El péndulo de el extremo - El principio del ritmo.

El tema que aquí se trata es sobre algo que aprendí del antiguo Hermetismo. Yo comencé todo el TRIBalance sin conocer los principios del Hermetismo, eso es cierto, pero de todo lo que aprendí de los Herméticos lo mas importante es la colaboración de las palabras Herméticas en cuanto al principio del ritmo. La palabra, la forma en que hablaron del ritmo encendió en mi una interpretación quizás diferente al Hermetismo pero que influyo en mi para comprender el principio del péndulo, el principio del Ritmo.

Ese principio es clave para los equilibrantes, es crucial, porque le da a los equilibrantes su espacio en el universo. El principio del ritmo en el TRIBalance es un fenómeno que pertenece al infinito, al universo entero, es, como todos los principios de triple equilibrio un principio eterno. Explicare lo que es el principio del ritmo y lo crucial que es entenderlo para sobrevivir como equilibrante.

Imaginemos a un péndulo, un péndulo es un objeto que se encuentra guindando desde un punto y que se mueve de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. Los péndulos se usaban mucho en relojes antiguos, donde cada vez que se movía el péndulo se producía el clásico Tic-Tac de aquellos relojes. En el universo, todo tiene sus extremos, todas las cosas están sujetas de alguna forma al movimiento de toda cosa dentro de sus extremos, todo tiene un movimiento pendular, o sea todo se acerca a sus dos extremos de acuerdo a un ritmo, ese es el ritmo de los extremos, el principio del ritmo universal.

En un péndulo de reloj, pues el ritmo es muy sencillo de ver, el movimiento tic-tac del péndulo de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. En las demás cosas del universo el movimiento del péndulo es el ritmo que siguen todas las cosas. Es fácil imaginarse el tic tac del péndulo, pero lo fascinante es ver como la sociedad humana se mueve como un péndulo y el principio del ritmo también sucede en la sociedad humana. En el proceso le enseñare como llegar al fin del tiempo o el tiempo equilibrante, un mágico momento donde el ritmo se detiene para comenzar un nuevo ritmo. El principio del péndulo nos enseñara como funcionan los extremistas y sus tácticas mas enfermizas.

Vamos a comenzar imaginándonos un medallón, algo así como una moneda grande de metal. En la parte superior del medallón hay un pequeño hueco. En ese hueco hay una cadena que atraviesa la moneda. A la moneda le vamos a poner unas letras que digan: "Una sociedad". A la cadena que sostiene a la moneda la vamos a llamar cadena ideología. Allí esta uno de los tres ámbitos del triple equilibrio, el intelecto. Como ya tenemos uno de los tres aspectos, nos quedan aun dos aspectos, el aspecto espiritual y el aspecto material.

El aspecto espiritual la vamos a colocar a la izquierda del medallón, y el aspecto material lo vamos a colocar a la derecha del medallón. Ambos aspectos queman y son muy calientes porque son extremos. Ahora a nuestro péndulo le vamos a dar un empujón... y tick, tack, a la derecha, a la izquierda, y así sigue en el ritmo, entre los dos extremos. En tal sentido cuando la sociedad humana se acerca demasiado al extremismo materialista el peso de la moneda y por la misma fuerza que lleva hará que el medallón se mueva al extremo de la izquierda y cuando llega a ese extremo y por el mismo principio del péndulo se moverá de nuevo a la derecha y así sucesivamente.

Pero estudiemos porque si el péndulo iba a full fuerza a la derecha de repente la fuerza se invierte y se orienta hacia el sentido opuesto. Se trata de la gravedad en parte, eso es cierto, pero tiene mucho de que el péndulo se destruiría si se mantiene en un extremo demasiado tiempo. Miren el ritmo de la noche y el día por ejemplo, si ese ritmo se llega a detener una parte del planeta se quemaría y todo moriría del calor y la otra parte se congelaría y todo muere de frió. La vida necesita de un espacio entre ambos extremos al igual que todas las cosas del universo existen entre sus extremos y eso le da el peso gravitatorio, la gravedad no es mas que la inercia de la conservación de un ritmo o un ritmo continuo que se resiste a detenerse.

El péndulo se mueve de materialismo a espiritualidad y viceversa, entre extremo y extremo y mantiene ese ritmo porque justo en el momento que se aproxima al máximo extremo sucede la conciencia del equilibrio, y el péndulo se dirige hacia su punto de equilibrio, pero por la fuerza que llevaba pasa el punto equilibrio y se mueve al lado contrario, para luego acercarse a su extremo contrario y de nuevo buscar el punto equilibrio moviéndose a la derecha y así sucesivamente. Ahora viene la parte fascinante.

Si usted fuera un extremista de la derecha, o el materialismo, y usted ve que el péndulo se ha acercado a su máximo del extremo materialista y que el peso del medallón busca el equilibrio hacia la izquierda, usted haría lo mas lógico que haría un extremista inteligente, empujar el medallón no hacia el equilibrio, sino hacia el extremo izquierdo! La razón es muy simple, si empujas al extremo izquierdo aceleras el movimiento futuro hacia la derecha, si empujas el péndulo con mucha fuerza a la izquierda ira mas rápido hacia la derecha, eso se puede experimentar, es ciencia.

Por lo que vimos es perfectamente posible que al llegar al extremo derecho se quiera empujar al extremo izquierdo en un proceso que busca extremar el acercamiento a la izquierda y satanizar a la izquierda, llevarlo a sus limites para que la sociedad odie a la izquierda y quiera ir de nuevo hacia la derecha. Ese es el manejo intencional del movimiento del péndulo. El asunto es que entre el extremo izquierdo forzado y rápido y la vuelta a la derecha ocurre demasiado extremismo, muerte y destrucción. Esta en el culto de los extremistas manejar el péndulo para que dure lo mas que se pueda hacia un lado y lo menos posible hacia el sentido contrario. Muchas veces pueden querer inventar ideologías de izquierda orientadas a llevarlo al extremo lo mas rápido posible para que el péndulo retorne a la derecha. Es el manejo del péndulo para la conveniencia de algunos, ese es una técnica propia de los ideólogos del triple vació o templarios del extremismo. Así se puede concluir que la manera de vencer una tendencia es tratando primero de relacionarla con otro extremismo del pasado y el fin ultimo es llevar al otro al extremismo de sus propias ideas. Puede parecer macabro, pero eso no es nada nuevo ni es difícil imaginarlo. De esa forma un extremista de la derecha puede buscar extremar la izquierda para satanizarla y así volver a empujar hacia la derecha. Los maestros del péndulo pueden parecer muy hábiles y poderosos por su conocimiento del ritmo mas allá de simplemente apoyar la izquierda o la derecha como el común, pero sin embargo hasta ellos tienen sus limites y sus limites son los equilibrantes, que tratan de detener el péndulo en el punto equilibrio en lugar de estar permanentemente empujando hacia los extremos.

Los equilibrantes no intentan empujar al péndulo a los extremos para sacar provecho del extremismo, los equilibrantes buscan detener el movimiento del péndulo para darle estabilidad a la sociedad y darle un ritmo menos pronunciado, menos extremista, mas estable. Es imposible acabar con el ritmo, pero se puede alejarse del extremismo a niveles peligrosos y he allí una de las labores mas importantes de los equilibrantes. Los equilibrantes no buscan crear extremistas para sacar provecho de ello, busca el equilibrio entre los extremos. Claro que pueden equivocarse, claro que pueden cometer errores, pero el equilibrante tiende hacia el equilibrio y eso es lo que lo diferencia de los que tienen tendencia hacia los extremos.

Hoy en día es lógico que los maestros del péndulo intenten empujar a la izquierda a limites lamentables, quieren extremar a la izquierda y satanizarla, quieren crear ejemplos que sostengan la tesis de que la espiritualidad es mala y así de tanto extremar, infiltrar, infectar y sabotear crear las condiciones para que el péndulo se vuelva a el extremo materialista. Están creando instrumentos para empujar el péndulo hacia el extremo izquierdo hasta niveles lamentables para que así el péndulo retorne a la derecha, es como empujar al opuesto al extremismo de la locura para salir como héroes a salvar a los demás. Difícil es imaginar cuantas veces ha sucedido que se empuje a ideologías diferentes al extremismo para justificar otro extremismo y como la gente esta demasiada ocupada luchando por uno u otro extremo haciendo el problema mayor porque lo que hacen es empujar mas el péndulo y con mas fuerza no se dan cuenta que el numero de extremistas no hace mas que incrementar mientras se defiendan los extremos con mas fuerza y esa fuerza termina muchas veces explotando y destruyendo a la humanidad algo que poco les importa a los extremistas.

Los equilibrantes están mas allá del movimiento a la izquierda o a la derecha, eso es lo que los diferencia, ellos buscan es el equilibrio y el detener al péndulo del extremismo mientras que los extremistas muchas veces controlan los dos extremos y buscan llevarlos a los extremos a ambos para sacarle provecho en una especie de motor humano que consume sangre humana entre el horror de extremismos lamentables. El culto del extremo solo lo pueden entender o los extremistas mas experimentados o los equilibrantes.

Como el mundo ya no puede consumir tanto material evidentemente el materialismo retrocede, la espiritualidad incrementa y es casi que científico lo que sucederá. Los materialistas trataran de empujar a los espirituales a extremismos lamentables, trataran de asociar extremos anteriores del péndulo a el nuevo movimiento a la izquierda espiritual, intentaran también sabotear, infiltrar y sobre todo extremar a la izquierda, empujar hacia el extremo izquierdo para acelerar el regreso del movimiento del péndulo a la derecha y en el proceso no les importa cuanta gente tenga que morir o peor aun, sufrir en vida y alma conciente. Pero un plan macabro que se ha podido repetir muchas veces con éxito en el pasado puede toparse con aquellos que encarnan la fuerza de la gravedad, les llega el momento de que el péndulo se les torne pesado de mover, duro de extremar, y esa es precisamente la labor de los equilibrantes. En parte se trata de evitar que los extremistas busquen extremar al movimiento del péndulo hacia la izquierda e intentar detener al péndulo en el centro en lugar de empujarlo mas a la derecha para que el péndulo se detenga y la guerra entre derecha e izquierda se detenga. Un equilibrante sabe que hay extremistas en todas partes, en la derecha y la izquierda y que ambos quieren empujar mas al péndulo, pero la meta de un equilibrante es no prestarse a empujar mas al péndulo sino buscar la manera de equilibrar y así detener el acercamiento de la sociedad a extremos lamentables y muy peligrosos.

Aquellos que buscan empujar a la sociedad al extremo doloroso y al sufrimiento extremista para sacarle provecho a la reacción se encuentran con los equilibrantes que no estando dormidos o inconcientes y ven el demoníaco proceder de los que buscan beneficiarse del extremismo y proceden a neutralizarlos, y es que hasta los extremistas tienen su ritmo y así como si el planeta se detiene todo se quema o enfría así también si los extremistas no tienen equilibrantes terminarían destruyéndolo todo, incluso a ellos mismos, por eso la labor de los equilibrantes es universal y hasta vital para los extremistas por muy sorprendente que parezca, así como es vital para el péndulo el que se pueda mover entre dos extremos.

Por ahora la meta lógica es evitar que se empuje a la izquierda al medallón de la sociedad, hay que frenar y darle peso al medallón, crear gravedad que al final es fuerza de equilibrio y evitar que el péndulo llegue al extremo izquierdo por mucho que los de la derecha intenten empujar. Hay que detener a los Pendulares para que dejen de asociar a la izquierda con extremismos del pasado, hay que evitar que infiltren a la izquierda para extremarla, hay que ser fuertes evitando que la izquierda se extreme y al mismo tiempo evitando que retorne a los extremos de la derecha, hay que crear un espacio entre los extremos, un espacio donde el péndulo relativamente ya no se mueve, un espacio que llamo el fin del tiempo porque es allí donde el péndulo del reloj deja de hacer su Tick - Tack, también se le puede llamar la hora del equilibrio.

Por eso cuando eres equilibrante vas mas allá de derecha o izquierda, entras en sintonía con fenómenos universales y tu función es la estabilidad de toda la humanidad, mientras que los extremistas buscan sacar provecho de los extremos de la sociedad. Los equilibrantes saben que los extremistas están en todas partes, en todo pueblo, en todo rincón, en todo grupo político, en toda religión, en toda sociedad y no son ciegos como para ver solo algunos extremistas y no aquellos que comparten sus ideas. Es algo que va mas allá de la política, mas allá de todo credo, es el antiguo e interminable ritmo del universo, es los extremistas y los equilibrantes mas allá de toda ideología, mas allá de esta vida, es el eterno flujo del universo entre el equilibrio y el caos.

Los equilibrantes ahora tienen una misión, evitar que el péndulo sea empujado hacia el extremo izquierdo y al mismo tiempo evitar que el péndulo vuelva al extremo derecho, por eso vamos en sentido contrario de la izquierda y también de la derecha para crear un espacio nuevo totalmente diferente llamado el punto equilibrio y como vera la meta es muy distinta a los extremistas de izquierda o derecha e incluso de aquellos que le quieren sacar provecho al extremismo humano. Los equilibrantes definitivamente tienen sus propias metas y su propia realidad.

Una de las magias que tienen los equilibrantes es contrastar ideas, detener las ideas en el tiempo y eso se logra deteniendo al péndulo que es lo que mueven a las palabras. Una forma de detener las ideas extremistas es evidentemente con el pluralismo no cuantitativo, o sea pluralismo donde todas las ideas busquen su representación sin importar el numero de personas que tienen las ideas, numero que no se representa. Los equilibrantes saben que ni la política ni la religión antigua tienen protección contra los extremistas, que en cualquier parte en cualquier grupo e incluso en la misma familia puede haber extremistas y que incluso ellos mismos pueden caer en extremismos, por eso la existencia de los equilibrantes no depende de política, religión o autoestima alguna, es un fenómeno de interconexión con principios universales que van mas allá de la vida, simplemente porque el equilibrio existe mucho antes que la vida y seguirá existiendo mas allá de la vida y es que el equilibrio es una propiedad del universo y así los equilibrantes son almas mas cercanas a ser universales. A los equilibrantes no los mueve la política, la religión, la geografía y ni siquiera la condición humana, los mueve el universo infinito, los mueve la búsqueda interminable de la esencia del ser vivo equilibrante, los mueve el principio universal del equilibrio integro del alma y ante un concepto tan universal y tan eterno todo lo demás es temporal, circunstancial y relativo. La primera fe de un equilibrante es la búsqueda de su propio equilibrio, primero cree en si mismo y después en todo lo demás porque si no busca su propio equilibrio si algún día se acercase a el no sabría apreciarlo y se le va como un momento fugaz además del ineludible hecho de que como todos somos diferentes todos tenemos una idea relativa del equilibrio totalmente distinta a la de los demás. Somos universos dentro del universo.

Ve, camina el mundo buscando detener al tiempo, llénate de la infinidad del universo, recupera tu visión única del mundo, desarrolla la personalidad y la conciencia propia y comienza a darte cuenta de que el extremismo puede estar en cualquier parte y que peor es intentar negarlo, como quien intenta tapar el sol con un dedo. No es una revolución, es la evolución, es la esencia del alma equilibrante, del alma universal, del alma que es compatible con el universo y que busca su esencia en su propio equilibrio. Hazlo y veras que tu visión del mundo comienza a cambiar, comienza a pensar en almas capaces de nacer en múltiples mundos, múltiples lugares del universo y que aun así conservan su equilibrio interno aun si existirán en lugares distintos del universo, comienza a tomar el camino de las almas universales, de los hijos del infinito y cuando comiences a imaginar como son las almas universales te darás cuenta que lo único que les queda es su propio equilibrio interno porque el equilibrio une al universo. Aprende a detener el péndulo y con el a la ideología y abre espacios para la dimensión del equilibrio y siente como el alma se acerca al infinito mientras te haces protector de la condición humana, humano integro que es el principio y el fin, te harás un humano integro, un humano equilibrante, un alma universal y así hasta los dioses entenderán la existencia del ser humano porque ellos son también, almas universales.