El juicio final.

    Para entender lo que es religión primero hay que entender lo que es la Fe. La fe es esa fuerza de búsqueda de equilibrio por parte de un alma y el deseo espiritual del mismo de ser parte de una organización superior para sobrevivir. Es algo que esta presente en todo momento en todas las criaturas de la creación, desde las mas diminutas formas de vida hasta los seres mas gigantescos incluyendo los árboles, todos tienen fe biológica, o fe pura.

    El siguiente paso es darle un nombre a esta fe, o mas bien al camino al cual conduce la fe. Como la fe es la búsqueda de la felicidad del alma entera la fe lleva hacia la búsqueda de la integridad y felicidad del alma, donde la meta es llegar al alma de felicidad plena en todos los aspectos. A ese camino hacia el equilibrio del alma se le llama Dios. Por ende Dios es lo mismo que un nombre que se le da a la búsqueda del alma integra en felicidad plena, la búsqueda de uno mismo.

    La búsqueda de la integridad de alma es mas fuerte o al menos mas notorio cuando sucede algo que rompe el equilibrio del alma, dicha ruptura evidentemente causa un dolor y una búsqueda hacia el alma, cuando la victima se busca en si mismo para explicarse cosas y encontrar descanso al sufrimiento. En otras palabras, si el equilibrio se rompe, la fe se fortalece y se invoca a Dios, al alma feliz en equilibrio. Por eso se puede observar que la creencia es Dios es mas fuerte en las personas pobres, personas al cual se le ha muerto un ser querido o al cual le ha sucedido una calamidad. Claro esta que buscar el equilibrio del alma puede ocasionar que el cerebro se equilibre, así como el cuerpo y ese equilibrio logre curar a una persona si la dolencia tenia algo que ver con la fe biológica, que es como la magia que mantiene las millones de células de nuestros cuerpos unidos alrededor de nuestras almas.

    Parece sencillo, pero no lo es. La razón es que la fe biológica, la entropía del universo, el alma integral es también altamente susceptible a ser expuesta al extremismo. La fe se une al intelecto, se crean ríos de fe o cultos y allí corren grave peligro de ser expuestos a extremismo. Los Intelectualistas tienen como actividad favorita tratar de controlar a las personas en su fe, diciendo que Dios no es el equilibrio del alma sino mas bien el dominio de cierto intelecto y muchas veces proceden incluso a atacar y prohibir el equilibrio del alma porque solo ellos tienen la razón y la verdad les pertenece, cuando el equilibrio no tiene ni jamás tendrá dueño, pero las doctrinas si.

    Nacen religiones, o corrientes de fe biológica, y es allí cuando entra el factor deshumanizante, el factor de extremismos del alma, y las religiones caen en excesos típicos de el extremismo, entre los cuales están:

1) La exclusión. Típica conducta extremista presente una vez mas. Si usted es creyente en esa religión se le dice que ira al cielo, un lugar imposible de concebir según ellos y donde todos son buenos, sin mirar al detalle de que lo que es bueno para uno puede ser malo para otros. Los que no sean de ese culto pues, merecen sufrir según ellos y al morir se revolcaran en terrible dolor en el infierno en inimaginable dolor y sufrimiento y le añaden que es para toda la eternidad. Extremismo al extremo mas puro pues.

Para un equilibrante no hay misterios en el cielo o el infierno, porque es sencillo, si usted va a hacer un infierno, bastaría con poner allí a un montón de extremistas de todos los tipos que ignoren al equilibrio y estén en estado de locura. Un mundo de extremistas y eso es todo, un infierno sin necesidad de llamas, ni pailas, ni torturadores, los extremistas solitos se encargan de atormentar sus propias existencias.

Un cielo es sencillo, llenemos a un mundo de triple equilibrantes, de seres integrales en espíritu, cuerpo y mente. El equilibrio produce estabilidad y ante cualquier adversidad se adaptan y listo, allí tienen al cielo, sin necesidad de que todos sean buenos pero si equilibrantes o seres de alma integra.

Pero en muchas religiones no es así, primero que solo entran al cielo las almas que les pertenecen, aquellas almas que no les pertenecen deben sufrir inimaginable angustia y dolor. Vaya razonamiento tan profundamente extremista, gente que piensa así, como que merece ser lanzado a un mundo de pura gente como ellos.

2) El segundo punto es la no existencia de Dios. Los extremistas, sobre todo los Intelectualistas no quieren, se niegan a que Dios tenga un concepto, a que sea de todos y a que sea sencillo. Ellos buscan es ser propietarios de Dios, y les preguntas que es Dios y te dirán que no saben, ellos veneran al vació espiritual, y en alguna dirección deben ir, y esa es la dirección del extremismo. Como se le pide a un intelectualista religioso por ejemplo que confiese que en realidad Dios no le pertenece a nadie, que es Cosmos, que es el equilibrio del todo, del alma, y que ellos no son mas que uno mas de toda la humanidad. Jamás lo aceptarían y si lo hicieran ya no serian extremistas. Ellos lo que buscan es intelectualizar a la religión o fe biológica para controlar ideológicamente a las personas, sin importarles para nada el equilibrio del alma.

3) Falsos profetas. Un profeta autentico es aquel cuya acción produzca el equilibrio del alma de las personas. Un ejemplo esta en Cristo, al cual la verdad es que no importa si existió o no como persona, el hecho es que su nombre fue usado por mas de un milenio para exponer al extremismo salvaje que imperaba en el antiguo imperio. Cristo estaba en boca de los anti extremistas y fue la inspiración de aquella humanidad que estaba obstinada del extremismo. Como es anti extremismo, pues es equilibrante, y como es equilibrante entonces es un profeta autentico, ya que lleva al equilibrio del alma y por consiguiente a Dios.

En otras religiones los grandes profetas fueron equilibrantes, en el Islam por ejemplo su profeta se esforzaba por crear conciencia de que el ser humano era primero, que el equilibrio es importante e incluso para evitar extremismo mando a que su religión no tuviera objetos o imágenes. Pero al no tener mecanismos anti extremismos, lamentablemente los extremistas causaron graves daño a esa religión.

En el Judaísmo, la mas intelectualista de todas, Moisés era definitivamente un equilibrante. En esa época en la cúspide del conocimiento florecía el Hermetismo, algunos magos dibujaban la estrella del alma y le colocaban el centro que representa al equilibrio del alma. Moisés lo único que quería era el equilibrio humano para su pueblo y tuvo que luchar contra la ideología esclavizante y extremista que esclavizaba a aquel pueblo. El lo dijo, no han de venerar a los Corderos de Oro, o sea no han de controlar a las personas ideológicamente por dinero, como sin duda lo hacían los egipcios esclavizadores. Libero a su pueblo en nombre de lo que ahora llamamos derechos humanos. Lamentablemente, el extremismo creció de manera descontrolada, porque el Judaísmo no tiene muchos mecanismos de protección anti extremista, sobre todo contra los intelectualistas inhumanos. De hecho, el Cristianismo nació como una respuesta contra la represión extremista presente en las religiones de la época y la falta de compasión, fue allí donde levantaron la bandera de Cristo en nombre de la compasión humana.

El juicio final.

En el juicio final del alma la justicia es la percepción del triple equilibrio. El juicio es sobre la integridad del alma en todos sus aspectos.

Las religiones no son malas, pueden llevar al equilibrio del alma, pero a veces el extremismo se apodera de ellas y suceden cosas horrorosas dignas de demonios sedientos de sangre, por ejemplo como el quemar a personas vivas en una estaca o cualquier otro acto asquerosamente inhumano. Eso se da mucho porque las religiones de ahora no tienen ideologías triple equilibrantes o integradoras del alma, dando paso libre para que el Diablo corra libre cada vez que quiere. La fe fue usada por ejemplo por grupos intelectualistas para alcanzar el poder, por materialistas para alcanzar fortuna y por espiritualistas para alcanzar la gloria, y en la mayoría de los casos poco o nada les importo el equilibrio de las personas, sino que trataron a las personas como borregos, donde ellos son los pastores porque saben mas, son mas inteligentes, según ellos.

Como juzgarlos es sencillo, veamos algunas consideraciones:

1) Aquellos que dicen ser el camino a Dios y embajadores del mismo, serán los mas próximos al deseo Intelectualista y por ende los últimos en ser equilibrantes, serán los últimos en llegar al equilibrio del alma.

2) Aquellos que dicen que los que no creen en su fe irán al infierno a sufrir lo insufrible, será los primeros en llegar a un mundo de exclusión salvaje, digno de ellos y los que se comportan como ellos.

3) Aquellos que tratan a Dios como una propiedad, serán los que estén mas lejos de llegar a la compatibilidad humana.

4) Preste mucha atención al culto al intelecto de un religioso y compare ese apego al intelecto con los demás aspectos, sobre todo en la forma en que usa el intelecto para descalificar, insultar y atacar a otros. No solo se trata de ver el intelecto, sino de ver que tan equilibrante ese ese intelecto.

5) Aquellos que califican a las personas de Herejes, Paganos, y demás expresiones de exclusión, se merecen vivir en un mundo de exclusión y maltrato porque extremista en todo caso ira a un mundo. No se concibe un cielo lleno de exclusión, desprecio y maltrato.

6) Mientras mas digan que Dios esta con ellos, mas lejos están de el equilibrio de todos y creo que eso es demasiado obvio.

7) Hay que preguntarse si son equilibrantes del alma plena o no lo son por medio del juicio equilibrante humano.

8) Dios existe porque el camino al equilibrio del alma existe, pero muchos tienen una fe fanática en Dios y cuando se les hace la pregunta equilibrante fallan, muchos no veneran a Dios sino a la ausencia del mismo cuando no saben ni lo que es.

9) El juicio final no se puede hacer en colectivo y la sentencia es diferente para cada quien. Al morir el alma queda con el equilibrio que tuvo mientras vivió así que el juicio seria ver que tan humana fue el alma en todos los aspectos, por eso es el juicio del alma integra, juicio total o juicio final.

Por eso amigos, no se preocupen de si irán o no al infierno o al cielo, es mas, es mejor que ni vayan a ese cielo lleno de almas de rencor y exclusión. El alma humana que es integra buscaría mas bien ir a un mundo de equilibrio, de justicia, porque la justicia es el orden del equilibrio y de felicidad en todos los aspectos. Cuando este en ese mundo, vera que el cielo no estará nada lejos y el mundo de extremistas comienza a verse sospechosamente como un infierno y entonces, solo entonces, quizás despierte para darse cuenta que ha llegado al cielo triple equilibrante, un cielo muy distinto, es simplemente un mundo de equilibrantes.

Se ha dicho que los últimos serán los primeros, y eso es muy fácil de entender, aquellos que no digan ser propietarios de Dios, tener la gracia de Dios, ser embajadores de Dios, y cualquier otro acto de extremo abuso a la humildad serán los primeros que llegaran al alma equilibrante, claro porque son los que están mas lejos del equilibrio alma, es sencillo de verdad porque la verdad es nuestra esencia humana, la integridad del alma.

Claro que usted puede tener la religión que quiera, eso es natural, pero saben nunca esta de mas preguntarse que tan equilibrante es una religión en relación con el equilibrio del alma integra, lo cual no debe afectar su fe porque nada malo tiene revisar como una religión afecta a la integridad de su alma y que es lo que hace la misma para llevarle al equilibrio del alma. No creo que los lideres religiosos deben molestarse por eso, al menos que el equilibrio del alma exponga el extremismo y entonces reaccionaran como demonios y los podrá ver bajo una nueva luz.

Dios no es propiedad de nadie, es simplemente la búsqueda del equilibrio del alma y por eso, alma equilibrante, tus caminos están libres y el universo te conecta al infinito. Un alma equilibrante esta unido a su conciencia con un sentido de justicia y conserva su cualidad no importa donde nazca, ni siquiera en que mundo nazca, porque su alma es su esencia y la búsqueda de su equilibrio es su convicción. Los equilibrantes no son ateos, totalmente al contrario ellos reivindican al alma universal. Por eso tienen un concepto de Dios cuando los demás veneran es a la ausencia del mismo, porque no saben ni les interesa que es Dios ni que es el camino a la integridad del alma porque hay quienes enseñan es a venerar a un grupo y no al alma universal.