momento en que se deje de tratar de justificar su existencia se debilita, porque carece de la publicidad gratis y extremista. De esa forma un polo en su extremismo necesita del otro para poder continuar en su extremismo y hacer contrapeso de conciencia.

Eso es exactamente lo que esta pasando ahora entre Israel e Irán, dos extremos opuestos que se crean para balancear su extremismo entre ellos. Si Irán no ataca entonces lo hacen que ataque o dicen que ataco cuando no ataco para balancear culpas de conciencia, o sea si falta negativo al imán entonces se le hace el negativo.

Las personas que necesitan justificar posiciones extremistas y terroristas para ejercer algún tipo de liderazgo Intelectualista frecuentemente se ponen a fortalecer la imagen de su enemigo para fortalecerse a si mismo en su imagen. Un ejemplo es el de la fuerza guerrillera Alquaeda en Afganistán donde funcionarios de gobierno del imperio decían que tenían bases fortificadas que además eran cuevas grandes en montañas donde cabían tanques y computadoras... Es tratar de darle un contrapeso a la acción extremista creando un contrapeso de conciencia en este caso para la población.

El principio de contrapeso de conciencia va después del Intelectualismo puro o demencia Intelectualista, luego de acuerdo al tipo de extremismo ideológico se procede a crear el tono contrario como enemigo para tratar de justificarse. En ese caso un Intelectualista extremista empuja hacia un lado político por ejemplo y crea su contraparte o contrapeso de conciencia. Por lo general todos los Intelectualistas que están en niveles extremos de peligrosidad hacen contrapeso político sobre todo si hay personas observando, en ese caso se torna necesario inventar al enemigo si no existe.

Generalmente los países Intelectualistas sufren de esa enfermedad por la ausencia de ideologías de regulación y de integridad de conciencia. Primero van al intelectualismo extremo, después escogen un tono ideológico y luego crean su contrapeso. Eso es peligroso porque pueden incluso crear evidencias donde no las hay y apoyar a sus propios enemigos o incluso controlarlos para tratar de hacer un contrapeso de conciencia ante el publico en general.

A veces el contrapeso de conciencia es involuntario pero el extremismo intelectualista ayuda a empeorarlo en la medida que se necesitan argumentos extremistas para justificar una reacción extremista. Eso crea el fenómeno llamado polarización.

Por eso hay que tener mucho cuidado con los Intelectualistas, generalmente son semillas de guerra y discordia por su extremismo Intelectualista y fortalecen a la imagen de sus propios enemigos en un ciclo de violencia que busca tratar de justificar constantemente a la violencia. Ese ciclo entre acusar e inventar para tratar de justificar el extremismo puede producir muchas guerras y una situación infernal en la sociedad y su causa es esencialmente el extremismo intelectualista.

Es así como se incrementa la polarización y la presión que luego lleva a la represión hasta que se quiebra y se produce la anarquía... Es puro Seol (División) y Abadon (Anarquía). El colmo de la división es la anarquía y normalmente esas cosas no se curan solas, se necesita ideologías de integridad de conciencia para curarlas, por lo menos a la gente menos involucrada e inocente.

Cuidado con el Intelectualismo es peligroso.

Primero toma un extremo del prisma de ideas, crea el otro si no lo hay y lo sostiene tan igual como un imán.

Por eso el Intelectualismo si es una de las fuentes principales de la polarización. Un profesional puede graduarse y ser Intelectualista pero no darse cuenta hasta que tenga el stress y la presión del trabajo, en cuyo caso comienza a hacerse evidente el contrapeso de conciencia y los peligros asociados al mismo.

El contrapeso de conciencia también es incrementado en tiempos de crisis.