Los santos y los equilibrantes.

    Tengo que destacar que un santo no es necesariamente un equilibrante y que los santos y los equilibrantes cada cual tienen una causa diferente en el mayor de los casos, sobre todo en un mundo de oscuridad. Comencemos por considerar que un santo no tiene porque ser un ejemplo de equilibrio alma ya que muchas veces son hechos santos por dos factores fundamentales, el primero es su devoción al sistema intelectual de fe, siendo que la fe es simplemente el deseo de convivir de las personas canalizadas en ideologías religiosas. El segundo aspecto, y en el cual no estoy de acuerdo es que todo santo debe retar y vencer a la realidad, o sea debe cometer un extremismo ante la realidad, lo que llaman un milagro y dicho milagro no debe ser repetible (usando el método científico) o aceptado por la ciencia, porque si no entonces ya no seria milagro. Por ejemplo dar una medicina y que esa medicina cure como se supone que debe no es un milagro. Por ultimo los santos no necesitan ni profesan el equilibrio del alma, sino que se basan en un concepto relativo de bondad que a la final esta ligado a la devoción y entrega a un sistema que muchas veces es marcadamente intelectualista y hay que decirlo.

    Lo
s equilibrantes, no se miden por su devoción ciega a un sistema, sino por su paso hacia su equilibrio alma relativo a su persona y no se basa en milagros sino al contrario, en construir lo natural, en hacer la realidad y no quebrarla, porque la realidad es la suma de todos los aspectos del universo relativo en como existe y como se percibe. Los equilibrantes no están basados en la bondad o la maldad, cosa que son muy relativas a veces, ni se miden por su devoción y entrega del alma, porque un equilibrante no entrega su alma a ningún sistema y al contrario asume su alma y busca su integridad. Los santos son ejemplos de lo divino, de lo que esta mas allá del ser humano común, de supuestos seres superiores a la humanidad, en cambio los equilibrantes son hasta la medula de los huesos humanos, creados a imagen y semejanza de su propia alma integral, de su propio camino al equilibrio de su alma y por ende de Dios, porque Dios para un equilibrante es el camino hacia la integridad del alma, no la devoción a algún sistema intelectual o la bondad.

    Usted nunca vera a un equilibrante, de alma integra que cree en el equilibrio del alma diciendo que Dios es de su propiedad y que aquel que no crea en sus ideologías no solo estará condenado a no poder lograr equilibrio sino que además será castigado su alma y lanzada al infierno. Eso simplemente no ocurre porque los equilibrantes saben que el equilibrio del alma se da en un plano superior al intelectual, se da en la unión de los tres factores del alma, del espíritu, de la materia y del intelecto. Por eso solo con ideología no se llega a la integridad del alma y puede haber y de hecho lo hay, equilibrantes inconcientes porque no equilibran despiertos sino que lo hacen en forma natural, como un instinto que tiene todo ser vivo, ese instinto de equilibrio alma es el que motiva y enciende a la conciencia y la conciencia es la percepción del equilibrio alma. Toda unidad biológica exitosa tiene un equilibrio natural sin estos tener que darse cuenta de ello.

    Por eso es que decir que solo las religiones pueden producir equilibrio alma y que todos los que no estén en ella serán lanzados al infierno es lo mismo que decir que todos los focos de luz pertenecen a un solo grupo de personas y que todo el que este en la oscuridad esta sufriendo horriblemente... lo cual es evidentemente una visión profundamente extremista. Dios no es propiedad de nadie, las almas son la integridad de todos los seres, su esencia y el equilibrio es para todos por igual sin importar la religión o incluso sin importar el orden de la ideología que siga dicha persona. Por ejemplo pueden haber y de hecho los hay poderosos equilibrantes dormidos, el cual en sus cuerpos hay integridad del alma y es fuerte, solo que ellos concientemente no se han dado cuenta, pero biológicamente, en el mundo de las células su cuerpo ya existe el triple equilibrio. Por eso es que la religión, que es al fin y al cabo una ideología, un sistema ideológico, no necesariamente tiene que llevar al triple equilibrio, pueden haber equilibrantes fuera de ese sistema y de hecho hay un equilibrante en todo ser humano, lo que varia es la intensidad interna y la percepción externa de ello.

    Algunos pensaran que los equilibrantes son ateos, y yo digo que es lo absolutamente opuesto a eso. La fe es el deseo de convivir, la ideología puede ser o alma desequilibrante, alma neutralizante o alma equilibrante. Una ideología puede ser hecha para ayudar a la gente a convivir y allí se fortalece la fe, pero el detalle es que esa ideología puede estar o no estar buscando el triple equilibrio y la integridad del alma y en la mayoría de los casos y en un mundo oscuro, no lo esta y eso hay que decirlo. Muchas religiones se aprovechan de el deseo de las personas para convivir, o sea la fe, para perseguir sus propias ambiciones y montar sistemas intelectualistas que hacen un daño al alma en lugar de integrarla y eso va mas allá que solo la religión, vera así como el extremismo puede invadir las religiones indiferentemente de las ideas en las mismas, así también la visión equilibrante puede existir indiferentemente de la religión, tantos los extremistas como los equilibrantes existen mas allá de los limites intelectuales de las religiones.

    Lo que si es cierto es que los extremistas no andan pidiendo permiso para llenar a las religiones de extremismos y quebrar el alma del ser humano, usando la religión como vehiculo para todo tipo de excesos e incluso usando a la religión para dañar y castigar a otros seres humanos, como si el equilibrio, o sea Dios, pertenece a unos si y a los otros no, cuando en realidad el equilibrio no pertenece a nadie, es el universo en todos sus aspectos y eso nunca pertenecerá a nadie. Claro, eso no es lo que un intelectualista va a decir por supuesto, ellos dirán que son embajadores de Dios, vaya usted a saber...

    Los ateos y los alma equilibrantes son como el día y la noche, los equilibrantes muchas veces buscan es fortalecer las religiones en lugar de buscar destruirlas y de hecho las mayores religiones tienen grandes profetas los cuales han sido equilibrantes y como ejemplo esta el hijo del alma en equilibrio que por siglos fue seguido por personas que repudiaban al intelectualismo y a la crueldad del sistema, fueron perseguidos como animales y torturados o asesinados en formas demoníacas y esos anti extremistas, esos anti intelectualistas veían en ese profeta la compasión, el perdón, que a la final son cualidades anti extremistas y en el fondo ellos eran anti extremistas en su esencia y equilibrantes del alma.

    Debo lamentar que están ampliamente vencidos, la voz equilibrante ha sido conquistada por los intelectualistas desde arriba y toda el movimiento anti intelectualista ha sido neutralizado y aun hoy no se ha bajado a ese profeta equilibrante de su cruel tortura, clavado aun sigue en el aparato intelectualista que lo puso allí usándolo a el como medio para seguir secuestrando almas y desequilibrarlas, eso es una situación muy triste. Pero menciono esto para que se vea que los equilibrantes muy lejos de ser anti religiosos son precursores de la fe y si creen en la convivencia, no como los ateos que atacan a las religiones, por ende a la fe que a la final termina es atacando a la convivencia y sin convivencia la violencia y el odio solo se salen fuera de control.

    Con solo intelecto no se arregla ese desastre, ni solo con dinero, ya que la convivencia es de triple aspecto, no una cosa material o netamente intelectual. Para sorpresa de muchos digo que muchas veces, en las mas altas jerarquías de las religiones, y en todo el sistema religioso hay poderosos ateos que creen que la fe es la manipulación del intelecto, que su función es llevar a la gente como borregos, para que no se hagan daño ellos mismos, en el camino del intelectualismo y que Dios es el camino al intelecto, o sea son ateos, intelectualistas y extremistas anti equilibrio y se les venera como salvadores del alma, embajadores de Dios... cuando para los equilibrantes esos no son mas que los anti equilibrio, los intelectualistas, los anti alma, los anti profetas, o para la época que escribo esto, los anti cristos, porque a la final lo que buscan en el desequilibrio del alma.

    Ahora hablemos del paraíso, un lugar donde van las almas obedientes, o bueno digamos, las almas que tuvieron fe en una idea, o algo así. El paraíso de los intelectualistas o de las oscuridad seria un lugar que para empezar no tendría estructuras, porque es un plano espiritual o algo así, luego todos seria muy buenos, pero las mujeres no tendrían derechos o serian propiedad de los hombres, o algo así. Lo que es cierto es que esos seres tendrían asombrosos poderes sobrehumanos, habrían ángeles y nubes o algo así y ese cielo se la pasaría peleándose con el infierno, porque enfrentar al mal es su gloria, o algo así.

    Todos serian muy inteligentes, y formarían una especie de gran computadora que rige los destinos humanos y cuyos periféricos son los intelectualistas en la tierra iluminados con la luz intelecto que les viene del cielo, o algo así. Allá nadie se enferma, nadie muere y nadie come de la manzana de Dios y quien se atreva a portarse mal lo tiran de cabeza al infierno, o algo así. En realidad debo confesar, yo no entiendo mucho de ese paraíso del cual hablan los intelectualistas, ni quiero imaginarme como seria un lugar full de almas intelectualistas, el solo pensarlo me incomoda, sobre todo porque seria una perdida de tiempo, porque un mundo sin conciencia no es un paraíso para los equilibrantes.

    Ahora veamos como seria un paraíso para los equilibrantes. Eso es muy sencillo, seria un mundo lleno de puro almas triple equilibrantes, todos muy normales, sin súper poderes ni nada de eso, todos siguiendo sus vidas y buscando la integridad de sus almas en un mundo con control natal donde a ningún miembro le falte nada de lo esencial y que llevan sus vidas con la conciencia activa en algún otro planeta dentro del enorme universo. Simplemente seria un mundo mas evolucionado y eso es todo, nada de súper poderes, de obediencia ciega y fanática o regias reglas y servidumbre a la fe, sino sencillamente un mundo triple equilibrante y si existiría la muerte aunque quizás ya no por edad o por enfermedad. Y si esos seres quieren imaginarse un infierno, lo que tienen que hacer es simplemente imaginarse que existe un mundo algo así como, o mejor dicho, exactamente como el nuestro en estos momentos... tan fácil es.

    Ahora me pregunto yo, que será mas paraíso, un mundo donde la felicidad este en ser esclavos de una ideología religiosa y con castigos absolutamente grotescos o un mundo de almas equilibrantes muy evolucionadas donde todos tengan la libertad para seguir sus caminos del alma y donde Dios no sea de nadie, sino parte de todos porque Dios es una forma de llamar a la búsqueda del equilibrio del alma. A mi que no me pongan a escoger, porque ya saben mi respuesta. Yo no quiero ser parte de algún sistema que administre al infierno, yo quiero tener mi alma.

    Se comprende entonces que el asunto entre los intelectualistas y demás extremistas y los equilibrantes es algo que va mas allá de la religión, y no solo la religión, sino que va mas allá de las épocas e incluso de ese mundo, porque si en otra parte del universo hay vida inteligente pueden haber extremistas y equilibrantes, es algo que es parte del universo, que trasciende al mundo, es como la luz y la oscuridad y claro que nada ni nadie puede ser dueño de la luz o la oscuridad ni siguiera se pueden sentir representantes de ella, la única diferencia esta en que los equilibrantes siguen el camino del triple equilibrio y otros no lo hacen y eso es suficiente para abrir otra dimensión ideológica.

    En la estrella del alma, los seis extremos básicos son espíritu, espíritu-material, material, material intelectual, intelecto e intelecto-espiritual. El punto siete es el portal de equilibrio que esta en el medio de los seis extremos básicos, dicho portal abre la dimensión equilibrante, que va desde el punto ocho hasta el trece y los cuales son el espíritu equilibrante, espíritu-material equilibrante, material equilibrante, material-intelectual equilibrante, intelectual equilibrante e intelectual-espiritual equilibrante. Los equilibrantes buscan meter las cosas en su dimensión (del 8 al 13) mientras que los de extremo se desarrollan en la dimensión de extremo (del 1 al 6). Son dos dimensiones distintas, la dimensión equilibrante es totalmente independiente y existe en su propia dimensión hasta que llega al punto catorce, que es el inicio de otra dimensión de extremo y la cual tiene su punto siete que abre otra vez la equilibrante y así sucesivamente. De esa forma el punto siete de cualquiera de las dos dimensiones es un portal a la dimensión opuesta.

    Para concluir debo hacer notar que los santos de la dimensión del extremo, ámbitos del 1 al 6 no son ni nada tienen que ver con la dimensión equilibrante (del 8 al 13) y viceversa. En este mundo en los actuales momentos lo que hay es un gran vació y una gran oscuridad de alma, los equilibrantes lo que deben hacer es abrir su dimensión en lugar de ponerse a fortalecer o participar en la oscuridad y como en el ejemplo del naufrago que con una pala quiere sacar de la montaña de su isla para ganar terreno al mar, el equilibrante debe abrir su dimensión ajustado únicamente a sus necesidades inmediatas y comprobables ya que la dimensión equilibrante no se abre por caprichos, sino por necesidades demostrables, de otra forma seria tirar la arena en los abismos del mar y desperdiciar los recursos y la energía en medio de un gran vació. Los equilibrantes de alma deben literalmente abrirse un nuevo mundo en todos los aspectos.

Abajo hay una imagen de la estrella alma. El plano o dimensión extrema es del 1 al 6, el 7 es el punto portal, el 8 al 13 la dimensión equilibrante, el 14 es otro portal que lleva de nuevo a la dimensión extrema la cual abre portal en el punto 7 y así sucesivamente.

    Eso tiene algo de coincidencia, y repito solo es coincidencia, que para cuando escribí esto el extremo completo pasado, presente y futuro, o sea 6, 6, 6 sea considerado numero de la bestia, que el 7 sea numero de apertura o de buena suerte y que el 13 de mala suerte. Los intelectualistas no comenzarían a contar desde el plano relacional sino desde el intelectual, pero es es indiferente en el momento de destacar las diferencias entre los planos. Comencé por el plano espiritual porque el equilibrio nace de lo biológico, de la vida y las relaciones de las células, que consumen la materia para alimentarse y alimentadas desarrollan la capacidad intelectual (capacidad para organizar ideas).