El individualismo.

El individualismo es un síntoma de la ausencia de el aspecto espiritual de una persona. Espíritu en el triple equilibrio es comunión entre seres vivos y la energía de la vida. La falta de el aspecto espiritual, incluyendo lo social es peligrosa cuando se hace extrema, al igual sucede ante la ausencia de cualquiera de los aspectos fundamentales del ser humano.

El individualismo frecuentemente se torna fuerte alrededor de los Intelectualistas y los Materialistas. El factor espiritual también puede ser excesivo y causar desequilibrio, en ese caso se trata de colectivismo (palabra que relativamente invente a mi conveniencia). Aquí trataremos sobre la miseria de lo espiritual, sobre el individualismo como un síntoma de deficiencia espiritual. Hay que destacar que el individualismo y el colectivismo se separan como dos cosas separadas es por medio de la percepción del intelecto y de esa forma el intelectualismo busca crear extremos que carecen de alguna cualidad que permita el equilibrio, por ejemplo separan a la gente por categorías, y quieren hacer que unos sean obligatoriamente o individualistas o colectivistas, cuando en equilibrio un ser es ambas cosas.

Posibles causas del individualismo.

El culto al intelecto. El intelectualismo es una de las causas de una deficiencia espiritual ya que el individuo hace un esfuerzo por estudiar, por perfeccionarse, pudiendo llegar hasta creerse verdaderamente superior a los demás, o que tiene mas derechos que los demás para tener éxito y así nace la percepción de que el intelectual es el ser supremo y al conocimiento hay que venerarlo. Todo esto lleva al extremismo intelectual lo cual no es mas que intelecto inhumano, porque ven la perfección no en el equilibrio del ser humano, sino en la supremacía del intelecto y por ende atentan contra el equilibrio humano para ellos adquirir intelecto inhumano.

Los lugares donde el intelectualismo se hace presente con frecuencia son por ende los templos del intelecto, las universidades y los centros académicos. Si estos no tienen ideología equilibrante un potencial desastre pudiese ocurrir y todo el sistema se funde, se torna inhumano y demencial y comienza a destruir el equilibrio propio del sur humano porque a su juicio es imperfecto, porque perfectos son para ellos solo los intelectuales. Otra de las cosas comunes en ellos es sus ansias de separar los aspectos del ser humano en pedazos, casi que prohibiendo un ser equilibrado y dándole a cada quien un guión, un programa para que siga, como si fuesen maquinas.

Ejemplo limitado: Hoy en día uno de los tonos de la gama perteneciente al Capitalismo es sencillamente el individualismo, y el Socialismo tiene también un tono dentro de su descripción que es el colectivismo. Esto visto claro usando prismas filosóficos. Allí ya hay dos mitades artificiales, el individualismo y el colectivismo, los intelectualistas casi que obligan a cada quien a tomar uno de los dos caminos. Otro forma de picar al ser humano es obligándolo a tomar parte en pertenecer y proteger al sistema intelectual impuesto (Conservador) o a ir mas allá de el y tener libertad para crear (Liberales). Ya he nombrado 4 pedazos en que los intelectualistas quieren picar a las personas. A uno como equilibrante solo puede darle risa esa locura, porque un equilibrante es individualista y colectivista, conservador y liberal, todo al mismo tiempo, dependiendo del espacio relativo, y eso vuelve loco a los intelectualistas que están tratando constantemente de picar los aspectos humanos en pedazos.

El culto al trabajo. En el caso del trabajo los que mas han trabajado se creen tener derechos superiores a los que no han trabajado tanto o no se les valora el trabajo, de nuevo es indispensable creerse superior a los demás por haber hecho ese trabajo y denigrar o despreciar a los demás y también, nuevamente, se creen que los que no han trabajado como ellos no merecen tener éxito. Esto hace que se cree caldo de cultivo fresco para el individualismo, sobre todo cuando se le agrega materialismo. Esta área es altamente penetrada por intelectualistas.

La fortuna. Esta es una de las mas fáciles de detectar. Se trata de la pretensión de creer que los que tienen mas son mejores, es el campo del materialismo. De nuevo hay desprecio, de nuevo hay una creencia de superioridad tan fuerte que la falta de consideración esta gente la transforma en acusaciones de envidia. Esta área es altamente penetrada por intelectualistas.

En resumen, es fácil darse cuenta de quienes sufren de individualismo viendo la estrella de vida y todos los aspectos que excluyen al aspecto espiritual, por supuesto serán esos aspectos del ámbito material e intelectual.

El colectivismo.

El colectivismo o la búsqueda del aspecto espiritual-social o comunión, sea entre los vivos o mas allá de ellos también tiene un aspecto dominante, el aspecto espiritual que puede ser muy rico pero puede dejar en desequilibrio el aspecto intelectual o material.

Existen varias razones por la cual los individuos necesitan un fuerte aspecto espiritual o de comunión, una de ellas es la dificultad o necesidad de trabajar unidos para sobrevivir a todo tipo de adversidad. Como en este aspecto lo intelectual y material son menos predominantes es frecuente encontrar que los colectivistas son personas o con poco aspecto intelectual o poco aspecto material, ya que evidentemente hablamos de un aspecto espiritual mayor que los demás aspectos. Por eso es que los individualistas acusan a los colectivistas de dejarse robar lo material o de ser manipulados por ideologías vulgares e insensatas simplemente porque el extremismo espiritual es, al igual que todo extremo, peligroso para la integridad humana y el equilibrio del alma, sin embargo, eso no quiere decir que el intelectualismo sea en modo alguno mejor, ni así tampoco el materialismo.

Se entiende el porque unos individuos desprecian a otros, los unos porque quieren estar unidos en una comunión, son de aspecto predominante espirituales y los otros porque no quieren sentirse parte del común sino que quieren sentirse mejores que el común y en derecho de tener poder y gloria así como la manipulación de los despreciados por ellos. Por eso es que frecuentemente los pobres son mas espirituales y los ricos mas intelectualistas y eso ayuda a entender mucho la dinámica del eterno conflicto entre el individualismo, donde lo intelectual y material domina y el colectivismo donde lo espiritual domina sobre lo material y lo intelectual.

Al pasar el tiempo se le dan dado miles de nombres al desequilibrio de aspectos, según la ideología relativa que se use para el momento, pero se resume en los extremos queriendo predominar sobre todos los demás aspectos.

Normalmente caótico.

En una sociedad primitiva, en la cual sus miembros no tienen lo mínimo necesario para sobrevivir con tranquilidad y seguridad o incluso en sociedades avanzadas pero usando sistemas intelectuales desequilibrados e intelectualistas es posible ver que sus miembros sean catalogados, o separados según preferencia ideológica por el sistema intelectual del momento. Al individualismo se le pone una mascara así como al colectivismo y a ambos se les cubre de mucha ideología que en su mayoría esta orientada a considerar al intelecto como la virtud superior y a los intelectuales como seres superiores. Por eso es que es posible ver a individualistas intelectuales y colectivistas intelectuales que aparentaban ser de posiciones opuestas por el bien del grupo social de repente unirse y arremeter contra el equilibrio del grupo motivado a que el intelectualismo los une y es mas fuerte que su aspecto individualista o colectivista.

Ejemplo limitado: Hoy en día, si al capitalismo se le proyectara a través de un prisma se encontraría que para muchas personas según sus posiciones relativas uno de los colores (descripciones) del capitalismo es el individualismo, mientras otros le agregan mas complejidad intelectual para envolver al individualismo en un sistema intelectual. Si el Intelectualismo sigue fuerte, pues el conflicto entre los de aspecto espiritual predominante, los de aspecto material predominante y los de aspecto intelectual predominante pudiera simplemente durar para siempre en un conflicto en nombre del intelecto no equilibrante, y eso es lo normal en sociedades e individuos de poca evolución del alma. Es casi seguro decir que mientras el poder de los intelectualistas sea fuerte los individualistas y los colectivistas seguirán en una eterna guerra y conflicto, porque van de extremo a extremo en la estrella alma alumbradas por el intelecto desequilibrado.

La excepción.

Los equilibrantes o almas de equilibrio relativo tienen una ideología que les permite ser individualistas y colectivistas, protectores del sistema intelectual e intelecto de expansión según sea la situación relativa en que estos se encuentren, no tienen al ancla que no les permite cambiar rápidamente entre ideologías, como si lo tienen los intelectualistas.

Los intelectualistas necesitan de los equilibrantes como un factor de enfriamiento que evite que todo el sistema se funda y se pierda en la locura, pero es posible que simplemente no existan los equilibrantes y la demencia se desate, lo cual es usualmente desastroso. Por otra parte los equilibrantes, como son relativistas, necesitan cierta presencia intelectualista para lograr un punto de enfoque. Es muy posible que un intelectualista se vuelva equilibrante y viceversa, de hecho eso a veces es cuestión de percepción en el universo relativo. Un equilibrante demasiado equilibrante pudiese perderse en la entropía del universo o pasar a la próxima dimensión de alma, pero eso es un tema complejo que no trataremos aquí.

El asunto es la vida, que tanto puede soportar la vida y sus seres vivos, relativos a su entorno, la ausencia de equilibrantes y los sistemas ideológicos la ausencia de un sistema de enfriamiento que evite o frene al extremismo intelectual. Lo que es casi constante es que siempre el intelectualismo se desarrolla muchísimo antes que el equilibrio alma conciente, el cual es ya la máxima evolución del alma en un ser vivo de determinada especie, es como un alma universal, el alma pura equilibrante porque no importa a cual extremo se le empuje o se le dirija el alma equilibrante buscara el equilibrio del alma.

Ahora bien para que toda una sociedad sea de equilibrantes... Haría falta mucho tiempo y cambios genéticos en un universo distinto, seria un mundo de los mas evolucionados y del cual los individuos de este mundo están demasiado lejos de lograr, seria en verdad un cielo, un mundo paraíso, como se le conoce en las religiones grandes. Sin embargo lo único que se puede hacer mientras tanto es practicar el triple equilibrio y parte de eso es compartirlo cuando el momento adecuado y relativo a cada quien llegue.

Observación limitada: Cabe destacar que para los equilibrantes todos los sistemas intelectualistas son incompatibles, porque sencillamente no son relativistas triple equilibrante. Por ende cosas como las doctrinas políticas, como el Comunismo, Capitalismo, Socialismo, etc son todas ideologías incompatibles por ser de un sistema monocromático. Los equilibrantes como se ha indicado varias veces en lugar de tonos basados en que tan intelectual es un espacio de ideas se basa en el prisma de las ideas que proyectan descripciones como colores a las cuales cada color siempre es relativo a su entorno.

Por ejemplo un equilibrante puede decir: Lo malo del capitalismo es que es muy egoísta cuando se trata de compartir conocimiento y tecnología. Un intelectualista encontraría problemas porque se quedaría analizando conceptos, estudios, formulas, percepciones, de la descripción exacta de lo que es capitalismo para luego cruzar datos estadísticos, tiene que mostrar credenciales académicas, currículo y bueno, en fin, caen en el remolino de la búsqueda de la perfección intelectual que puede que nunca acabe. Se pierden en el intelecto infinito mientras mas desequilibrados se hacen y no tienen como norte la integridad humana y por ende se vuelven anti humanos.

En cambio cuando un equilibrante habla de Capitalismo, ya se entiende que es un termino utilizado relativo al tiempo y al lugar donde se expresa esa opinión y que no necesariamente tiene que tener perfección exacta, es una descripción relativa estudiada para que cubra la idea que se esta buscando expresar o procesar en una forma aceptable.