Entendiendo al fin del mundo.

    Es importante destacar que el ámbito del Intelecto agrupa a las ideas en filosofías, y eso es normal. Con muchas ideologías se crean sistemas ideológicos. Las organizaciones ideológicas lógicamente saben que el intelecto es parte de lo que hacen pero existen tres tipos básicos de filósofos. El primero es aquel que usa la filosofía pero no la cultiva, se conforman con usar lo que ya existe y se dejan llevar muchas veces por la inercia. El segundo tipo de filosofo es el que sabe del mundo intelectual y le hace culto al intelecto buscando las ideas que controlan, en principio, todos los males que pueda. El problema es que no tienen conciencia y es muy fácil que se entre en Intelectualismo. Ese es el sistema que ha imperado desde siempre. El tercero se puede decir que es nuevo en su aparición pero que es tan antiguo como la humanidad, ese es la ideología triple equilibrante, que dicta que el intelecto no es lo mas importante, sino el equilibrio y la integrad del alma en todos sus aspectos y he allí la diferencia básica entre los Intelectualistas y los Equilibrantes.

    La suma de los sistemas filosóficos es el mundo ideológico y no se debe subestimar la importancia del aspecto intelectual ya que hay que recordar que toda la tecnología es producto de la misma, es mas, es todo lo que nos diferencia de los animales. Pero así como puede ser constructivo, así también es destructivo, ya que como sabemos la tecnología también ha servido para matar, al crear armas y hasta bombas que destruyen ciudades completas. Es muy peligroso un mundo donde el intelecto valga mas que la esencia humana y ese es el mundo de los Intelectualistas con sus ideas intelectualistas también.

    Ese es precisamente el mundo que los equilibrantes no quieren, porque la ideología es usada por los equilibrantes para equilibrar al alma, no para fomentar o participar en el extremismo intelectual. Por eso los equilibrantes no pertenecen al mundo de ideas intelectualistas, al mundo como lo quisieran los extremistas y se entenderá que por eso los equilibrantes son el fin del mundo Intelectualista. No son el fin de los Intelectualistas, eso es imposible, pero si de todo un mundo donde tienen la hegemonía total de la falta de conciencia equilibrante. Por eso es que los equilibrantes son el fin del mundo Intelectualista y no es que el planeta se va a destruir, no, es el mundo ideológico el que cambiara y son las almas que verán el cambio. Casi todas las religiones sabían que el equilibrio es necesario y por eso razonaron que llegaría el momento de los equilibrantes, pero allí entraron los Intelectualistas a tratar de hacer esa llegada casi imposible, exigiendo poderes sobrehumanos, milagros de magnitudes cataclísmicas, etc, como para tratar de evitar la llegada de la ideología del hombre equilibrante, del alma integral en todo ser humano.

Del porque no era el momento de los equilibrantes.

    Los equilibrantes para existir en pureza necesitan que la expansión del ser humano termine, porque mientras existan abundantes recursos y espacio de sobra y sin fin los materialistas son muy fuertes, que unidos a los Intelectualistas hacen un equipo fuerte y casi invencible. Todo equilibrante que aparezca es despreciado, insultado porque supuestamente va en contra de la inteligencia de la humanidad y hasta muerto. Eso es porque son dos aspectos (el intelectual y el material) contra el aspecto del colectivo (espiritual). Pero esa ventaja no es eterna y es fácil ver el porque.

    La supremacía de los Intelecto-Materialistas termina cuando llegan al limite de su expansión, cuando llegan al limite de ellos mismos y eso se produce cuando el ser humano se da cuenta de que ya no puede seguir consumiendo todo a su paso porque esta dañando al planeta, porque esta creciendo mucho mas allá de lo que el planeta puede soportar y porque la contaminación y la falta de recursos los comienza a azotar, así como la escasez de comida. Es en esos tiempos de crisis donde ya no se puede expandir mas el mundo del cuando se dan cuenta de lo importante que es el aspecto espiritual, las relaciones humanas, para continuar existiendo y unido a eso se suman fuerzas como los ecologistas y las revoluciones contra el intelecto-materialismo que hacen que ya no tengan la supremacía y así se abren las puertas a los equilibrantes porque ya la marea no esta contra ellos. Por ende los equilibrantes no podían llegar por completo hasta que no se produjera primero la llegada del ser humano a sus limites, o sea hasta que no se produjera el comienzo de la madurez de la humanidad.

    Parte de esa madurez es entender que ya no podrán seguir reproduciéndose como quisieran, también es entender que lo que se consume contamina y destruye al ambiente, es entender que lo que nos mueve calienta al planeta, es darse cuenta que si se sigue destruyendo el sol nos mata con rayos ultravioleta y se secan las selvas matándonos de asfixia. Es el momento cuando ser responsable con la naturaleza, el plano de lo espiritual ya no es opcional, sino que es por la buenas, con humanos responsables o la naturaleza procede a destruirnos por las malas, por medio de hambre, guerras, enfermedades, terrorismo, etc. Ese limite no se debe tomar a la ligera, porque llegar a el cambiara a la humanidad, quiera o no el ser humano aceptarlo. Algunos pueden llamar a ese momento de reencuentro con la naturaleza y el aspecto espiritual el Apocalipsis, el fin del mundo Intelectualista, porque de verdad lo es, y es que ya no domina solo el intelecto-material sino que el aspecto espiritual se torna necesario, trazando las condiciones para la llegada de los equilibrantes.

    En palabras mas sencillas el mundo intelectualista no es posible después de alcanzar el limite del crecimiento humano porque toma cada vez mas importancia el aspecto espiritual y si este aspecto simplemente se ignora, pues la naturaleza procede a destruir al ser humano. Allí no hay nada de lindo, ni nada que sea opcional, el aspecto de la naturaleza viene con fuerza sin pedir permiso ni perdón, de la misma forma que los Materialistas consumen todo a su paso sin medir las consecuencias de lo que hacen. Por eso llega el momento de la madurez, cuando las consecuencias de todos los extremismos se comienzan a entender y cuando se busca en serio un equilibrio con la naturaleza y es ese mágico momento cuando se rompe el sello y llega la hora de los equilibrantes que no habían podido llegar antes porque el punto de madurez aun no había comenzado.

    Si bien el llegar a la madurez y vivir las consecuencias de ignorar al equilibrio marcan el inicio de la necesidad de un nuevo mundo no es hasta la llegada de los equilibrantes que se produce el fin del mundo Intelectualista. Y si alguno se pregunta que pasa a los que no les importa el equilibrio, a los que nada quieren tener que ver con el, a los que no quieren saber de equilibro bueno, lo que puedo decir es que la naturaleza y los limites de la humanidad serán factores bajo los cuales se tendrán que medir. Por ejemplo, antes ha podido haber un individuo que le encantaba quemar árboles, y antes la gente lo veía como gracioso, hasta necesario, pero ya no, de hecho quizás en un futuro no muy lejano al que queme un montón de árboles se lo llevan preso, y eso es solo un mínimo ejemplo de como cambia y madura el mundo cuando la humanidad comienza a entender sus limites y en esa madurez es la que se forma los equilibrantes que no habían podido llegar antes porque el "fin del mundo" (la llegada al limite de la humanidad) no se había producido.