Recordatorio: El Diario El Tiempo de Bogotá es un medio de comunicación publico accesible a menores de edad los cuales van al periódico incluso para hacer su tarea. No es una publicación para adultos. Esta bien recordar lo importante que es para la formación de los niños la enseñanza de los valores familiares.
eltiempo.com / vida de hoy / salud
Domingo 25 de abril de 2010

Sexo con Esther / Los sueños húmedos, esa delicia liberadora

La respiración se acelera, los músculos de la pelvis se contraen, la cara alcanza a enrojecerse y cuando se está a punto de explotar o de emitir el primer gemido...

¡TAS!, el excitado se despierta en medio del gusto, del desconcierto y, a veces, de la vergüenza.

Simple, ha tenido un sueño erótico, los mismos que han disfrutado desde la Reina Isabel hasta los plebeyos como usted y como yo.

Aunque son sueños, lo que se ve y lo que se siente es tan vívido que el placer llega a experimentarse con máximo realismo. Lo mejor de todo es que son involuntarios, gratuitos y nos meten en la cama con personas que en la vida real no nos darían ni la hora.

Según los que saben, estas experiencias se deben a que el cerebro experimenta su máxima actividad en la cuarta parte del tiempo dedicado al sueño; en ese periodo las neuronas se ocupan de cosas importantes del adormilado. Obviamente el sexo, como el asunto vital que es para cualquier persona, hace su aparición de tanto en tanto.

Los hombres, y sobre todo aquellos que han sido objeto de calentamiento inconcluso o de ganas frustradas durante el día, son más propensos a contar con esta delicia liberadora. Por el contrario, como nosotras no nos motivamos con unos calzones colgados, nos beneficiamos menos de este recurso natural.

La cosa es en serio, tanto que durante el sueño los señores tienen erecciones envidiables, y en dos de cada tres actos oníricos terminan en eyaculación franca, con orgasmo y todo. Y sin la tonta pregunta de siempre: ¿Te gustó?.

En nuestro caso hay lubricación vaginal y los orgasmos que alcanzamos son fáciles y nunca fingidos. ¡Delicioso despertar!

Hay más: estos sueños siempre se recuerdan (¿Quién no se acuerda de un polvo?), y cuando despertamos sin alcanzar el punto máximo quedamos con unas ganas que hay aprovechar.

La primera opción, clarísimo, es la pareja. Quien no cuente con ese recurso valioso, bien puede recurrir a su inventiva.

Así que no se avergüence, disfrútelos, acepte que son un regalo natural del inconsciente. Recuérdelos y saboree el orgasmo real que tuvo con Brad Pitt o con Megan Fox. Total, lo soñado nadie nos lo quita y en el mundo de los sueños todo es posible. A mí, por lo menos, me gustan y me relajan. Hasta luego.

ESTHER BALAC
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
Comentarios.
Veamos que tiene el Diario Don Juan que compartir con nuestros niños y niñas.

No creo que los niños y niñas tengan sueños eróticos, son muy menores, no están desarrollados, tampoco creo que sea la lectura adecuada para personas que se están formando en la escuela y en la vida en una sociedad que se supone debería respetar a los niños y niñas para que al crecer no forme ciudadanos perversos y con pocos valores familiares, lo cual formaría una sociedad violenta y con pocos valores humanos.

Esto es definitivamente un tema que no es apto para un medio de comunicación publico al acceso de personas de todas las edades, tal como son todos los temas que he colocado en la sección de analisis.

En lo personal, no creo que al Periódico Don Juan le importe para nada la salud mental de los niños ni el exponer a la mujer como un objeto sexual, como un perol que no siente dolor y que es solo un adorno.

Haga click aquí para volver al índice.