Dominación intelectualista.

Los intelectualistas tienen a veces un comportamiento que es típico de ellos a la hora de tratar al resto de la humanidad o incluso a otros intelectualistas de otros grupos. Veamos las características de los mismos y como operan. Hay que recordar que estos principios son validos tanto hace mas de dos mil años y dos mil años en el futuro, cualquier coincidencia es pura casualidad.

Los aros de protección.

Un intelectualista tiene por lo general dos aros de protección, desde lo cual este se esconde y que usa como concha protectora. Los dos aros son, el aro externo o sociedad en general y el aro interno que es el grupo ideológico. Cuando se hace cualquier ataque en contra de un extremista intelectualistas este saca como escudo a los aros que lo protegen. En el aro o concha externa esta toda la sociedad en la que este se siente representado, por lo cual alega que atacarlo a el, o ella, es un ataque directo en contra de toda la sociedad, tratando de involucrar en la manera en que le sea posible a gente externa que es inocente muchas veces de que están siendo utilizados como garantía de defensa. Cuando se pasa ese aro entonces utilizan el grupo ideológico en donde están como defensa y de nuevo involucran a gente inocente. Todo esto por lo general sucede a plena conciencia de lo que se esta haciendo, es una actitud cobarde de usar gente inocente para proteger posiciones extremistas, tal es el funcionamiento de estos parásitos. No siempre los grupos ideológicos son grupos políticos, también puede haberlos dentro de ideologías de fe, o religiones.

Por ejemplo, un grupo poderoso de extremistas intelectualistas pueden tener fuerte presencia en el gobierno de un determinado país. Atacarlos por se extremistas lo que puede producir es, invariablemente, que los extremistas aleguen que no es a ellos a quien se esta atacando sino a todo el país, la soberanía y la independencia, y defenderán su posición a como de lugar para tratar de implicar al máximo numero posible de gente inocente en su defensa amparándose en un extraño comportamiento que trata de hacer ver que su extremismo es parte natural de la libertad para ser extremista y por ende tiene que ser protegido por la sociedad. Por eso es que sus llamados a la libertad son frecuentemente solo una expresión del deseo de tener libertad para proceder a todo tipo de excesos inhumanos. Habría que recordar que la libertad mas plena es la anarquía total, y que todo debe tener su equilibrio, pero por supuesto es mucho pedir que un extremista tome posiciones equilibrantes.

Una vez penetrado el primer anillo de defensa, usaran su concha mas resistente, la del grupo ideológico. Dirán que meterse con ellos es atacar a todo el grupo de ideólogos o incluso dirán que es un ataque en contra de toda la religión. Esa defensa es poderosa para los extremistas, ya que muchas religiones ya no poseen un vinculo entre la fe biológica, natural de todo ser vivo equilibrante que busca la felicidad de todos los aspectos de su alma y la fe manipulada extremista que no busca equilibrio sino frecuentemente la dominación de extremistas intelectuales. Ellos pretenden actuar libremente y ser capaces de cometer cualquier exceso inhumano amparándose en la religión como su defensa, o en algún grupo político o ideológico, lo cual incluye universidades.

En fin, se colocan como protección la vida de gente inocente a modo de escudos humanos, primero a la sociedad que los rodea luego al grupo intelectual al que pertenecen, sea político, sea religioso o sea académico. Por ende se puede comprender que enfrentar a un intelectualista, a un extremista intelectual puede ser una tarea formidable, y mucho mas cuando se les quiere atacar en nombre de otros extremistas. Claro como a esos grupos ideológicos y religiosos no les interesa para nada el equilibrio del alma, pues solo los haría seres humanos como cualquier otro sin preferencias ni meritos divinos es natural que en su defensa monten una fuerte ideología o aparato de guerra ideológica.

Los intelectualistas no solo tienen formidables defensas, sino que además tratan de infiltrar a aquellos que repelen a su extremismo para volverlos a ellos extremistas. Tratan de capturar la capa intelectual del adversario, llevándolos al culto del intelecto para así dominarlos, y les dicen que lo importante no es tanto la posición sino el culto al intelecto lo que importa, y que los intelectuales deberían dominar a toda la creación. Es así como el aparato intelectualista termina siendo integrado por ideologías que parecen estar en contra, pero están unidos por el culto al extremismo ideológico que los hace potencialmente peligrosos a todo ser humano normal. A la hora de la verdad y cuando el intelectualismo se ponga en peligro por lo general dejan sus posiciones ideológicas para salir en la defensa de la libertad del extremismo porque para ellos lo primero es el Intelectualismo y como cosa secundaria esta las posiciones ideológicas. Por eso es que es hasta normal que la traición sea parte de todo ataque a extremistas intelectuales, sobre todo en grupos que no disponen de algún tipo de defensa contra el extremismo intelectual. En tal sentido los intelectualistas se creen invencibles, y allí surge una poderosa arrogancia.

Unidos por el amor a la libertad para abusar del intelecto, rodeados de ideologías ofertadas como cerca de la perfección, usando a sus sociedades y grupos intelectuales como escudos humanos de protección se pudiese pensar que son prácticamente invencibles, que toda ideología que se les oponga terminaría con el tiempo siendo infectada y dominada por los intelectualistas. Se puede pensar que todo grupo humano es infiltrable por el amor al intelecto extremista y desequilibrante, con la promesa de que son los intelectualistas los que dominaran al mundo y se autoproclaman la luz del mundo. Algunos pensarían que la humanidad no puede mas que doblegarse a ellos y entregarse al culto al intelecto extremo, en un mundo demente, pero muchos no saben o no entienden que así como hay ideología extremista, desequilibrante, también hay ideología de equilibrio humano.
Ataques intelectualistas.

El patrón de ataque de los intelectualistas, aunque puede variar, tiene unas características generales comunes en un mundo que no tienen conciencia de equilibrio del alma. Por lo general tratan de desconocer el equilibrio entre el aspecto espiritual, material e intelectual.

La infiltración.

Los extremistas intelectuales tratan de convencer a todo aquel que tenga una ideología diferente a la de ellos que el culto al intelecto es universal y por ende todos deben unirse para la supremacía de la clase intelectual sobre el ser humano común, sembrando la semilla para el futuro del extremismo intelectual que termina es produciendo división y desgarrando al alma de las personas por ser anti equilibrantes del alma y extremistas del ámbito intelectual.

La injerencia.

Los intelectualistas sostienen que su poder y representación intelectual les da todo el derecho para invadir los espacios equilibrados de otros en nombre de la sabiduría mundial. No respetan privacidad, no respetan soberanía, se sienten en el deber de salvar a la humanidad de una ignorancia que ellos perciben como algo que se les resiste y que no se doblega. El culto al intelecto busca todas las formas de libertad para hacer injerencia en la vida humana, y todo el que intente frenarlos será atacado bajo la premisa de que el intelectualismo es un principio, un valor humano, y que por ende va por encima de toda política o ideología, y que por ende ellos se sienten en capacidad para aplicar extremismo intelectual a como de lugar en el mundo y todo aquel que se resista a ellos será llamado anti intelectual, embrutecedor y recibirá ataques de desprecio. Intelectualista extremistas no respeta el espacio y mucho menos el equilibrio de humanos sanos y equilibrados. Se sienten en el derecho de ser extremistas para así, según ellos, salvar al mundo de la barbarie de los ignorantes, y no de la demoníaca demencia intelectual inhumana.

El desprecio.

Este es el ataque mas típico. Cuando un extremista intelectual encuentra resistencia lo primero que hace es tratar de destruir, o demostrar que es falso la ideología del grupo que se le opone, sembrando desprecio a como de lugar y todo tipo de odios. Lógicamente todo aquel que se resista a la supremacía de los intelectualistas sobre la humanidad recibirá una fuerte critica. A los individuos les llamaran cosas como “bruto”, “salvaje”, “embrutecedor” o “manipulador”, a los individuos que lideran grupos con resistencia al intelectualismo los llamara cosas como “mentirosos”, “dictadores”, “patanes”, “tiranos”. Simplemente porque generalmente tienen mecanismos de protección a extremismo intelectual que por supuesto les es odioso a los extremistas intelectuales. Todo aquel que no se entrega a la demencia intelectual es tildado de anti intelectual y represor en el mejor de los casos, porque en instituciones religiosas es tildado de enemigo de una religión, con toda la violencia que ello implica. Todo aquel que trate de frenar al culto excesivo del intelecto sobre los demás aspectos del alma (espíritu y materia) será satanizado a su manera y además marcado como enemigo de la intelectualidad humana. Imagínese pues el peligro potencial de la demencia extremista intelectual si todos los mecanismos de protección anti extremismo son atacados. Lo que puede ocurrir allí es que el sistema intelectual entero se funda y se desplome en medio de posiciones dementes, por eso los sistemas intelectuales necesitan un sistema de enfriamiento, pero frecuentemente esos sistemas son defectuosos, causando una desgracia a la humanidad.

El engaño.

Como un extremista intelectual tiene a el intelecto como el aspecto que vale por encima de todo lo demás, se alejan de la percepción equilibrada humana y proceden a llamar a la humanidad absurda porque no es altamente intelectualista. Atacan a todos los que tienen bienes y no tienen titulo académico o religioso pero eso no siempre ocurre. Su principio es que solo los intelectuales tienen derecho a vivir bien y que son superiores. El asunto de la mentira es complejo porque hay varios puntos a considerar. Un punto es que como no tienen sentido de equilibrio muchas veces mienten sin darse cuenta, es un factor que nace del extremismo. Otras veces mienten manipulando el equilibrio y finalmente hacen uso de ideologías de ataque, en organizaciones casi bélicas o bélicas de ataque intelectual, usando las ideas como armas. Si alguien se les opone, usan las dos conchas de protección, primero dirán que se esta atacando a toda la sociedad y su libertad, segundo dirán que se esta atacando la libertad para pensar. Eso es natural en un extremista intelectual. Lo macabro es que defienden la libertad para pensar siempre y cuando implique una poderosa carga de manipulación. Hablan de pluralismo siempre y cuando se les permita atropellar al pluralismo con manipulaciones ideológicas anti pluralistas. Hablan por ejemplo de la libertad de expresión cuando son enemigos de la idea de que cada quien desarrolle su criterio propio sin manipulación ideológica. Ellos levantan las banderas de la demencia en nombre de la libertad para creer en el intelecto inhumano. Sus lealtades no son con la humanidad, sino con su doctrina y procederán, consiente o inconscientemente, a atacar todo aquello que signifique un freno a la supremacía intelectualista por medio de ideologías anti equilibrantes, por ende anti humanas o por ejemplo anti Cristo.

La ficción.

La ficción es la droga de los intelectualistas, les permite crear sus mundos imaginarios donde el factor espiritual y material simplemente son secundarios o insignificantes ante el poder del intelecto, lo cual los aleja todavía mas del equilibrio del alma y los arranca de la percepción de la realidad. La ficción es, como toda droga, un poderoso generador de extremistas, en este caso de extremistas intelectualistas y religiosos.

El pluralismo falso (El anti prisma).

Este es uno de los puntos débiles de los intelectualistas y el punto que es mas fácil de detectar si se es equilibrante. Es sencillo ver que ellos que defienden la libertad para abusar del intelecto en nombre de sus conchas (sociedad y grupo) carecen de un verdadero deseo de que la gente desarrolle su propio criterio o participe abiertamente, porque eso va contra el principio de que los intelectualistas son superiores y el resto de la humanidad esta en una ignorancia atroz. El criterio propio no da posibilidades de la supremacía intelectualista y por ende no quieren criterio propio, lo que quieren es manipular, controlar, hacer valer el principio de supremacía intelectualista sobre la humanidad y si la libertad para pensar del ser humano se lo impide crean el argumento de que el criterio propio es enemigo del pluralismo y que el anti extremismo intelectual es un atropello a la libertad de todos. Imagínese semejante atrocidad, cuando la libertad del ser humano es considerada como enemigo de aquel que se cree mas que humano y ser con la luz de la verdad. Es tan fácil distinguirlos como el medir la distancia que hay entre el pluralismo que defienden para poder hacer uso extremista del intelecto y el apoyo o defensa a la libertad del criterio propio para que cada quien tenga la libertad de explorar las opiniones de los demás en un prisma y hacerse sus propias conclusiones. Mientras mas distante este el supuesto pluralismo del criterio propio o libertad para pensar mas se hace evidente la presencia de los intelectualistas.

La generalización (La polarización).

El intelectualista es un individuo que le gusta separar, clasificar, desglosar la realidad, esta dentro de la metodología intelectual el organizar, pero frecuentemente organizar y clasificar se convierte en generalizar y es allí cuando ellos pierden la percepción de lo relativo y claman por las verdades absolutas y genéricas, algunas veces llamados dogmas.

La tendencia es que ellos son el todo, o que la cosas siempre ocurren igual en todos los casos. Dicen que los que los defienden son todos en un grupo, que hablan por la verdad de todos, por ejemplo si algunos estudiantes académicos de instituciones sin conciencia equilibrio salen a defender a la supremacía de los intelectuales entonces dirán que son todos los estudiantes en la sociedad. Siempre están tratando de generalizar, de clasificar a las personas y cuando son de varias ideologías opuestas son los responsables directos de la separación social, además de la separación de los aspectos humanos. Los intelectualistas se dedican a separar, a dividir para entender mejor, cosa que es normal en todo intelectual pero que se torna excesivo y peligroso en los intelectualistas. Lo peor es que una vez separado el intelectualismo tiene la tendencia a no saber como deshacer el proceso sin que ello comprometa la supremacía intelectual. El proceso de unión debe ser hecha por un equilibrante.

Invisibles.

Los intelectualistas son prácticamente invisibles para una persona no equilibrante, están en todas partes, en todos los grupos intelectuales incluso en los grupos políticos y religiosos. Normalmente no se les ve, ni se les detecta cuando se tiene una conciencia equilibrante débil o cuando el equilibrio del alma no le importa a la gente. Ellos llevan una guerra entre ellos, la guerra que yo llamo de los demonios contra los diablos, entre los intelectualistas materialistas y los intelectualistas espirituales, una guerra ya muy antigua que parece interminable. Muchos nombres han tenido los diferentes bandos que han integrado la guerra intelectualista a través del tiempo, pero a ellos como extremistas por lo general nunca se les acusa, se sienten invencibles como si la demencia fuera solo una ilusión.

Detrás de esas batallas entre intelectualistas esta el mundo invisible de los equilibrantes y los desequilibrantes. Los extremistas y los humanistas, y la batalla es mas feroz en la medida en que la gente carezca de la conciencia para darse cuenta que el aspecto social-espiritual, material e intelectual son todos partes de el alma y que deben estar en equilibrio. Claro los intelectualistas generalmente no lo quieren concebir así porque quieren es ser superiores aun si en su batalla mueren cientos, o miles de personas. Todo extremista es un demonio y aunque el extremismo es solo una percepción relativa de un ser absolutista, de unos seres que no podrán alcanzar el absoluto y eso no significa que no hay extremistas, así también los equilibrantes son relativos de una visión relativa que no busca posiciones absolutas y eso no significa que no existan los equilibrantes. Los absolutistas se molestan porque los anti absolutistas no son absolutos y usan eso como argumento, algo que mas que cómico me parece una locura. Así como nadie es perfectamente bueno, eso no significa que no exista la bondad, y porque nadie es perfectamente malo, eso no significa que no exista la maldad. De igual manera porque el equilibrante puede llegar a ser desequilibrante o viceversa, eso no significa que no existan los equilibrantes o desequilibrantes. Los extremistas atacan a los equilibrantes porque no son el absoluto, y es que así es precisamente como tiene que ser.

El extremismo no es amigo del alma humana a la larga solo la destruye y atrasa, es como el calor, un poco de extremo a veces es necesario, pero demasiado llega a quemar y a incinerar. Los equilibrantes deben tener como meta máxima un poder compartido mitad y mitad con la realidad humana, lo cual es decir que no deben llegar a mas del 50% del espacio ideológico precisamente para protegerlos contra el extremismo. En tal sentido muchas veces los aparatos ideológicos necesitan a los equilibrantes para bajar la temperatura de sus sistemas y evitar que se fundan, y es así cuando hasta el diablo se da cuenta que necesita enfriar y conseguir combustible para existir, así como la el día necesita de la noche si la meta es que exista vida en el planeta. Pero una cosa son los equilibrantes esporádicos, los humanistas automáticos y otra los humanistas equilibrantes ideológicos con ideología triple equilibrante, los cuales pueden estar totalmente ausentes en un mundo infernal para el cual el equilibrio del alma no significa nada. En ese caso lo único que hay es una guerra de intelectualistas donde el ser humano pasa a ser solo una victima de su propio intelecto.

Un mundo sin almas equilibrantes concientes es simplemente el infierno. Para rezar a un Dios de extremistas intelectuales prefiero atender el equilibrio de mi alma. Mas allá de las guerras intelectualistas, hay una humanidad en cadenas, esclavizada, que no tiene derecho a disfrutar de su equilibrio humano y mas guerras solo empeora la situación. Algún día, alguien pondrá el alma integra humana como el centro de su vida y no a los extremistas intelectuales, y solo entonces su alma estará despierta y vivirá libre por dentro de si mismo, pero hasta que ese día llegue, mientras no haya ideología equilibrante y conciencia de equilibrio, solo veo oscuridad y no me importa quien tenga la razón, si la razón es ser extremista. Lo único que quiero es tener el alma integra y equilibrada de un ser humano.
Un imperio intelectualista.

     En un mundo lleno de violencia y barbarie puede suceder que un grupo de individuos se dediquen a desarrollar el intelecto como forma de defensa ante las adversidades. Ese grupo funciona de una manera diferente, usualmente, a los grupos que lo rodean. Aquí veremos como un grupo que valora al intelecto va mas allá para convertirse en un imperio intelectualista. Esta explicación la dividiré en dos partes, la primera parte es la parte de como esta estructurado por dentro dicho Imperio y la segunda parte es como se relaciona con los demás grupos que lo rodean.

El imperio intelectualista por dentro.

El templo del imperio y el culto al intelecto.

     Los imperios intelectualistas usan a los centros intelectuales como las universidades para hacerle ver a sus ciudadanos que solo el culto a el conocimiento puede llevar a la felicidad. Los centros mas altos de análisis intelectual son los templos filosóficos que tienen su raíz en los centros filosóficos de las universidades y es allí donde esta la raíz del intelectualismo.

Los grupos de pensadores elites.

     El imperio tiene grupos filosóficos que forman parte de la elite intelectual y a veces incluso se toman ciertos sectores de la población al cual se les exonera de cosas como prestar servicio militar para que se dediquen a trabajar en el aparato intelectual de dicho imperio. Otras veces los centros intelectuales son considerados centros de pensamientos sin fines de lucro al cual se les exonera del pago de los impuestos y si se colabora con ellos el monto de dicha colaboración se exonera del cobro al impuesto social.

Los sistemas de manipulación del monstruo.

    
Claro que no todos los ciudadanos de un Imperio intelectualista pueden ser intelectuales. Aquellos que no lo son o al menos no le parecen que sean son considerados sub humanos que deben ser manipulados para que no se suelte su supuesta naturaleza caótica, porque sin intelecto ellos asumen que el ser humano es una bestia. Se levantan mecanismos de manipulación intelectual para tener controlada a la sociedad. Se supone que nadie piensa por si solo y que toda idea debe obedecer a un grupo ideológico, por eso ellos agrupan, clasifican a cada persona en grandes grupos.

Las elites sociales.

     Las elites son los intelectuales que según el aparato intelectualistas son los que con su acción representan a todos los grupos sociales. Estas elites sociales deben tener en ese sistema un fuerte apego al intelecto y ser intelectualistas. La seducción Intelectualista consta básicamente de convencer a algunos de que ellos representan a todo lo mejor del intelecto humano y que el intelecto es quien llevara a un mejor mundo. Entre esas elites están los dirigentes religiosos. Conceptos como la meritocracia o ascensos según el merito en la sociedad no son mas que formas de disfrazar lo que es la toma de la sociedad por parte de los Intelectualistas.

Democracia Intelectualista.

     La democracia Intelectualista no es mas que un sistema donde solo los que son considerados dignos del sistema intelectual vigente tienen derecho a participar. Las opciones no son mas que secciones del aparato intelectualista que se separa en una especie de departamentos de estudio, dando la ilusión de que hay alternativas nuevas cuando en verdad se trata del mismo sistema ideológico dividido en partes. Cuando se le permite votar o participar al monstruo (El pueblo) se hace en forma controlada y en la forma mas limitada posible, asegurando que sea poco frecuente y que siempre el aparato intelectualista tenga el control de toda la sociedad.

Los superiores.

Los intelectualistas son extremistas cuyo aspecto intelectual esta en desequilibrio en relación con los demás aspectos del alma. Existen profesiones que tienen mas riesgo que otros a ser victimas de este tipo de extremismo, entre ellos:

1) Sacerdotes o lideres religiosos.
2) Escritores.
3) Profesores o Rectores.
4) Filósofos (Alta probabilidad)
5) Comunicadores y periodistas.
6) Oradores.
7) Compositores musicales.
8) Partidos políticos.
9) Guionistas y Actores.

La regla es simple, se venera al intelecto por encima del triple equilibrio del alma humana, o sea, un amor inhumano y extremista hacia el intelecto.

El imperio intelectualista hacia afuera.

Búsqueda de influencia económica y militar.

     Los intelectualistas buscan tener funciones o colaborar en el aparato económico o militar del grupo victima.

Formar elites.

     Se crean grupos que se acercan a las ideologías del victimario o que al menos están bajo su control y luego se trata de hacerlos ver como los seres ejemplares de la sociedad.

Infectar las Universidades.

     Buscan fomentar el culto al intelecto y a colocarse ellos como el ejemplo a seguir. Copian ideas y las hacen suyas bajo patentes. Introducen ideologías para un supuesto mejoramiento de los procesos de estudio y de producción profesional que estén bajo control del victimario.

Moldear la cultura.

     Cambiar el sistema cultural a uno que sea mas fácil de controlar o del cual ya se tenga control. Se trata de reducir la distribución de la cultura al mínimo numero de distribuidores posibles y colocarle patente intelectual a todo lo que se produce. Simplemente se trata de lograr el control cultural por parte de los Intelectualistas.

Borrar la historia.

     Si el victimario no posee completo control de el ámbito histórico de la sociedad victima entonces procede a eliminar registros de dicha historia, sobre todo si le es adversa.

Controlar los medios de comunicación.

     Enlazar los medios existentes de la victima y tomar control de las corrientes ideológicas de las mismas es una de las primeras metas de los Intelectualistas.

Controlar las religiones.

     Buscan controlar los sistemas intelectuales que abarcan las jerarquías mas altas de una religión, para buscar convertirlas en adoradoras del intelecto y desde allí, bajo la premisa de que Dios es el uso del intelecto buscar el control de toda la sociedad. Cuando no pueden doblegar a una religión frecuentemente buscan crear religiones parecidas.

Controlar el sector finanzas.

     Se trata de controlar todo el aparato intelectual del sector finanzas y todo lo que tiene que ver con economía, incluyendo las deudas y la administración del grupo victima.

En resumen.


     La meta de los intelectualistas es tomar en control de todos los mecanismos y grupos intelectuales del grupo victima. Cualquier resistencia es considerada como un ataque contra lo mejor del intelecto humano que ellos dicen representar. Como dicen que lo hacen en nombre del poder de los intelectuales muchos intelectuales les creen y les siguen en la adicción de el intelecto. Cualquiera que no este de acuerdo con el extremismo tildado de ignorante, bruto o cualquier descalificativo similar. Ellos son los que causan que otros extremistas hagan acciones que causen enorme dolor en el ser humano, bajo ideologías fuertemente intelectualistas.

     Pero los Intelectualistas no pueden usar el pretexto de servir al mejor intelecto o pretender ser los únicos que merecen ser Intelectuales cuando se topan con los intelectuales triple equilibrantes, los pensadores de luz que funcionan como el factor que enfría y evita que los sistemas intelectuales se fundan en el extremismo intelectual, sin embargo es posible que simplemente no existan triple equilibrantes y el resultado es un desorden a todo nivel y una fuerte división ideológica entre todos los miembros de una sociedad. Cuando un mundo carece de triple equilibrantes se considera que es totalmente oscuro o lo que es lo mismo, un infierno ideológico.

Defensa anti Imperio Intelectualista.

    
Las posibilidades de defensa contra un grupo intelectualista es relativo, sobre todo en la cantidad de recursos que cada cual tenga, pero hay consideraciones que sirven para aumentar las defensas contra los extremistas intelectuales. Veamos algunos puntos que son interesantes tomar en cuenta para reducir la influencia de los Intelectualistas.

La promoción de la historia.

     Un imperio establecido por lo general tiene un poderoso enemigo, muy fuerte e inexorable que no puede ser bombardeado ni atacado con armas militares regulares. Ese poderoso enemigo es la historia, su propia historia. Por eso una de las armas para enfrentar a un imperio es hacer decenas, millares, millones de libros que expliquen el pasado que motiva a una reacción adversa con un imperio, esos libros o material histórico en diversos tipos de medios deben estar acompañados de una campaña para compartir los mismos entre las personas, y así rinde mas el esfuerzo. No se trata de propaganda contra el imperio, ni siquiera percepciones del presente, sino mas bien dejar que sea la historia, preferiblemente con sólidas pruebas, la que hable. Recuerde que todo juicio es producto del análisis de la historia.

La comunicación en varios idiomas.

     El material que se use para defenderse de los ataques imperialistas debe estar en el mayor numero de idiomas posibles porque mucho del material que se necesita para defenderse se encuentra en otros idiomas.

La protección de todos los organismos intelectuales propios.

    
Es imperativo proteger los sistemas intelectuales de la influencia de las ideologías Intelectualistas, incluyendo metodologías que crean dependencias o requieren de una asistencia frecuente por parte de grupos Intelectualistas, muchos de los cuales son anexos del imperio Intelectualistas. Cuidado con las metodologías en el área de las comunicaciones, técnicas de estudio, publicidad y artes porque pueden parecer que nada tienen que ver con el imperio pero si estimulan al Intelectualismo y una vez convertidos en extremistas intelectuales serán seducidos por ofertas de poder y dinero en el imperio. Por eso cuidado con toda ideología que pudiese causar extremismo intelectual, sobre todo aquellas que depende de grupos extranjeros. Por lo general no permita que los extranjeros se pongan a controlar intelectualmente a ningún grupo, ya que hay una alta probabilidad de que esos actuaran es a favor de intereses extranjeros y no de los grupos locales.

La promoción de material intelectual no patentado o de patente libre.

    Libere de patentes o distribuya en forma gratuita material que no esta limitada por patentes, o que requieran permiso para ser utilizados. Una de las cosas que se puede liberar es la música. Se debe fomentar la música libre de distribución gratuita sin patentes, para lo cual los músicos deben estar de acuerdo claro. Hay que debilitar a las productoras Intelectualistas que muchas veces no son mas que centros intelectualistas de control musical y fomentar al tipo de músico que se gana su dinero por su talento trabajando, en conciertos. Esa forma de trabajar, por conciertos, estimula mucho al sector musical y da mucho mas trabajo a los músicos, elevando el nivel espiritual de las personas. En cambio, usando productoras Intelectualistas muy pocos músicos hacen dinero y la gran mayoría hace música a duras penas y ganando muy poco. Por eso para el sector musical la oferta de las productoras es una estafa, porque si se toma en cuenta a todo el sector en realidad beneficia a muy pocos músicos.

    Lo mismo aplica con otros tipos de obras intelectuales, aunque claro no tengan la posibilidad de ir a conciertos, por ejemplo escritores, creadores de películas, etc. Las productoras Intelectualistas son una de las primeras fuentes de financiación de los Intelectualistas culturales, por eso es importante que la victima promueva otro tipo de música que no este bajo el control imperial así como otras formas de cultura. No se trata solo del genero, se trata de que no poseen titularidad (patente) sobre la cultura.

La creación de centros de estudios en capacidades sociales.

    Se pueden crear centros de estudios que no se envuelvan alrededor del intelecto, sino de habilidades sociales o espirituales donde no se apruebe a quien solamente sea un genio, porque requiere otras cosas que es mas que solo intelecto. De esa forma en materia de formación el individuo es menos propenso a ser Intelectualista.

     Entre los estudios no intelectualistas los cuales requieren no solo de aprendizaje sino de mucha practica están:

  • Cursos de oratoria y practica de la misma, mucha practica.
  • Cursos de equilibrio informativo, confrontación y exposición de ideas (Ética).
  • Deportes.
  • Cursos de baile.
  • Cursos de ideología equilibrante (Nuevo).
  • Lecciones sobre responsabilidad y honestidad (con practica).

Los foros prisma.

    No permita que nadie le venga a dar lecciones de libertad de expresión si esa libertad no es sinónimo de libertad para pensar y ver que piensan los demás para estimular el criterio propio. Sobre todo no crea en nadie que apoye de forma deliberada la manipulación Intelectual de las comunicaciones y las líneas editoriales, porque eso lleva implícito destruir la libertad del criterio propio en cada medio y en todas partes. Mida la distancia que hay entre una supuesta libertad de expresión y la exposición de distintas opiniones sobre un tema en especifico en un mismo medio para que cada quien se forme su propio criterio.

    Mientras mayor sea la distancia entre el contraste de ideas y la comunicación mayor será la posibilidad de que sea infectado por los Intelectualistas, no importa si las comunicaciones son a favor de la defensa anti imperial. Si manipulan le hacen mas fácil el trabajo a los Intelectualistas porque solo el criterio propio y la libertad para pensar reduce la manipulación de los pueblos victimas, de cualquier otro modo seria promocionar al intelecto sobre la humanidad y eso solo favorece al extremismo intelectual.

La ideología humano equilibrante.

    Puede ir desde los derechos humanos hasta la ideología triple equilibrante.