eltiempo.com / opinión / editoriales
Miércoles 2 de junio de 2010 - actualizado hace 1 hora 8 minutos

Solo por ser mujeres

El año 2010 empezó con una alta dosis de violencia contra las mujeres caribeñas. En la madrugada del primero de enero, en Barranquilla, Clarena Acosta fue asesinada a tiros por su esposo, a pocos metros de sus hijos. Esta trágica muerte constituye uno de los 20 femicidios registrados en los siete departamentos de la Costa Atlántica territorial en lo corrido de este año. El alarmante crecimiento de esta cifra llevó a varias organizaciones de mujeres y a la Gobernación del Atlántico a convocar la semana pasada el primer consejo de seguridad de y para mujeres del Caribe.

No es casualidad que el departamento costeño más poblado lidere estas iniciativas. A fin de cuentas, nueve mujeres han sido asesinadas tanto en Barranquilla como en otros municipios en los primeros cinco meses de este año, el mismo número de todo lo reportado en el 2009. En la mayoría de estos casos, el homicidio es perpetrado por la pareja o ex pareja de la víctima y motivado por la separación o por celos enfermizos. Esta disparada de las agresiones mortales contra las mujeres se presenta en un ambiente de incremento de la violencia intrafamiliar a lo largo y ancho del país.

Según el estudio 'Forensis 2009', de Medicina Legal, en el 2009 ocurrieron en Colombia 61.139 casos de violencia entre parejas -2.500 más que el año anterior- y una tasa de 209 agresiones por cada 100.000 habitantes. Superando de lejos esta media nacional se encuentran ciudades como Bogotá, con 347 casos; Barrancabermeja (560); Popayán (480); San Andrés Isla (440); Villavicencio (378) y Sincelejo (313), entre otras. Dado que la inmensa mayoría de las agredidas son mujeres, el mapa generado por los datos oficiales revela una sociedad con un serio problema de violencia orientada al género femenino. De hecho, en ese mismo reporte nacional, Medicina Legal atiende esta preocupación e introduce el concepto de femicidio para cuantificar las muertes violentas de mujeres perpetradas por hombres, por factores asociados al género, en espacios públicos o privados. En otras palabras, identificar los casos en que las personas fueron asesinadas solo por el hecho de ser mujeres.

Estos son precisamente los incidentes que preocupan a las autoridades y organizaciones feministas del Atlántico. Mujeres acuchilladas, acribilladas, degolladas y estranguladas por ex maridos o esposos, celosos o incapaces de aceptar la separación. A pesar de lo que indica el sentido común, estos hechos no son tan sencillos de clasificar como femicidios, ya que se necesita que cumplan los requisitos y establecer tanto la motivación del género como el atributo masculino del autor. Todo esto dificulta el conteo y supone un grado de subregistro importante. A pesar de tales desafíos estadísticos, en el 2009 Medicina Legal encontró 43 femicidios íntimos de pareja en Colombia. El estudio detallado de esta cifra confirma la íntima conexión entre la violencia intrafamiliar y el asesinato de mujeres por razones de género: 38 de los 43 casos se dieron en escenarios de maltrato por parejas sentimentales, actuales o pasadas.

Ante el mapa de las agresiones dentro del hogar en el país -con una alta tasa en comparación con otras naciones latinoamericanas, como lo reveló un reciente estudio español-, no es aventurado afirmar que el número total de femicidios debe ser mayor. Por ende, la preocupación en Barranquilla por este brutal fenómeno debería ser imitada por el resto de regiones de Colombia. A las campañas de concientización hay que acompañarlas tanto con un castigo más fuerte para estos delitos canallas, como con un estímulo a la mayor denuncia. Policías, jueces y demás autoridades también necesitan hacer un abordaje más sensible de estos casos y desterrar el machismo. Es inaceptable que hoy el hogar sea más peligroso para las mujeres colombianas que un campo de batalla.
Comentarios.
Ese es un periódico que promueve y publicita la prostitución. Ejemplo:
Prostitutas brasileñas lanzan colección de ropa alusiva al Mundial de fútbol
Trabajadoras sexuales como 'Pedro por su casa' en el norte de Bogotá
Ese es un periódico que publicita a la mujer como un objeto sexual y como como un ser humano con logros profesionales e integridad. Ejemplo:
En Portugal, profesora fue apartada de la docencia por posar para Playboy
Ese es un periódico que arremete contra los valores familiares que están contenidos dentro de la religión. Ejemplo:
Asociación finlandesa regala revistas de pornografía a cambio de biblias y coranes
Ese es un periódico que enseña practicas sexuales enfermizas y peligrosas. Ejemplo:
La hipoxia erótica, una práctica legendaria y muy peligrosa entre la vida, el sexo y la muerte
Ese es un periódico que corrompe a nuestros niños y les induce la adicción al sexo. Ejemplo:
Sexo con Esther / Los sueños húmedos, esa delicia liberadora

Por eso yo voy a cambiar una linea:
El estudio detallado de esta cifra confirma la íntima conexión entre los medios de comunicación,  la violencia intrafamiliar y el asesinato de mujeres por razones de género

A las campañas de concientización hay que acompañarlas tanto con un castigo más fuerte para estos delitos canallas

Policías, jueces y demás autoridades también necesitan hacer un abordaje más sensible de estos casos y desterrar el machismo.

Criminal confeso, entrega las pruebas, confiesa su crimen y el daño que hace y además pide justicia...

¿Donde esta la justicia?

Haga click aquí para volver al índice.