Advertencia.

Esta parte es de presentación, por ende debe ser siempre universal en el tiempo, sin ejemplos limitados a cierto momento en la historia. Se hablan de males milenarios, si algunos de estos conceptos usted o los demás los ven como coincidentes con sucesos de la actualidad es pura coincidencia, recuerde que el equilibrio es relativo para cada quien y cada quien tiene una visión diferente en cuanto a ejemplos. Claro esta que se deberá proveer un espacio de participación libre en otra parte donde la gente pueda interactuar y así practicar la habilidad para el pensamiento equilibrado porque el deseo de el equilibrio y la habilidad para buscarlo requiere practica, como cualquiera de las virtudes.

Nuestro deseo es incentivar la conciencia sobre la importancia del equilibrio de los tres aspectos de la vida, la parte intelectual, la parte espiritual y la parte material. Cuando los individuos participan y ven lo que escriben los demás van a su vez tomando conciencia de la importancia del equilibrio, de los males que pueden suceder cuando el equilibrio no existe, esa participación deberá ser libre para los ejemplos que puedan proporcionar otros, trataremos de clasificarlos según criterios de los moderadores pero debe quedar claro que nosotros como moderadores de equilibrio no podemos participar ni opinar sobre casos específicos, solo nos podemos mover con conceptos universales en el tiempo, o sea que todas las palabras oficiales del TRIBalance deben poder ser plenamente efectivas mil años en el pasado y mil años en el futuro, los que opinan son los participantes de los sistemas sociales.

LOS EXCESOS INTELECTUALES.

Hay algo importante que destacar aquí y es que intentar denunciar los excesos de intelecto con herramientas y procedimientos intelectuales normales es tan absurdo como intentar frenar a un asesino por medio de darle mas armas. Esa limitante de que solo intelectuales pueden estudiar a intelectuales crea un circulo vicioso que se rompe solo cuando analizamos el asunto con un intelecto aferrado a la búsqueda del equilibrio individual y relativo de cada uno de nosotros, que contrasta con verdades intelectuales absolutas y genéricas.

El plano intelectual es el del procesamiento de información. Pero procesar demasiada información trae confusión, los excesos son malos sobre todo si se comienza a negar la importancia de lo espiritual o lo material. Estos individuos cuando se extreman toman prioridad total a lo intelectual, luego quizás a otro aspecto que lo complemente. El intelectualismo infinito es la confusión total porque sin espíritu ni cuerpo que lo entienda se pierden en la realidad del equilibrio.

Por mucho tiempo los intelectuales han creído que el plano que mas les favorece es el material, ya que el espiritual tiende a reprimir a los intelectuales y a regular sus libertades. Por eso es mas frecuente ver intelectuales en grupos materialistas que en grupos mas espirituales. Sin embargo aunque para los intelectuales los grupos espirituales parezcan odiosos y ignorantes no es cierto que solo en materialismo puede florecer el intelecto libre, porque también puede florecer en el balance de los tres aspectos de la vida, dentro de la realidad y no alejada de ella en niveles nocivos para los demás o extremistas.

Normalmente un ser humano tiende al equilibrio de la vida, pero hay veces que el aspecto intelectual existe en cantidades excesivas, dejando atrás valores espirituales y aspectos materiales, eso se amplifica cuando el desequilibrio ocurre en grupos de individuos. De los tres tipos de excesos este es el mas escurridizo y elusivo porque siempre se trata de esconder con el poder del intelecto, sin embargo, los equilibrantes si los pueden ver desde una visión relativa a cada quien. No es nada normal que se vea a un intelectual hablando de los males de la intelectualidad, para ello hay que conocer los aspectos espirituales y materiales implicados. Es peligroso dejar que este tipo de excesos corra libre por el mundo y la única forma de verlo es con visión equilibrada. Hay tres tipos de exceso intelectual, uno es el intelecto puro, el otro el intelecto espiritual y el ultimo el intelecto materialista. El desequilibrio intelectual puro es aquel donde el individuo cree que la existencia es netamente y solamente el intelecto, y que el intelecto es superior a los otros aspectos o incluso niegan la existencia de los demás aspectos. El desequilibrio intelectual - espiritual es aquel donde los individuos creen que el espíritu es dominable por el intelecto y se busca controlar intelectualmente al espíritu, negando la importancia de lo material y el tercero es el desequilibrio intelectual - material, donde se buscan metas materiales con el poder del intelecto por delante y donde se niega la importancia de lo espiritual. 

Los que debería tener concepto de equilibrio para frenar los excesos:
 

Los intelectuales deben cuidarse de fomentar el desequilibrio y solo se hace buscándolo, entre los susceptibles están los grupos intelectuales, entre los cuales están:
1) Los grupos filosóficos no equilibrantes. Procesan información para empujar a los extremos.
2) Los medios de comunicación. Procesan información y opinión.
3) Los escritores. Procesan información y opinión.
4) Las universidades. Entrenan en el procesamiento de información y opinión.
5) Los historiadores. Procesan información y opinión.
6) Abogados. Procesan información y opinión.
7) Lideres intelectuales. Procesan información y opinión. En un mundo donde el equilibrio de los tres aspectos de la vida no es para nada importante, es lógico que sucedan excesos en estos ámbitos, para verlos y reducirlos basta con tener pensamiento equilibrado. 

Síntomas:

Cuando el excesivo intelecto no se logra ajustar a la realidad, que no es mas que el equilibrio, en el plano intelectual pueden suceder lamentables hechos dignas cualidades de demonios y seres de pesadilla, todos los excesos nos acercan a la destrucción. Recuerde que estos son conceptos generales, si tiene algún similitud con el tiempo actual es pura coincidencia. En el plano intelectual los excesos tiene la forma de:

 
Ficción. La ficción es la madre de lo irracional, un poderoso agente para el extremismo intelectual, como una droga que puede alejar de la realidad y un agente para que se propaguen los demás excesos. La ficción normal no es espiritual porque lo espiritual requiere de interacción y la ficción normal es solo de lectura por parte de su consumidor. Hay un tipo de ficción que va forzando visiones donde el equilibrio no es posible y lo hacen ver posibles, alteran la realidad en tal modo que se pierde hasta el uso de la razón y embrutece, se presentan realidades imposibles y se nos presenta como posibles llevando a individuos hacia metas solo visibles en un mundo de ficción y así corre el circulo vicioso. La ficción en cantidades excesivas y extremas incrementa el intelecto y a su vez la aleja del balance.
 
 
Mentiras. El arte y defecto de engañar es el abuso del intelecto para aprovechar y abusar de el poder intelectual. Es una salida intelectual no real a un problema de la realidad, también lo usan los intelectuales del desequilibrio para conservar su status o hacerse ver mas equilibrado. Las mentiras pueden ser directas e indirectas, las indirectas son aquellas que transformas las palabras de otros para darles un versión cambiada y manipulada a las victimas. La mentira intenta explicar y tapar incluso los problemas del desequilibrio entre los aspectos de la vida. También hay el obligar a los individuos a creer en una mentira y disfrazarla de fe en alguna causa. Es mas fácil ver el desequilibrio que detectar una mentira. La realidad es el balance de los tres aspectos, la mentira es un medio de manipulación de la información.
 
 
Confusion. El manejo de el arte de la confusión para manipular es uno de los excesos de el desequilibrio intelectual, el otro es ser victima de una confusión eterna producto de buscar solo en el intelecto los beneficios del equilibrio. En ese estado confuso caen aquellos que ven en lo intelectual lo absoluto, su única seguridad es que están confundidos, perdiéndose en la infinita intelectualidad, es el castigo de negar la importancia de lo espiritual y lo material. Otros confunden al propósito a los demás para dar ejemplos de ideas irreales e impracticas y otros ven el la confusión el arte para engañar y obtener beneficios al mentir, aprovecharse de la confusión para un fin determinado. Muchos incluso llegan a aseverar que la confusión es lo único que es absoluto, porque la verdad no lo es. Perderse en el infinito intelecto es morir confundido en la oscuridad, lejos de los demás aspectos de la vida.

 

 
Hipocresía. Lo que separa a la hipocresía de la falsedad es que la hipocresía es voluntaria y conciente, es como si mágicamente perdiese intencionalmente la habilidad para opinar cuando antes si lo hacia. Es el arte de tratar como amigos a quien se odia y ocultar las verdaderas intenciones del abuso intelectual a las victimas, siendo entre las mas comunes la explotación. Prohibir la participación de las verdades de los demás para que ellas no afecten la propia, censurar a otras opiniones tildándolas de ignorantes o repulsivas sin dejarlas salir y al mismo tiempo hablar de la libertad de expresión, hablar de ir en contra de la censura de las ideas propias pero a su vez censurando y mintiendo sobre las de los demás, es usar la libertad como arma para oprimir la realidad ajena. Pregúntese si censuran opiniones diferentes cuando están ellos opinando, así los vera mas fácilmente.

 

 
Falsedad. Falsedad es saber que se esta haciendo algo malo, ser victima de los maleficios del desequilibrio intelectual y tratar de darle una razón lógica a semejante desorden. Es ser mediocre, saber que se falta a mil virtudes y se miente y aun así buscarle una razón intelectual para tratar de justificar que dicho comportamiento es aceptable por cualquier motivo que fuese. Es tratar de justificar la falta de virtud y la locura o el hacer daño al equilibrio de los demás hasta el punto que los enfermos se lo llegan a creer. Aquí caen a veces, si no se cuidan con algo que se llama ética, le achacan toda la inmoralidad, censura y todo ejercicio de informaciones de mala calidad, mal procesadas y enfermizas y tratan de justificar todo ese desorden venenoso para que sea aceptado como un comportamiento social admirable. Es tratar de justificar un horrible defecto que daña a la colectividad.

 

 
Explotación. Hay dos formas de explotación intelectual, la directa y la indirecta. La explotación indirecta, la cual es mas elusiva es aquella donde el intelectual desequilibrado toma provecho directo de desgracias ajenas a el para obtener beneficios y lucros, dándole notoriedad a los problemas sin proponer soluciones y así intentar de que se le de la razón a una explotación de defectos. La explotación directa es aquella donde el intelectual desequilibrado se aprovecha de forma abusiva de los que tienen menos conocimientos para alcanzar un propósito. Aquí se trata de aprovechar la falta de conocimiento de los demás para abusar de ellos, casi siempre intentan encontrar algún motivo para justificar dicho comportamiento, muchas veces es producto de la ignorancia, a veces lo hacen por su enfermedad de manera no intencional, muchas veces el es culto al escándalo.

 

 
Exclusión. La exclusión es el exceso intelectual mas nocivo. Se trata de excluir del conocimiento a los demás para que con ello se siga teniendo supremacía intelectual. Es fomentar la ignorancia, el conflicto y negarle a los demás la posibilidad de superarse intelectualmente llegando hasta el extremo de considerar a aquellos con menos conocimientos como seres basura, escoria y tratarlos con sumo desprecio. Pero la falta de intelecto no es un defecto vital, un animal por ejemplo tiene casi nada si se compara con los otros dos aspectos y no por ello deja de vivir, por ello el máximo extremismo intelectual cuando es puro solo llega a quitar todo intelecto, al menos que se combine con quitar la energía vital o lo material en cuyo caso la consecuencia es la muerte de las victimas. El signo de la exclusión es la ignorancia aprovechada y la censura, bien sea directa o indirecta de algo decente.
 
 
El plano intelectual es importante, es el que nos evoluciona en nuestra percepción del mundo y nos permite tener habilidades mas allá de las de nuestros cuerpos, como hacer maquinas para hacer nuestras labores. Se trata de usar el poder intelectual pero en equilibrio con los aspectos espirituales y materiales que también tiene la vida para que así el intelecto no se convierta en causal de la destrucción de la realidad y de nosotros mismos. Esta bien disfrutar del placer intelectual pero la plenitud es disfrutar todos los aspectos de la vida. Nuestra propuesta es un uso mas equilibrado y menos extremista del intelecto y para ir en esa dirección hay que tener conciencia de la importancia del equilibrio, a eso se le llama conciencia.