Dios y el alma.

Resumen del concepto de Dios.

El concepto:

     Dios es la búsqueda y conciencia del equilibrio del alma.

Elaborando el concepto.

     Cuando al ser humano le falta convivencia, o no puede explicar algo por el ámbito de la ciencia o intelecto o cuando sufre un serio desequilibrio por ejemplo la muerte de un ser querido, este busca fuertemente su equilibrio interno y así se acerca al equilibrio de su alma, que es Dios. Por ende Dios es la búsqueda del equilibrio del alma.

     Todos los seres buscan en conjunto un equilibrio social, eso incluye las pequeñas células que nos integran y nosotros mismos como células de grupos de individuos que a su vez son billones de células. La búsqueda del equilibrio del alma propia y en grupo es algo natural de todo ser vivo y parte esencial de la evolución. Por eso es que los seres vivos en la antigüedad fueron evolucionando hasta llegar a formar seres mas avanzados, buscando adaptarse mejor a la naturaleza para sobrevivir.

     Los intelectualistas y los fanáticos tratan de ser propietarios de el principio del equilibrio del alma, tratan de ser dueños de Dios y no se dan cuenta de que van en dirección totalmente contraria al equilibrio del alma, en dirección contraria a la conciencia humana sobre todas las cosas y por ende son diabólicos, o lo que es lo mismo, desequilibrantes del alma.

     Cabe destacar que los equilibrantes son los únicos que tienen una descripción de Dios, los Intelectualistas, como ven en el intelecto la perfección del alma y no el equilibrio de todos los aspectos confunden a Dios con algún tipo de organización de intelectuales porque para ellos Dios es sencillamente producto de lo que llaman la gracia de Dios, el cual es simplemente el intelecto. Los Intelectualistas dicen tener el camino a Dios y ser embajadores del mismo, los equilibrantes saben que Dios, la búsqueda del equilibrio del alma jamás será propiedad de nadie y es cualidad y parte natural de todo ser vivo.

     Buscando el equilibrio del alma hace que a veces un ser pueda entrar en contacto con un ser de una evolución equilibrante mayor que la de el, de los tantos seres del alma y entes que existen en el universo porque Dios o la búsqueda del equilibrio alma sirve como un conducto que une a las almas equilibrantes y es allí donde Dios se une a lo sobre natural o lo que es lo mismo, el camino del equilibrio del alma se une en el universo con otras formas de conciencia, eso explica porque a Dios frecuentemente se le asocia con lo sobre natural.

     Todos los seres vivos creen en Dios, o lo que es lo mismo todos buscan su equilibrio de alma, solo que algunos se dan cuenta de ello cuando están en grupos sociales, otros lo llaman fe, otros lo canalizan en ideologías, eso depende del nivel de intelecto que este involucrado. Sin embargo hay quienes llevan eso al extremo y pretenden ser representantes de Dios, extreman el camino al equilibrio y terminan destruyendo, en nombre del equilibrio del alma de un grupo, a la humanidad de otros grupos convirtiéndose así en los llamados extremistas o anti equilibrantes y por ende pasando a ser demonios o diablos, lo cual es lo opuesto a Dios.

     La búsqueda del alma no necesariamente tiene que ser en un solo Dios, hay cultos que tienen una diversidad de Dioses los cuales cada cual cumple una función buscando el equilibrio del alma individual y en grupo. Se entiende que nuestras células también tienen fe en nuestros cuerpos, por eso la fe nace desde las células.

     Los equilibrantes entienden que cada ser tiene un punto de equilibrio alma distinto, por ende respeta a todos los seres y todos los credos que buscan el equilibrio del alma, siendo así el exacto opuesto a los que llaman ateos ya que comprenden que la búsqueda del equilibrio del alma no es absurdo sino una parte esencial de todo ser vivo consciente.

La fe.

El concepto:

   
La fe es el deseo de convivencia para evolucionar. Dios es la institución de ese deseo, en un colectivo y bajo común acuerdo con una ideología determinada. Dicha ideología puede ser o equilibrante (humano integral y bondad entre los seres humanos) o desequilibrante (humano desequilibrante o maléfica para la humanidad).

Elaborando el concepto.

    Si alguien tiene fe en algo es porque tiene la esperanza que ese algo le de un aporte a su equilibrio interno y a su integridad. La búsqueda de la convivencia para sobrevivir, la fe, es una cualidad natural de todo ser vivo, sobre todo en los seres compuestos de múltiples células las cuales todas trabajan en conjunto para un ser superior hecho por ellas mismas, como lo es el caso del cuerpo humano. Por eso la fe nace en las células que nos integran y la fe tiene su origen en la fe biológica. De la misma forma todos los seres vivos multicelulares del mundo tienen fe y los mas avanzados tienen una idea centrada del camino que conduce al equilibrio del alma tanto individual como en grupo y por ende convierten a la fe en un credo y crean un concepto de Dios.

     El deseo de conseguir equilibrio del alma como individuos y la búsqueda de convivencia se solidifica para convertirse en un credo y nace un concepto de los principios de un Dios común, por ende Dios nace de la fe, es como una institución colectiva de la fe. La fe es indispensable para los seres vivos porque es la cualidad de la convivencia para poder adaptarse y evolucionar en grupo.

     Los seres humanos nacen con la fe porque esta nace en sus células y como es un ser altamente evolucionado su fuerza de convivencia entre las células lo hacen seres de una avanzada fe celular o biológica. Cuando esa fe se canaliza en un grupo de seres humanos, bajo una doctrina y un colectivo social se define las pautas comunes para el Dios común, que es simplemente la canalización de la fe en un grupo social. Esa fe canalizada puede ser para lograr el equilibrio del alma dentro del grupo o para afectar y destruir el equilibrio del alma de los demás, y he allí la diferencia entre un Dios equilibrante y un Demonio desequilibrante, o bien la conformación de un grupo equilibrante humano o un grupo de extremismo de fe.

     La diferencia entre la convivencia política y la religiosa esta en que una es natural intelectual y la otra se basa en cosas mas allá de lo intelectual. Frecuentemente la separación de lo sobre natural varia, y así la religión participa en política y la política en la religión.

Ilustrando el concepto con imágenes.

     Un individuo. Puede ser una célula, un microorganismo o un ser multicelular, como por ejemplo un ser humano.

     La adversidad. Es aquello que hace difícil la felicidad plena del individuo e incluso su propia supervivencia.

     La peligrosidad. Es la percepción del peligro que tiene un individuo por sentirse solo frente a la adversidad. Mientras mas alta sea su percepción de la peligrosidad mas es su deseo de fe. Los Intelectualistas a veces aumentan la percepción de peligrosidad de manera artificial a punta de mentiras y manipulación. Lo hacen para que la gente canalice mas fe en ellos. La diferencia entre adversidad y peligrosidad es que la adversidad es el peligro real y la peligrosidad es el peligro imaginado.

     La fe. Los individuos sienten el deseo de convivir para sentirse mas seguros frente a la peligrosidad y a la adversidad. Unidos así evolucionan y su peligrosidad se reduce. Una vez exista el deseo de convivir (fe) se puede intentar lograr una convivencia.

     La convivencia. Los individuos han logrado unirse y trabajar en equipo para enfrentarse a la peligrosidad y a la adversidad. Cuando la unión es fuerte incluso en lo material se dice que evolucionan para ser un ser mas avanzado. En el caso de microorganismos evolucionan para ser un organismo de mayor complejidad.

     Dios. Los individuos o grupos de individuos desean lograr un equilibrio entre ellos en relación con la percepción de lo espiritual, de lo material y de lo intelectual. Es un equilibrio integral de las almas. Ellos crean un camino hacia el equilibrio interno de la convivencia, un camino equilibrante y eso es Dios. Puede ser un solo camino o muchos dioses y es sobrenatural sencillamente porque va mas allá de lo intelectual, por ser triple equilibrante. Es el camino de la integración plena de las almas en todos sus aspectos.

     Religión. Alrededor de el deseo de lograr el equilibrio integral de un grupo de individuos con fe se arma una estructura de procedimientos y leyes que van a regir las normas de la búsqueda del equilibrio del alma del grupo. A ese conjunto de normas se le llama religión. Por supuesto que en el centro de la religión esta el deseo de pura fe de convivir en equilibrio de alma y allí es donde esta el equilibrio llamado por algunos como Dios, o conjunto de Dioses.

     Con esto hemos mostrado como desde un individuo nace el deseo de convivencia (la fe), se logra la convivencia, se busca el equilibrio del alma de todos (Dios) y se logra la creación de una religión.

Diferencia entre la Religión y la Política, la Filosofía o la Ciencia.

     La política es el uso del intelecto para organizar a la sociedad (Intelectual - Espiritual), la ciencia es un método para demostrar que los conceptos intelectuales se pueden demostrar y repetir, usando para ello el método científico. La filosofía es la organización de las ideas.

     La religión trata de integrar todos los aspectos del alma en un credo que une a los individuos en espíritu, materia e intelecto y por ende es mucho mas complejo y no puede ser explicado utilizando solo el aspecto intelectual, por eso es que muchos intelectualistas desprecian a las religiones como si se trataran de espantosos errores humanos nacidos por caprichos y la ignorancia. Fíjese la enorme diferencia entre el concepto de religión de un equilibrante, que es la búsqueda de una convivencia integral de las almas y la descripción de la religión por un Intelectualista, que es la instauración de un mecanismo intelectual para manipular la fe de las personas como esclavos del intelecto dominante.

     Los Intelectualistas tratan de convencer a los demás de que Dios les pertenece, que ellos son embajadores o representantes de Dios, a veces hasta profetas y que la verdad de Dios esta con ellos. Los equilibrantes saben que la convivencia jamás será de ningún grupo porque la convivencia es algo natural del universo propio de todos los seres vivos. Seria como decir que la actividad de correr o comer le pertenece a alguien, eso es absurdo claro, ante los ojos del equilibrante, porque todos comemos o morimos.

     El problema sucede cuando en nombre de la convivencia y el deseo de la convivencia se procede a llegar a extremismos antihumanos y por ende demoníacos y es allí que las diferencias entre los Intelectualistas y los equilibrantes van mas allá de simples ideas, porque los extremistas son antihumanos y enfermos en su fanatismo pueden llegar a destruir la convivencia humana e incluso a grupos enteros de seres humanos.

Atacar a una religión.

    
Veamos que es lo que puede suceder si se ataca a una religión. Primeramente hay que destacar que un Intelectualista no tienen concepto de equilibrio del alma porque su visión es la supremacía del sector intelectual, del aspecto intelectual sobre toda la creación, mientras que el equilibrante busca el equilibrio de todos los aspectos. Por lo tanto para un Intelectualista una religión es un absurdo del Intelecto, algo que carece de sentido lógico y por ende lo considera como una manipulación a las personas en la que puede participar o simplemente atacar. Pero veamos que es lo sucede si se ataca a una religión.

     Al atacar el conjunto de normas de convivencia para un grupo que busca normas para todos sus aspectos de la vida se ataca también el deseo de lograr el equilibrio social, causando fuertes fisuras en la unión de los individuos y la sociedad se fractura en pedazos pero eso no termina allí. Al fracturarse las normas de convivencia de los grupos también se ve afectada el deseo de convivencia del individuo como tal y así la fe individual del individuo también sufre consecuencias. Si el golpe a la fe individual al individuo es lo suficientemente fuerte la fe Biológica del individuo se vera afectada en especial en la parte del cerebro, siendo frecuente unas fuertes depresiones y falta de autoestima o una total perdida de fe a la vida misma.

     Las consecuencias son, suicidio, drogas, homicidio, genocidios, sufrimiento, fanatismo asesino, suicidio colectivo, asesinatos en serie de gente inocente, un dolor hacia la propia vida y eventualmente un odio hacia todo ser vivo incluyendo a la victima. La destrucción de una religión puede llevar a la destrucción de la fe biológica y por ende de grupos enteros de seres humanos. Y mientras pasa eso los Intelectualistas en forma demencial no se dan cuenta del daño que le hacen a los mecanismos humano equilibrantes porque simplemente no lo ven y creen que todo es absurdo porque no todo es intelecto y así es como proceden con su extremismo intelectual a destruir a la humanidad al afectar sus mecanismos humano equilibrantes, a los mecanismos que contemplan el triple equilibrio humano.

     Los Intelectualistas, en nombre del disfrute del intelecto son capaces de gozar rompiendo el equilibrio humano, que no es intelectual en nombre del Intelectualismo y así llevando a la humanidad hacia su propia destrucción en nombre del intelecto que ellos veneran. Se convierten en antihumanos o lo que es lo mismo, en demonios, que con su intelecto manipulan a los extremistas espirituales y a sus tropas para que hagan la destrucción física mientras ellos se lavan las manos escondidos en su aparato Intelectualista mientras tienen de rehenes a todos aquellos que de buena fe creen en ellos sin saber que no creen para nada en el equilibrio humano y por ende son antihumanos.

Para los Intelectualistas Dios no existe, es un error del intelecto, un virus y por ende la convivencia equilibrante humana en todos sus aspectos donde el Intelecto no predomine no es posible. El peligro es cuando deciden que el error debe ser erradicado a la fuerza, lo cual siempre lleva al sufrimiento del genero humano. Son demonios, y consideran a las religiones como un engaño o como máximo un aparato ideal para manipular a las personas para que cumplan con sus propios intereses, como esclavos de un grupo intelectual, como corderos de un pastor que hace oro con ellos, como un instrumento para la esclavitud intelectual, algo que muchos profetas rechazaban.

Grandes profetas y el equilibrio humano.

    
Al contrario de lo que se puede creer, de que los profetas de la antigüedad eran fanáticos intelectualistas, muchos de los grandes profetas fueron humano-integrales. Se ven profetas del equilibrio muertos de cruel manera por simplemente resistirse a la manipulación extremista de la religión. Otros trajeron el humanismo en épocas de la barbarie. Otros liberaron a pueblos de la esclavitud a todo nivel e incluso castigaron a su propio pueblo por haber incurrido en el extremismo religioso. Sin embargo ni ellos con su obra humano-equilibrante se han salvado se ser utilizados por los Intelectualistas para cometer, en nombre de ellos, enormes masacres de gran crueldad por causa del mismo extremismo contra el cual los profetas lucharon. Por eso que no basta simplemente con ser humanista para ser un equilibrante y poder descubrir a los Intelectualistas en toda su maldad, maldad que nace de su veneración al intelecto y el desprecio al equilibrio humano en todos sus aspectos.