Salvar al alma.

    Este punto, en el mundo actual me parece que o no lo entiendo o lo entiendo demasiado. No lo entiendo porque nadie lo sabe explicar en un solo lugar de manera explicita y lo entiendo demasiado cuando el extremismo es muy alto. Sea como sea muchas personas hablan de salvar al alma, pero salvar el alma sin decir de que es lo que están salvando al alma. Se pensaría que seria salvar al alma de el infierno, pero para los triple equilibrantes un infierno es simplemente un mundo sin conciencia de integridad del alma, o mejor dicho, este mundo ya es el infierno así que ni modo que el mundo se salve de lo que ya es y siempre ha sido. El infierno es la suma máxima de los extremismos peligrosos y eso es muy factible en este mundo así que para no salvarse bastaría simplemente renacer en este mundo y ya, eso es suficiente.

    Las religiones hablan de salvar al alma y muchas lo han hecho porque muchas veces las religiones si han logrado acercar al individuo al triple equilibrio de su alma y eso no se puede negar así como tampoco se puede negar que las religiones a veces son muy constructivas para sus miembros y dejan buenos aportes al equilibrio del alma así como también, lamentablemente han sido infiltradas por el extremismo. Muchas religiones han tratado de adaptarse para cumplir esa meta y se nota que han hecho un esfuerzo real, como por ejemplo algunas partes de la ideología que hay contenido en Krishna, pero otras ideas a veces crean mas extremistas que los que logran salvar, precisamente, del extremismo. Eso pasa sobre todo con las religiones viejas, que se transforman en reciclajes de si misma y los antiguos profetas sabían que eso pasaría y por eso casi todas las religiones abren un espacio para una hipotética renovación, para muchas religiones viene como consecuencia del fin del mundo y el inicio de otro mundo.

    Lo que si es seguro es que salvar al alma es algo totalmente diferente para los equilibrantes, ya que salvar al alma es lograr su integridad en todos sus aspectos mientras que en las religiones es algo totalmente distinto. Por ejemplo el cielo para los equilibrantes es un mundo de triple equilibrantes, de almas de máxima evolución que viven la integridad de su existencia y que nada tiene que ver con maldad o bondad, es solo otra dimensión de existencia pero para la religión el cielo ni siquiera esta descrito y nadie sabe ni quiere saber como es porque tendría que carecer de el equilibrio que tiende a suceder en nuestro propio mundo. Quizás una de las mas altas metas de un alma equilibrante sea encarnar en una estrella del firmamento, algo real, existente y visible así como lo es un mundo donde no hay triple equilibrio y la muerte, el hambre, la desesperación y el odio rondan libres en las alas del extremismo, lo cual es un infierno. Allí están los extremos que tanto nombran las religiones pero en ojos de los equilibrantes. El infierno un mundo sin equilibrio y el paraíso un mundo de triple equilibrantes y así fácil queda resuelto ese asunto.

    Salvar el alma para los equilibrantes no es una cosa de el destino al cual va el alma luego de morir, sino de salvar al alma de las consecuencias del extremismo que parte al alma y la daña haciéndola regresar a niveles de menor evolución. Salvar al alma para los equilibrantes es buscar su integridad en todos los aspectos del alma, cosa que evidentemente no es así para las religiones que no ven al alma como algo universal de todo el universo sino como algo que es una verdad que es propiedad de ellos. Claro que a veces las religiones si logran acercar al ser humano hacia su triple equilibrio de manera accidental y por eso se confunden y creen que tienen la verdad de Dios de todos en sus manos, solo porque han logrado metas de triple equilibrio pero al mismo tiempo se tienen que estar dando cuenta de que también el extremismo se apodera de las religiones, como demonios para dañar y hacer sufrir a la humanidad, siendo que esas religiones forman y crean la misma cosa contra la cual se supone que deberían estar luchando para salvar a las almas.

    Algunas de las cosas que evitan la evolución es el crecimiento desmedido de la población, el hambre, la miseria, las enfermedades, etc. En todo caso se salva al ser humano de ser victimas del extremismo inhumano mientras muchas veces esos mismos templos crean al extremismo que atacara a otros, por eso es razonable pensar que la única forma en que este mundo sea salvado es que todos lo sean y no validando la exclusión y la falta de responsabilidad social como un fenómeno normal en un mundo que se supone debería ser el paraíso, por eso yo no estoy acuerdo con eso de la tierra prometida, porque un mundo sin extremismos a los niveles escandalosos de hoy en día no es posible si se apoya y fortalece la exclusión, el desprecio y el odio basado en religión, que a su vez esta impulsado por intelecto extremista, los Intelectualistas.

    Eso de salvar al alma es simplemente evolucionarla, pero eso es muy difícil en un mundo donde el triple equilibrio no importa y donde el extremismo anda suelto a todo nivel como un rincón infernal del universo. Cada odio basado en religión, cada desprecio solo afecta y hace menos posible el mundo equilibrado y evolucionado del futuro y como la vida es el vehiculo hacia el futuro seria el mundo que promete la evolución, o el mundo prometedor. El extremismo aleja a ese mundo y sobre todo por buscar trozos de tierra o verdades temporales, lo único que se logra es retrasar la llegada de un mundo mejor y por eso muchos de los que mas luchan por salvar al alma de los demás de verdad lo único que están haciendo es exactamente lo contrario al crear odios religiosos y extremistas de todo tipo lo cual va destruyendo las mas elementales normas de convivencia hundiéndonos en el infernó.

    Como la religión ha sido dañada como medio para alcanzar el equilibrio del alma en una buena parte del mundo la fuerza contraria al extremismo, los equilibrantes pueden despertar en forma conciente sin importar que religión sigan y ayudar a evolucionar al ser humano para que lleguemos mas rápido al mundo triple equilibrante mientras que los extremistas estarán como siempre muy ocupados generando odio y deseos de muerte a la otra mitad de la humanidad. Ya eso es algo que trasciende la religión y en lugar de ser un encuentro entre religiosos que creen y otros que no es mas bien el encuentro entre los equilibrantes y los extremistas, unos luchando por una humanidad mas integra y evolucionada y otros luchando por fomentar y potenciar la exclusión y el odio lo cual al final del día se resume en los humanos luchando contra los inhumanos.

    Se puede apreciar que para los equilibrantes el salvar el alma es totalmente diferente de lo que es para otros grupos de ideologías y mientras mas grande sea la diferencia en conceptos mas espantosa es esa realidad. De alguna manera algunos quieren convertir al paraíso en algún tipo de institución que valida y protege a la exclusión y al desprecio mientras se potencia al extremismo, pero eso no seria mas que un mundo mas, igual que el nuestro... y dejaría de ser paraíso para llamarse guerra entre los ámbitos del alma... vaya usted a saber quien pone como meta a su alma el luchar eternamente con odio contra los demás porque supuestamente no son dignos de disfrutar del equilibrio de sus propias almas en libertad de conciencia individual y también colectiva.

    Mientras tanto los equilibrantes si tendrán un lugar a donde dirigirse, mas bien una meta a futuro, para llegar algún día y ayudar a que ese día llegue de que el mundo sea al menos un poco mas triple equilibrante de el infierno que yo he visto para el momento en que escribí esto, en un mundo de almas sin metas en una oscuridad sin limites mientras hablan de salvar sus almas con tantas cosas menos buscar la integridad del alma, pues eso como que no parece un buen plan para los equilibrantes, todos los cuales si tienen un concepto claro de que tipo se salvación del alma es necesario para un mundo menos infernal.