Equilibrantes y política.

    La política pertenece al ámbito espiritual-intelectual en cuanto a sus términos y funcionamiento en general, pero la política ejercida sobre todo por sociedades que pertenecen al sistema enfermizo que llaman democracia es en esencia la institución de la búsqueda del poder, de la ambición, de la traición y de la conveniencia que no se diferencia mucho de los retos en los cortejos de los animales, para ver que macho es el mas fuerte. La democracia tiene un amplio espectro y da para todo, desde la posibilidad de que una sociedad escoja el heredero de una de las dos dinastías que controlan a la sociedad a la participación con alta frecuencia de cada uno de los ciudadanos.

    Muchas veces depende de quien tenga mas dinero o cuales grupos lo apoyan pero en líneas generales la democracia mas genérica consiste en promover candidatos que nadie conoce, del cual nada se sabe por medio de mucho dinero para verlos pelear en el coliseo de los medios al peor estilo de las luchas de gladiadores. Democracia es simplemente votar, al menos eso es el promedio de la enorme cantidad de interpretaciones que tiene el espectro de la democracia, yo diría que la diferencia esta en la cantidad de veces que se de esa participación. Mientras mas participación exista, mayor es la democracia pero por supuesto los intelectualistas no están de acuerdo, para ellos la democracia es el control de los intelectuales sobre los demás seres humanos y los candidatos sus marionetas preferidas.

    La democracia equilibrante no existe en este mundo y lo mas probable es que no existirá en por lo menos quinientos años o quizás mil. En la democracia equilibrante no existen dirigentes sino voceros, todas las decisiones son tomadas en consejos y todos los miembros de la sociedad pueden participar en todas las decisiones que le afecten y esos votos son analizados en prisma. La figura del dirigente que represente el uno no hace falta y en su lugar hay voceros representantes del consejo y por supuesto todos los aspectos de la sociedad son tomados en cuenta así como el equilibrio de los aspectos. En una sociedad así los individuos podrán votar incluso hasta cien veces al día, comparado con la democracia como se entiende ahora de una vez cada dos años. En fin, la democracia equilibrante tiene niveles inimaginables de participación y eso simplemente no existe para el momento en que escribo esto y no es porque no quieran, sino que no existe la tecnología para ello.

    Quizás en el futuro, cuando todo ser humano tenga computadoras la humanidad llegara a niveles de interacción como nunca conoció y las propias estructuras sociales cambien ya que cada vez mas la gente va a querer participar y ser tomado en cuenta entonces se formen democracias útiles para todos los individuos y no solo para los que quieren poder y gloria.

    La democracia en la política actual esta demasiado distante a la idea de la súper participación política de cada individuo y se acerca mucho mas a ser un circo de sed de poder y ambición. Por eso no es el momento para que los equilibrantes participen en política porque política es casi sinónimo de sed de poder en estos momentos y en cualquier caso los equilibrantes mas puros jamás estarán de lleno en organizaciones políticas porque como dije la política es del ámbito espiritual-intelectual y los equilibrantes son del triple ámbito en equilibrio. La política si es uno de los criaderos de intelectualistas mas frecuentes por eso forman un circo que llega hasta la invasión de la privacidad, calumnias, mentiras y demás comportamientos típicos del extremismo por el poder que pueden llegar a ser repugnantes.

    Como tendría que pasar mucho mas de un siglo para que todos los individuos tengan computadores y se formen gobiernos basados en la participación constante de todos, donde esa participación sea un deber ciudadano las condiciones no están dadas para que los equilibrantes participen con ideología equilibrante en nada que tenga que ver con cargos políticos en el mundo actual, pueden hacerlo de forma individual pero sin meter en ello la condición equilibrante y sin requerir ayuda de otros equilibrantes. Ahora la política y la ambición del poder son casi sinónimos, la labor del equilibrante en esa situaciones es promover el mayor numero de medios de participación de los individuos, indiferentemente de las opiniones de cada quien usando sistemas de participación como por ejemplo los prismas.

    Los intelectualistas tratan de poner en la democracia al menor numero posible de candidatos con el menor numero posible de participación de los individuos para controlar al mayor numero de personas y para ello inventan los paquetes ideológicos donde pretenden meter a todo el mundo para que sean mas controlables. Los equilibrantes tratan de estimular el mayor numero de medios de participación posible, en prisma relativo de las ideas para estimular el criterio propio y tratan de que los individuos puedan enterarse y participar en todas las decisiones que le afecten.

    En las sociedades intelectualistas solo los intelectuales se sienten capacitados para tomar decisiones responsables, en las sociedades equilibrantes todos los individuos son tomados en cuenta sin importar el nivel intelectual sino el equilibrio humano social.

    Las personas pueden recurrir a los equilibrantes para buscar mecanismos de participación y libertad donde el sistema intelectualista no se los permite y en caso de que las opciones políticas que se les presenten no son mas que paredes que aplastan a la humanidad en lugar de medios de participación social. Los sistemas equilibrantes son y serán por mucho tiempo un escape al circo político, un llamado del sector civil a protegerse de aquellos que buscan gloria y poder movidos por la mas vulgar ambición de poder.

    Un equilibrante de pureza sabe que hay extremistas en cualquier organización política sea del color prismático que sea y sabe que la política muchas veces convierte en institución a la ambición y bajos instintos para aquellos que solo quieren fama, fortuna y gloria. El hecho de que todos, repito, todos los partidos políticos estén repletos de extremistas sin conciencia de equilibrio hace que los equilibrantes sean el refugio de muchas personas que están obstinadas de la barbarie que produce la conflictividad ideológica por grupos que solo buscan dinero y poder.

    Por eso los equilibrantes no se deben meter en la política sino al contrario, proteger y dar refugio a las personas de el salvajismo que crea la ambición por el poder en la sociedad. Por eso los equilibrantes se pronuncian a veces contra la ambición política producida por la sed de poder. Los equilibrantes luchan por el prisma de las ideas, no el meter a las personas en paquetes ideológicos, por eso los equilibrantes son en esencia neutrales a los políticos (por ambición) pero no anti política (política es el intelecto social) con una única excepción y esa es en sociedades súper participativas.

    Una sociedad súper participativa es aquella donde cada individuo pueda participar, influir de alguna manera, opinar (y su opinión será tomada en cuenta por el prisma de ideas en consejo) y votar por lo menos siete, repito siete veces todos los días para todas las decisiones que lo afecten de alguna manera y eso para todos los individuos de esa sociedad... evidentemente tendrían que pasar cientos de años para eso.

    Las sociedades equilibrantes son sociedades súper transparentes en cosas de gobierno donde la participación es muy alta y la tecnología esta al alcance de todos por derecho de nacimiento, al ritmo que vamos en un mundo que deja podrir a sus semejantes yo diría que tendrían que pasar mil años o mas para que alguna sociedad logre esos niveles extraordinarios de transparencia y participación, entonces nacerá la democracia triple equilibrante humanizante e integral y esa civilización habrá llegado a la meta de la evolución social, dejaría de ser un gobierno para convertirse en un organismo. Pero para que eso suceda la humanidad debe entonces conocer sus propios limites y medir las consecuencias de su propio extremismo, o sea madurar.

    Hasta que no llegue una sociedad organismo los equilibrantes son esencialmente neutrales a la política en lo que a búsqueda de poder y ambición se refiere, claro no tiene sentido ir contra la política como un todo porque allí están los sistemas ideológicos que protegen a la sociedad de la anarquía pero si contra el abuso de poder y ambición desmedida en la búsqueda del poder así como el usar la política para fracturar la sociedad o empaquetar a los seres humanos en envolturas ideológicas. En otras palabras, los equilibrantes son contrarios al abuso, al extremismo político. La política debería ser la búsqueda de la participación de todos, en prisma y con transparencia, no el medio para excluir a los demás, manipular a los demás y controlar a los demás, eso es lo que los intelectualistas promueven.

    Es colocar como prioridad social no el nivel intelectual sino los derechos y deberes humanos de sus integrantes y el equilibrio de todos los aspectos del alma individual y colectiva. Un mundo así rivalizaría en perfección y belleza lo que los intelectualistas llaman cielo o paraíso, solo que en el mundo equilibrante todos son libres para pensar y no tienen que adorar ni servir a nadie en una sociedad que funciona como un solo organismo, todo el como un ser viviente donde por encima de todo a ninguna célula se le deje podrir y causar cáncer como en las sociedades irresponsables e inmaduras del mundo de hoy donde la descomposicion social por la miseria y pobreza es algo bastante rutinario y donde se es incapaz de controlar el poder destructivo hacia la naturaleza. Si se sigue así el mundo humano va a aprender una dura lección de responsabilidad dictado por la naturaleza.

    La política en el sistema intelectualista es solo un medio para dividir a las personas y por ende por ahora y por largo tiempo los equilibrantes son neutrales a los políticos de un sistema anti humano por no ser equilibrante, por ende todos los equilibrantes deben abstenerse de apoyar a la política y deben promover la participación social en todos los medios que sea posible y mucho mas allá de la política para que esa sociedad equilibrante llegue mas rápido.

    La gente no debe confundirse, la política no es la única forma de participación que existe, es solo una de las miles de formas para canalizar la opinión pero como casi todas esas formas están bloqueadas solo impera la política. No necesitaríamos de política para participar en todas y cada una de las decisiones que nos afectan y no hay quien clasifique a la libertad para opinar sin estar en una categoría ideológica. La política es solo una de las formas de participación, hacen faltas miles de formas adicionales y hay que resistirse a que la política sea la única forma de participación, sobre todo en un sistema ideológico profundamente intelectualista.

    Queremos participar en la sociedad y no solo una vez cada dos años y no solo por medio de controles ideológicos empaquetadores llamados política sino participar muchas veces y de muchas formas. No se debe aceptar a que impongan como es que uno debe pensar o que es lo que uno debe elegir, hay que motivar a la mayor cantidad de participación posible en el mayor numero de formas posibles y para eso los equilibrantes tienen el poder del prisma y la neutralidad política. A veces es bueno frenar la locura que la política (y el intelectualismo) ocasiona con fuerzas civiles neutrales y equilibrantes para evitar que parte de la sociedad caiga en demencia o que los políticos se vuelvan locos y salvajes.

    A veces los intelectualistas sin saberlo necesitan a los equilibrantes para evitar fundirse en la locura. De la misma forma es bueno tener organizaciones ideológicas neutrales a la política para frenar la división social producto de la división ideológica promovida por el intelectualismo y para evitar la producción masiva de extremistas de todo tipo. Siempre es necesario que una sociedad desarrolle defensas ante la locura que la política fuera de control y extremista pueda cuasar. Nada mejor para contrarrestar la fuerza de el extremismo intelectual que los equilibrantes porque la violencia solo envía el problema a la posteridad o aquel que le gane al intelectualismo con violencia termina poseído por el mismo, es tal cual como el diablo.

    Toda sociedad debe tomar conciencia que el extremismo intelectual existe y debe formar sistemas que protejan a dicha sociedad de la locura y eso a veces es conveniente incluso para los propios intelectualistas, aunque parezca difícil creerlo. Por eso el pluralismo prismático es prioritario y la neutralidad política una necesidad. Si usted ve a un individuo que se diga equilibrante participando abiertamente en política o por un cargo político ese no lo esta haciendo en su calidad equilibrante sino como individuo y por su cuenta sin apoyo de los demás equilibrantes, que son por naturaleza neutrales a la política solo hasta que se logren las sociedades súper participativas en el futuro. Toda la política se basa en clasificar y dividir las ideas, los equilibrantes son del prisma de las ideas relativas y por ende es lógico que sean esencialmente neutrales a la política buscando el prisma de las ideas y a su vez promoviendo el mayor numero de medios de participación posibles.