Siervos de Intelectualistas.

    Los extremistas intelectuales forman a los individuos alrededor de ellos según sus necesidades, muchas veces establecen patrones de conducta a seguir por los demás individuos para que el poder del grupo intelectualista se mantenga. Aquí vernos algunas características clásicas del comportamiento del intelectualismo habitual.

    Muchos intelectualistas tienen la idea de que el poder del intelecto es el que domina a toda la realidad y que el mismo tiene la fuerza para cambiar la percepción, como si todo fuera consecuencia de las ideas y la mente. Por eso es habitual que a los mismos les guste la simulación de la realidad, o sea la ficción y la hipocresía, tratando de convertir a la hipocresía en una virtud y los que lo hacen seres ejemplares o "estrellas", simplemente porque se dejan dominar por completo siguiendo un guión intelectual. Ser una marioneta de ellos es ser un ser ejemplar para ellos.

    Otro punto que frecuentemente les es divertido a los intelectualistas es convencerse de que la humanidad, el ser, es algo así como un animal salvaje que necesita ser controlado y adormecido por el poder del intelecto, sin el cual según ellos la sociedad no tendría sentido. Todo lo que sea convencer a las personas de que la sociedad es naturalmente salvaje es relevante para ellos y por ende es frecuente que observen o publiquen mucha información de todo tipo de crímenes, muchas veces llegando a detalles grotescos de los mismos. Se puede decir que se deleitan con esos relatos porque fortalece la percepción de que la sociedad es naturalmente salvaje y brutal y ellos los salvadores.

    La publicación de material sexual o relacionado al sexo también es frecuente ya que muchos piensan que el ser humano normal y común es un animal sexual que dejaría de pensar o relacionarse para ver material que tiene que ver con sexo. Es la tesis de que el hombre común es un animal salvaje que responde por instintos, anárquico y violento que solo puede ser calmado por la fuerza del supuesto gran intelecto, es como una forma de darse consuelo y alimentar el sentido de superioridad.

    Otra cosa que les gusta a los intelectualistas es a los materialistas compulsivos, aquellos que no se paran a pensar, que no tienen frenos espirituales o intelectuales. Por eso crean una sociedad de consumo o mejor dicho una sociedad de interesados solo en dinero pero con una mente colectiva enferma que se acopla para venerar a los intelectualistas, todo eso bajo la clásica estrategia de embrutecer para dominar.

    Para los intelectualistas solo es posible una sociedad donde los intelectualistas sean los que manden y decidan y los gobernantes solo títeres de los mismos, marionetas del poder y esclavos del sistema. No basta que haya bastante participación de la sociedad, de que existan elecciones en muchos aspectos de la vida cotidiana y en cargos del gobierno, no les basta que exista transparencia y se busque la participación social porque para ellos la sociedad es una de animales y las decisiones son casi siempre equivocadas para ellos. Ellos solo conciben a un gobierno como maduro cuando esta controlado por organizaciones intelectualistas y todo lo que no sea así es considerado inferior o producto de una dictadura. En resumen, las sociedades no intelectualistas no tienen derecho a existir para ellos, ni se pueden concebir y son un error. Toda sociedad que no sea intelectualista tiene que ser salvaje, descontrolada y en dictadura donde se violan derechos humanos, porque no conciben una sociedad que no sea controlada por Intelectualistas ni lo quieren aceptar.

    Los grupos de poder en los gobiernos Intelectualistas están en parte en los ideólogos religiosos pero también en las Universidades, sobre todo las universidades donde se hace culto al intelecto. De allí se proyecta a las grandes empresas trasnacionales las cuales aportan dinero a sociedades de pensadores a veces secretas cuya función es mantener el sistema Intelectualista que se origina en las universidades. Ellos también creen y están convencidos que la religión se puede doblar para seguir los intereses del intelecto y muchas veces infiltran e incluso crean sus propias religiones.

    Una conducta clásica de los intelectualistas cuando la capacidad de los mismos no es suficiente para una meta en particular es poner a pelear las partes para así tener una excusa para fracasar. Por ejemplo si se le pide a un consejo de sabios que logre una meta en la educación de los individuos y ello no es posible simplemente buscaran poner a pelear a los centros de enseñanza para así tener una excusa para fallar, igualmente sucede cuando movimientos insurgentes salen mas económico para combatir que resolver el problema que causa la insurgencia. Es preferible cazar y matar terroristas muchas veces, para ellos, que responsabilizarse por las fallas del sistema social y atacar el origen del cáncer social. Por ejemplo si hay una sociedad que tiene mucha hambre, causando el desespero de sus miembros, ellos mismos prefieren ayudar a crear un movimiento insurgente violento para que así en lugar de atacar a la causa del problema, que es el hambre, matar a los enemigos que según ellos son los culpables de la falta de comida porque siempre sale mas barato matar y crear enemigos que resolver la causa del cáncer en cual es el hambre. Es usar la violencia como una distracción.

    El ultimo asunto, el mas efectivo usualmente por los intelectualistas es el referente a la explosión del aspecto espiritual cuando el extremismo intelectual llega demasiado algo en una sociedad. Esa explosión social casi siempre tiene resultados desastrosos pero lo sorprendente es como los Intelectualistas tratan y muchas veces logran con gran eficiencia echarle la culpa de esa explosión al movimiento social y no al extremismo intelectual que origino el problema. Los intelectualistas crean sociedades excluyentes, embrutecedoras con todas las demás sociedades vecinas, roban sus conocimientos, patentan sus conocimientos para que otros no lo puedan usar limitando así la capacidad de usar tecnología y se meten sobre todo en el sistema financiero. Quieren hacer de las ideas una propiedad del mas fuerte. Dichas sociedades intelectualistas con control del sistema financiero y empresarial es lo que ellos llaman el gran mercado, supuestamente una sociedad de iluminados intelectuales que llevan a la humanidad a un mejor destino.

    Para ellos la violencia es mas barata que asumir responsabilidad y se mueven alrededor de que los intelectuales son la luz del mundo, la máxima creación humana que debe controlar a toda la sociedad de seres salvajes y brutales, el gobierno debe dedicarse a estimular según ellos todo lo que tiene que ver con el Intelectualismo y no en evitar el caos social al provocar un cáncer causado porque a los miembros de la sociedad les falta lo indispensable para vivir. Hablan de productividad, hablan de tecnología, hablan de preparación, lo cual a la final solo significa que resaltan al intelecto de los cuales ellos se sienten sus máximos representantes hasta tal punto que se creen capaces de dominar hasta a Dios y mientras lo hacen embrutecen y causan violencia y al mismo tiempo procuran pasar por desapercibidos porque a la hora de cualquier explosión social ellos no son los culpables, ni el extremismo intelectual sino que quieren hacer creer que todo se debe al salvajismo y brutalidad del ser humano.

    El asunto es muy sencillo, estas personas creen que el aspecto intelectual es lo mas importante, mucho mas que cualquier otro aspecto y eso es lo que los distingue, son extremistas intelectuales. Los equilibrantes no creen que el intelecto es el aspecto principal del ser humano sino uno de los tres aspectos elementales que contemplan los seres vivos y en equilibrio con el espíritu y la materia. Los intelectualitas como extremistas que son significan un peligro para la sociedad que busca equilibrio así como cualquier otro tipo de extremista que quiere destruir el equilibrio del alma de los miembros de la sociedad. Si no se tiene conciencia equilibrante es muy difícil observar y descubrir a los intelectualistas ya que estos procuran ocultarse bajo el manto del secreto porque temen decirle a las personas que ellos se sienten superiores o que ellos son lo mejor que tiene la humanidad, incluso han llegado a creen que son la luz de Dios, algo que para los equilibrantes es absurdo porque Dios para un equilibrante es el camino al triple equilibrio, no al extremismo del alma.

    Solo los equilibrantes pueden enfrentarse a los Intelectualistas y existir para contarlo, porque al intelecto desequilibrante que va mas allá de la vida de una persona solo se le puede enfrentar con el intelecto alma equilibrante en el ámbito de las ideas, porque de cualquier otra forma seria considerado una victoria del salvajismo y de la brutalidad por los intelectualistas. Sin embargo es erróneo pensar que el Intelectualismo se puede vencer, así como también es equivocado pensar que las almas de entropía, los equilibrantes se pueden vencer. Lo ideal seria que hubiese un equilibrio entre el intelecto equilibrante y el intelectualista pero eso es un asunto mucho mas complejo que se basa en montar sistemas basados en la relatividad de las ideas y el prisma de ideas.

    Así como los Intelectualistas montan doctrinas de verdades manipuladas, los equilibrantes montan sistemas que manejan la relatividad de las ideas, es el absoluto confrontado por el relativismo, lo condicionado expuesto a lo universal, el absoluto y el infinito. El único asunto es que los equilibrantes son el ultimo eslabón de evolución del alma y si pueden existir sociedades enteras donde no existan equilibrantes e incluso mundos enteros, lo cual seria un infierno para un equilibrante porque el cielo seria una sociedad triple equilibrante. La entropía, el triple equilibrio puede ser inconciente y llega a su nivel mas alto cuando se torna conciente pero eso puede durar miles de años en llegar y mientras tanto solo hay un gran vació, una gran oscuridad de energía equilibrante donde los Intelectualistas son los amos de la noche del alma. Al primer equilibrante, o a uno que se siente y sabe único en su mundo se le llamaría un alma equilibrante fundador de ideología triple equilibrante, lo cual resumido seria simplemente un Elemental, o alma universal. En el futuro habrán muchos mas triple equilibrantes en la medida que el ser va evolucionando hacia la integridad del alma individual y colectiva. La función del equilibrante es abrir la puerta y de ser posible asistir en acelerar dicha evolución.

    Los equilibrantes creen que en el futuro lejano habrá una sociedad muy avanzada donde todos sean triple equilibrantes, un mundo de almas universales de máxima evolución y lo consideran el destino lógico mas que la tierra prometida y la única forma de llegar allí es que todos lleguen porque seria un mundo de triple equilibrantes, eso es el cielo de los equilibrantes, donde la integridad del alma sea Dios porque somos semejantes al equilibrio del alma. Ese mundo de triple equilibrantes vería a este como un infierno en todo sentido porque no basta toda la maldad y bondad cuando no hay conciencia equilibrante para iluminar a un alma universal.

    Todo esto lo escribo para que se entienda la enorme diferencia que existe entre el Intelectualismo y los triple equilibrantes, son dos metas distintas, dos visiones totalmente diferentes en dos dimensiones totalmente separadas. Los equilibrantes no son seres excepcionales ni especiales, son seres integrales, solo son existencia conciente y eso la meta máxima, lo único que los diferencia es la evolución de sus almas y el camino hacia esa evolución esta abierto y libre para todo aquel que lo quiera tomar ya que el portal del triple equilibrante ha sido abierto y las condiciones están dadas para la evolución del ser humano.