Contrastes entre ideologías.

Lo que voy a escribir aquí debe ser analizado con cuidado, porque no son solo palabras puestas al azar y tienen mas lógica de lo que parece. Aquí vamos a hablar de la diferencia de los filósofos supremacistas y de los filósofos equilibrantes. Lo que va a leer pudiera parecerle extraño pero siga la lógica.

Vamos a comenzar por describir que es un filosofo según el prisma triple equilibrante. Un filosofo es un organizador de ideas, generalmente organiza ideas mas allá del promedio de las personas en temas específicos y hace ideologías que son útiles a las personas, por eso un programador no es un filosofo aun si organiza ideas. Filosofía es organizar ideas, ahora en filosofía de extremo se dice que filosofía son ideas de orden superior, pero desde la ideología relativa y equilibrante en verdad no hay forma de saber cual es superior y cual no lo es, todas son igual de importantes según quien lo vea por ende no hay esa discriminación de ideas entre unas supuestamente superiores que otras, sino que todo es filosofía en menor o mayor grado dependiendo de como se entienda y es que no hay una regla que diga que organizar una idea mas allá de cierto punto cuantificable se convierte en filosofía, porque de por si las ideas no son cuantificables.

Ahora vamos a ver para que sirve la filosofía, o el orden de las ideas. Entendamos el hecho de que hace 50,000 años, los seres humanos de entonces eran tan inteligentes como nosotros ahora, tenían su cerebro igual al nuestro, pero eran prehistóricos. Lo que nos diferencia de ellos es la manera en que tenemos las ideas organizadas y la forma en que organizamos las ideas. Todo la diferencia de la vida prehistórica a la moderna esta en el sistema filosófico global, o sea al orden global de las ideas, por eso la filosofía es la madre de las ciencias, pues si no organizamos ideas de nada serviría la ciencia, la filosofía siempre es primero. Muchos se preguntan para que sirve la filosofía, cuando habría que preguntar mas bien como se puede vivir sin organizar ideas, o mas bien sin inteligencia.

Hay dos tipos de filósofos, los no equilibrantes y los equilibrantes, los no equilibrantes siempre aparecen primero y van evolucionando para convertirse en equilibrantes. Vamos a detallar las diferencias.

Los filósofos no equilibrantes y desequilibrantes son ideólogos que organizan ideas en búsqueda de su propia superioridad o basado en sus propios intereses que toman una posición determinada dentro de el ámbito del alma y defienden alguno de los aspectos en detrimento de los otros aspectos. Por ejemplo pueden defender la espiritualidad desde su punto de vista intelectual y al mismo tiempo agredir o atacar al lado material. Ellos tienden siempre hacia uno o varios extremos pero no buscan equilibrar todos los ámbitos. Frecuentemente son manipuladores, mienten cínicamente, aplican censura y son enemigos de darle libertad a las personas para que desarrollen su criterio propio porque ellos se dedican todo el tiempo a manipular la realidad para que se vea de la forma en que a ellos les conviene. Hablan de la libertad de expresión cuando la verdad es que lo que quieren es libertad para manipular las ideas de forma en que la gente termine creyendo algo a lo cual ellos trataran de sacarle beneficio. Son lagartos de sangre fría, hipócritas que se esconden en todas partes, en todo partido político, en todo grupo social, muchas veces no los queremos ver porque se cree que están de nuestra parte, pero fanático es fanático y aquel que arremete contra la libertad de las personas para formarse su propio libre criterio es fácil de notar si se mira con objetividad.

Los filósofos no equilibrantes, o extremistas, ni siquiera tienen un concepto de Dios, aunque matarían y mandan a matar por el, no saben ni que es, además son expertos de la confusión y difíciles de ver porque muchas veces nos negamos a aceptar que pueden estar en todas partes, incluso entre los que amamos o dicen estar de nuestra parte. En toda la verdad que dicen tener no aparece que lo espiritual, lo material y lo intelectual es igual de importante para un alma porque están muy ocupados defendiendo su superioridad e incluso hasta su supuesta supremacía intelectual y hasta divina. Están en todas partes, entre todos los colores políticos, son de todas las razas y colores. Sus medios de comunicación son medios de manipulación estudiada, laboratorios sofisticados destinados a suprimir el criterio propio de las personas, alejándolos por ende de una visión equilibrada de la realidad llevando al embrutecimiento de la población en general, su libertad de expresión consiste en la libertad que tengan para mentir, ofender, censurar y manipular como quieran atacando en la medida que sea posible toda posibilidad de que las personas piensen por si mismas y quieren imponer una forma de pensar. No quieren mostrar las distintas opiniones en los temas y manipulan los espacios para que solo se diga lo que a ellos les conviene en nombre de una libertad de expresión que es un atropello a la libertad para tener criterio propio. Allí si se nota y mucho la enorme distancia que hay entre la libertad de expresión y la libertad de criterio propio. Cuando usted vea esa distancia muy marcada tenga en cuenta que esta en presencia de gente que quiere imponer sus ideas aun al precio de que la mentira y las verdades a medias terminen causándole daño o metiéndolo en un mundo de ficción.

Los filósofos equilibrantes se mueven en la trilogía espíritu, materia e intelecto. Buscan el equilibrio eternamente porque el universo siempre cambia y con ello se aproximan al alma universal el cual en teoría pudiera renacer en cualquier parte, en cualquier condición y continuar teniendo su equilibrio interno, o sea su ideología seria la misma, aun si viviera muchas vidas porque es una ideología basada en tres infinitos y un infinito es lo único que sobrevive a la muerte. Nadie puede ser dueño del equilibrio, eso seria demasiado loco hasta para un demente pretender ser dueño de algo que es parte esencial del universo. El camino del triple equilibrio lleva hacia adentro de ellos mismos, se unen en grupos para equilibrarse como sociedad. Para ellos lo espiritual, lo material y lo intelectual son igual de importantes y no pretenden ser dueños de la verdad porque la verdad es un equilibrio infinito y el infinito no es una propiedad, es la esencia. Otros pudieran llamarlos filósofos relativos puros, o filósofos triple infinitos. Estos filósofos no temen al pluralismo, lo que es mas, el pluralismo es precisamente su fortaleza, para ello usan ideologías prisma que en su esencia buscan exponer los distintos "colores" de muchas opiniones de un mismo tema en condiciones proporcionales y separarlas según la gama de colores, gama el cual son los seis extremos de la estrella alma. En lugar de manipular buscan fortalecerse con el criterio propio, como vera son la antitesis de los extremistas manipuladores. Es necesario ver toda la gama de las ideas para poder equilibrarlas con mas exactitud en una realidad equilibrada. La libertad de expresión para ellos es sinónimo idéntico a la libertad de criterio propio, tanto que ni usan el termino libertad de expresión y usan en su lugar la palabra prisma porque ha sido tan golpeada la libertad de expresión que a veces no se sabe si se refiere a libertad para manipular o a libertad para dejar pensar, por eso se usa la palabra Prisma, como un indicativo de que se tomaron en cuentas opiniones de colores diferentes para permitir que se desarrolle el criterio propio.

Por mucho que pueda sorprenderles los triple equilibrantes, a diferencia de los no equilibrantes si tienen un concepto de Dios. Dios es el alma equilibrada. Así de simple, ahora pudiera escribir un mar de texto sobre eso pero basta decir que cada vez que alguien busca a Dios este busca al equilibrio de su alma, a Dios se le llega por medio del alma equilibrada. Cuando hay un misterio que la ciencia no explica, cuando hay presencia de cosas del infinito que van mas allá de lo que entendemos, buscamos el equilibrio interno, cuando sucede la muerte de un ser querido, cuando queremos entrar en comunión con la sociedad, buscamos el equilibrio interno, donde esta la paz. Dios es el alma equilibrada, y no por eso deja de existir, muy al contrario fortalece a la espiritualidad el tener un concepto claro de algo que siempre ha existido pero que a pocos les ha importado, quizás porque están demasiado ocupados entregándose a todo tipo de fanatismo y extremismos como para darse cuenta de lo importante que es tener contacto con el alma equilibrada. Somos una imagen del equilibrio interno, semejantes a nuestra esencia, mas no por eso somos equilibrantes. Para saber quienes son los profetas de Dios y quienes son los falsos profetas solo debe ver quienes buscan el equilibrio del alma humana (el humano es el principio y el final) y cuales al contrario buscan el desequilibrio para satisfacer sus propios intereses aun si eso lleva a extremos anti humanos.

Los no equilibrantes, los filósofos no equilibrantes no buscan el equilibrio del alma humana sino todo lo contrario, por ende son anti alma humana, anti conciencia y anti equilibrio, lo cual es sinónimo de ser un demonio. Los demonios se caracterizan precisamente por su capacidad extremista. Cuando un cuerpo humano muere, y pudiendo este llevarse algo, lo único que pudiera conservar para otra vida seria en parte algo de su memoria pero esencialmente el equilibrio de su alma. Si se renaciera muchas veces ese equilibrio se puede ir purificando hasta crear almas que puedan nacer donde sea y seria triple equilibrantes porque son compatibles con el infinito ya que buscan equilibrarse en cualquier situación. Esas almas de máxima evolución son difíciles de detectar, al menos que exista todo un mundo de personas no equilibrantes, entonces se les puede detectar como los equilibrantes elementales, o sea personas que nacen con el triple equilibrio, nacen triple equilibrantes y con el tiempo desarrollan su propia ideología triple equilibrante. Son personas que desarrollan ideología triple equilibrante aun si nadie se los ha enseñado, porque es el alma de esa persona quien le enseña, o sea nace desde adentro la necesidad de buscar el equilibrio conciente del alma y de su esencia humana integral.

Por eso no les extrañe si para un equilibrante todos los partidos políticos, religiones, ideologías son lo mismo, solo una expresión de un sistema ideológico que hizo a un mundo donde el equilibrio no importaba, donde el triple equilibrio fue reemplazado por la ambición de superioridad y la búsqueda de la dominación intelectual. Cabe preguntar si siendo manipulado es la forma en que una persona se hace mas libre, libre para buscarse a si mismo, libre para pensar, aun si pareciera que a pocos le importa su propia libertad para pensar mientras se intoxican de ficción en un mundo carente de triple equilibrio, en un mundo de oscuridad. Algunos son defensores de lo espiritual, de lo social, otros de lo material y la libre posesión de lo material, otros de la supremacía de los intelectuales, pero al final todos tienen algo en común para los equilibrantes, ninguno de ellos son triple equilibrantes y por ende son solo parte del movimiento del péndulo, hoy son materialistas, mañana espirituales y viceversa en el reloj del tiempo histórico. En esencia son lo mismo, caras de la misma moneda, movimientos del mismo péndulo, son todos no equilibrantes.

Vamos a poner aquí un ejemplo, imaginemos que hay un demonio en un lago de muy poca profundidad y hay una cascada, y allí hay unas grandes latas de pintura. El demonio ya y se zambulle en la lata de pintura amarilla y va hacia uno y le dice, mira son amarillo! Pongámosle amarillo a cualquier aspecto, digamos que es intelecto. Uno le dice, ya te vi antes demonio. El demonio va y se lava en la cascada y se tira en la lata azul, sale y va hacia uno, mira soy azul! Uno le dice, ya te vi demonio y este extrañado repite el proceso pero con el rojo. Mira soy rojo! Ya te vi demonio. Luego viene el demonio frustrado y con su inteligencia manipulada y escasa pregunta como se le reconoció. Uno lo que puede es decirle que no importa de que color se pinte, intelectual, social, espiritual intelectual, material, mientras no sea equilibrante y sea extremista demonio será porque no esta pintado de blanco (blanco es la unión de todos los colores). Sale corriendo el demonio a tirarse en todas las latas para ponerse blanco y de tanto hacerlo ve que es imposible y se acerca a uno y reclama que eso es imposible, a lo cual uno responde que los colores no se pintan en el exterior, sino muy dentro de uno mismo, en el alma primero, para que de adentro salga el color blanco. Y allí vera al demonio tragando pinturas de colores, intoxicándose con ella, como si al alma se le llegara por el estomago o por el cerebro intoxicado o por el cuerpo pintado. El demonio se puso bravo y vio que el solo se tornaba rojo, vio, aprendió, y se tiro en la azul a absorbió y solo se tornaba azul, luego así por los seis colores, apenas se hizo maestro en los seis colores fue a uno y le dijo, ya puedo cambiar de todos los colores, pero es imposible el blanco. En eso uno lo agarra y le dice, usa esta magia para que te enfrentes al máximo de los extremos de la evolución, el demonio los combino y su forma cambio, su visión cambio, era un maestro de la oscuridad ahora vivo, como la noche justo antes del amanecer la máxima oscuridad lleva a la luz ya no era un demonio, ni rojo, ni azul, ni verde, ni algún otro color, En eso el humano resultante dice que ya es de alma blanca pero que solo ve oscuridad y uno le dice que este debe crear su propia luz este aprendió a hacerlo cuando le enseño a otro demonio como equilibrarse.

Desde el punto de vista del filosofo equilibrante, todos los colores son oscuridad, pero al unirlos a todos a uno y al infinito se produce la luz triple equilibrante en el ser humano universal que esta conciente de la búsqueda de su propia condición viviente, es filosóficamente libre para pensar y es evolucionado porque busca su propia evolución constantemente. La diferencia de los equilibrantes a los no equilibrantes es, simplemente contrastante. Un equilibrante sabe que los no equilibrantes o anti equilibrantes están en todas partes, en cualquier grupo incluso en su propio grupo y entiende que no se trata de ver quien tenga o no tenga la razón o entrar en el conflicto entre los sociales, los materialistas y los intelectuales por ejemplo, se convierte en algo tan sencillo como determinar quienes son y quienes no son triple equilibrantes, es una concepción que va mas allá de la ideología extremista, es querer evolucionar el sistema filosófico a algo muy diferente, mas equilibrado y mas humano.

No se trata de ver quien tiene la razón dentro de un sistema filosófico de extremo y no equilibrante, se trata de construir un sistema filosófico equilibrante con conceptos totalmente diferentes, se trata de comenzar de nuevo, no tratar de reparar o cambiar lo que ya existe sino evolucionar el sistema de filosofías al nivel del triple equilibrio del alma lo cual es diferente al sistema de culto a los extremos. Habría que ver como se puede hablar de darle la razón a alguien usando argumentos del sistema extremo cuando en realidad lo que busca el equilibrante es el fin del mundo filosófico extremista y el comienzo de un nuevo mundo de ideología equilibrante. Por eso la ideología no equilibrante no es compatible con la equilibrante y viceversa, son totalmente diferentes. El equilibrante no esta pendiente de ver quien tiene o no la razón dentro del sistema antiguo, sino de equilibrar su propio entorno tenga quien tenga la razón, porque a la final es mejor equilibrio entendido que problema inalcanzable. Una de las cosas mas fascinantes es que los equilibrantes siempre están creando su mundo filosófico nuevo porque la libertad para hacerlo cabe dentro de sus limites, los cuales son tres infinitos. Por mas que escriba aquí creo que la diferencia se nota mejor con la experiencia porque solo intelecto escrito no lleva al camino de los equilibrantes aun si fuera un mar de letras pero bastaría con querer la libertad para equilibrar al alma de uno mismo para encender la luz porque solo usted puede entender su propio triple equilibrio, lo importante es que exista la libertad para buscarlo en un mundo de ideología de supremacía y de extremo y para eso es que los equilibrantes se reúnen.