Santísima Trinidad.

La santísima trinidad esta compuesta por tres entidades:

1) El Padre. La conciencia del Universo. Ese es el Cosmos todo el, el Espacio Sideral donde vemos las estrellas.

2) El Hijo. la conciencia local. Esa es nuestra realidad mundana.

3) El Espíritu Santo. Eso es el espíritu consiente. También la ideología de integridad de alma.

La Santísima Trinidad consiste de unir al espacio sideral y a nuestro espacio vital bajo una sola ideología o también podemos decir que es unir a toda la conciencia cósmica con la conciencia local por medio de una ideología de conciencia.

Un ejemplo:

En el antiguo hermetismo ese seria el principio de la correspondencia: Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba.

También se puede decir que es:

La conciencia grande que es padre, la conciencia mas pequeña hija de la conciencia grande y el espíritu consiente que lo une.

La conciencia no tiene tiempo ni tiene espacio.

Por supuesto que si eso se trata de entender bajo la óptica puramente intelectual sin darle ningún valor a la conciencia, se puede pasar una eternidad y nunca comprenderlo ya que ese principio usa conciencia y la conciencia no tiene espacio ni tamaño.

Les daré un ejemplo:
Estaba caminando por una playa pensando en esto. Y entonces se encontró un niñito jugando en esa playa. Ustedes saben cómo les gusta a los niños jugar en la playa ¿no? ¿Y qué hacía el niñito? Corría del mar a la arena, echando poquitos de agua en un huequito que había abierto en la arena.

San Agustín se distrae de su pensamiento sobre la Santísima Trinidad y se pone a hablar con el niñito, que era muy lindo. Y le pregunta: Oye, ¿qué estás tratando de hacer con esos poquitos de agua del mar? Y ¿qué se imaginan que le dice el niño? Estoy tratando de meter todo el mar en este hoyito.

San Agustín se ríe y le trata de explicar al niño que eso no es posible. Y el Niño le responde: Agustín eso que trato de hacer es más posible que lo que tú estás tratando de hacer, que es meter el Misterio de la Santísima Trinidad en tu cabeza.

La conciencia no tiene tamaño, por ende en términos de conciencia es lo mismo todo el mar a un pequeño hueco porque no tiene tamaño, así de simple. Claro el niño cuando se da cuenta de que San Agustín cometió el error de invocar a los tamaños enseguida se daría cuenta que no es capaz de entender a la Santísima Trinidad que en fin y al cabo es la unión de toda la conciencia.

La conciencia es el equilibrio entre lo Espiritual (Relativo), lo Material (Limite) y lo Intelectual (Común). Por ende como es equilibrio no se puede entender únicamente con Intelecto porque de ser así ya no seria equilibrio. Es así de simple. Por eso no se puede meter solo en la cabeza Intelectual nada mas.

La razón por lo cual era un misterio es muy sencilla. Lo explicare de una forma mas didáctica.

Imagínese que tiene tres pinturas de los tres colores primarios, una es amarilla, una es azul y la otra es roja. Para crear color blanco hay que mezclar los tres en iguales proporciones. Por supuesto que si usted tiene únicamente pintura amarilla, por mas que pase una eternidad pintando de mil formas no hará blanco, porque tiene un solo color.

De la misma forma no se puede unir a la macro conciencia con la micro conciencia usando solo Intelecto, para unir a la macro conciencia (padre) con la micro conciencia (hijo) se necesita conciencia (el espíritu santo).

Ese ha sido un error clásico de los Intelectualistas, el tratar de explicar a la Santísima Trinidad solo desde el punto de vista del Intelecto nada mas, como quien quiere crear blanco solo con pintura amarilla.

El Gran Cosmos Universal unido a la Realidad Humana bajo el espíritu de la conciencia.

Así es mas sencillo de entender.