Espíritu local.

    Toda organización equilibrante tiene un aspecto espiritual, el cual tiene que ver con las relaciones humanas y entre los seres vivos. Un equilibrante aprende a buscar el espíritu local en cada grupo, al código de comportamiento para relacionarse con dicho grupo. En el ámbito espiritual los equilibrantes toman en cuenta la cultura, promueve la participación social, estimula la producción local y colabora con la capacitación de las personas para que aprendan a producir y controlar la tecnología. Un grupo equilibrante puede tener un núcleo internacional pero debe tener un fuerte componente de adaptación a el espíritu local de las personas.

    Veamos algunas características de una organización equilibrante:

1) En lugar de buscar montar negocios en el espacio de un grupo de personas o sociedad para dejar solo el mantenimiento de las personas que trabajan para sobrevivir y llevarse el grueso de la ganancia a otra parte, lo cual seria lo mismo que saquear a un lugar y darle comida a los que colaboran con eso, los equilibrantes buscan la manera para que sus organizaciones sean en gran parte destinados a la propiedad y disfrute productivo de la sociedad en donde esta implementado.

2) Los equilibrantes toman en cuenta al colectivo y sus costumbres, sus ideologías y sus valores, adaptándose en consecuencia y no pretendiendo que sea el grupo colectivo que se adapte a ellos. Por ejemplo, sin un negocio equilibrante coloca imágenes de personas, en especial mujeres y eso basta para que sea ofensivo a la cultura local de un grupo entonces el grupo equilibrante no las coloca en el sistema local sin que por ello se incurra en la perdida de principios que alegan los intelectualistas porque el principio es la ideología equilibrante y el medio es la adaptación.

3) Los equilibrantes buscan capacitar a los grupos donde estos se encuentran ubicados. No promueven la excelencia de grupos ajenos y participa en la cultura y costumbres de los grupos. Los equilibrantes hacen uso de su capacidad de adaptación y sus sistemas de relaciones humanas demostrando así que en ellos si hay la presencia de el ámbito espiritual ajustado a la realidad local de cada grupo. Un equilibrante sin ámbito relacional adaptable, sin ámbito espiritual no es tal.

4) Mientras los intelectualistas buscan la manera de controlar y manipular a los grupos sociales, como por ejemplo creando supuestos lideres adiestrados en el culto al sistema intelectualista que ellos llaman filosofía para agredir y justificar el atropello de fuerzas externas los equilibrantes se adaptan para la defensa de la cultura y el sistema de relaciones humanas donde el sistema equilibrante este presente. Mientras los intelectualistas buscan quebrar al espíritu local y justificar una intervención externa los equilibrantes se adaptan y hasta protege la cultura local ayudando así a la independencia ideológica de los grupos.

5) El principio que mueve a los equilibrantes es que la vedad no es una cosa absoluta, sino que es relativo al equilibrio de los ámbitos espiritual, material e intelectual, al tiempo y al espacio. Los equilibrantes no ven porque sentirse en modo alguno superiores o con derecho a atropellar la cultura o costumbres de nadie y mucho menos llegar al extremo enfermo de catalogar a las ideologías sociales como primitivas o salvajes, ya que las ideologías del ámbito social cambiaran de nombre pero seguirán hasta el infinito y por ende nunca serán primitivas sino que suceden y seguirán sucediendo.

6) Los intelectualistas creen que las ideologías espirituales en general e incluso hasta el ámbito espiritual en su mismo es algo atrasado e ilógico, todo lo que tenga que ver con relaciones humanas menos por supuesto a ideología de control intelectual. Los equilibrantes saben que el ámbito espiritual es eterno y parte del universo alma y por ende nunca es atrasado, todo depende de la pureza del ámbito espiritual o de el extremo al que pudiera llegar.

7) Mientras los intelectualistas dicen que una ideología es atrasada o primitiva los equilibrantes dicen que una ideología puede estar mas involucrada en el ámbito espiritual o incluso en el extremismo espiritual. Vera para el equilibrante no existe el concepto de tiempo para las ideologías, sino los ámbitos donde estas se presentan y es que lamentablemente para los intelectualistas el ámbito espiritual es atrasado y el futuro son ideologías que controlen al ser humano o que les de completa libertad a los extremistas intelectuales.

8) Si se quiere resumir, simplemente los equilibrantes no perciben las ideologías en una escala de tiempo sino que lo hacen en una escala de ámbitos el cual se denominan prisma y eso se debe simple y sencillamente a que los ámbitos son eternos y universales y por ende no se miden en unidades de tiempo.

9) Los equilibrantes tienen una gran capacidad para adaptarse a cualquier ideología y forman parte de la búsqueda de la identidad e independencia de los grupos humanos sirviendo como protectores de la identidad y defensores del principio de que nadie tiene la verdad absoluta simplemente porque la verdad es que el intelecto no es todo el universo.

10) Los equilibrantes creen en la independencia del alma como único principio en el ámbito equilibrante, cualquier otra creencia es posible fuera de la dimensión equilibrante pero para ello los equilibrantes deben poner en claro que lo están haciendo fuera del sistema equilibrante. La idea es ayudar a que los distintos grupos consigan su identidad propia y alcancen su espiritualidad de grupo, de eso se trata el ámbito espiritual, el cual a su vez debe tomar en cuenta al resto de los ámbitos, como es el material y el intelectual en la búsqueda del triple equilibrio.

11) La única constante es que el equilibrante debe tomar en cuenta y participar en el ámbito espiritual local de todos los grupos donde se haga presente como parte de su condición de triple equilibrante, porque un equilibrante que no tome en cuenta al aspecto espiritual, sea local o global simplemente no es tal, así de simple. Por eso un equilibrante busca participar en las comunidades y ayuda a fortalecer las relaciones humanas mientras que los intelectualistas buscan debilitar a las relaciones humanas para ellos controlarlos y manipularlos mejor destruyendo hasta sus identidades, valores y cultura.

12) El ultimo punto es tener en cuenta que toda organización equilibrante debe ser útil a la comunidad donde este se presente, mas allá de dar dinero debe ayudar en el ámbito espiritual, colaborar con el grupo cuando se puede en cuanto a capacidad tecnológica y ayudar en el desarrollo económico del grupo incluso cerciorándose de que parte de cualquier ganancia sea retribuida en ganancia para miembros de la misma comunidad.

Por ejemplo no es lo mismo decirle a un grupo que un negocio local va a hacer muchísimo dinero para crear millonarios en otra parte (lo ven como vampiros) a que esa misma empresa haga millonarios locales, que contraten personal local, que consuman productos locales y gasten localmente porque si se diera a elegir entre millonarios vampiros y paisanos, los vampiros siempre son mas siniestros. Por eso los equilibrantes deben cerciorarse que una parte importante de las ganancias, repito, ganancias, no caridad, sea retribuida entre miembros de la misma comunidad donde se implemento el sistema y de esa forma los colectivistas entienden que no se trata de vampiros voladores chupa sangre, sino que una parte es la encarnación del beneficio colectivo, con participación del colectivo, aportando al colectivo, que en términos equilibrantes es simplemente teniendo presencia en el ámbito espiritual, uno de los tres ámbitos esenciales de los equilibrantes.