El Tiempo - 29 de Julio del 2010
eltiempo.com / colombia / política

Colombia le dice al presidente Lula que el problema con Venezuela no es un 'asunto personal'


En un comunicado, la Casa de Nariño le dijo al mandatario de Brasil que "la única solución que Colombia acepta es que no se permita la presencia de las Farc y del Eln en territorio venezolano".

Las afirmaciones del gobierno nacional obedecen a unas declaraciones entregadas por Lula da Silva que entre Colombia y Venezuela "no hay conflicto" más allá de lo "verbal".

Lula aseguró que es necesario "tener paciencia" y "calma" hasta el 7 de agosto, cuando el presidente Álvaro Uribe le entregue el cargo a su sucesor, Juan Manuel Santos.

"El presidente de Colombia deplora que el presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, con quien hemos cultivado las mejores relaciones se refiera a nuestra situación con Venezuela como si fuese un caso de asuntos personales, ignorando la amenaza que para Colombia y el continente representa la presencia de los terroristas de las Farc en ese país", señala el comunicado leído por el secretario de prensa de la Presidencia, César Mauricio Velásquez.

También cuestionó que Lula desconozca el esfuerzo que ha hecho el gobierno colombiano para buscar solución a través del diálogo.

El gobierno de Brasil anunció el miércoles que en la cumbre de cancilleres de Unasur, que se lleva a cabo hoy en Quito, iba a insistir en el enfriamiento de las tensiones.

El próximo 6 de agosto, Lula se reunirá en Caracas con el presidente venezolano, Hugo Chávez, y ese mismo día viajará a Bogotá, para encontrarse con Álvaro Uribe.

Este es el texto del comunicado:

El Presidente de la República deplora que el Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, con quien hemos cultivado las mejores relaciones, se refiera a nuestra situación con la República Bolivariana de Venezuela como si fuese un caso de asuntos personales, ignorando la amenaza que para Colombia y el continente representa la presencia de los terroristas de las Farc en ese país.

Desconoce el Presidente Lula nuestro esfuerzo para buscar soluciones a través del diálogo.

Repetimos con todo respeto al Presidente Lula y al Gobierno de Brasil, que la única solución que Colombia acepta es que no se permita la presencia de los terroristas de las Farc y del Eln en territorio venezolano.
Comentarios
¿Que es las FARC?
   
Los Intelectualistas y los Imperialistas han querido hacer ver a las Farc como un grupo muy poderoso en su infiltración no solo en la política nacional de Colombia sino en grupos extranjeros de Derechos Humanos. Por ejemplo a Vivanco del Human Rights Watch de Estados Unidos se le acuso de apoyar a las Farc y esa acusación fue hecha por Uribe.

Se dice que el alcance de las Farc llego a apoderarse de Venezuela, de Ecuador y de allí múltiples grupos de Derechos Humanos del mundo entero, incluyendo Congresistas de Europa. Si le tomamos la palabra a los medios entonces las Farc seria el grupo irregular mas exitoso en Diplomacia del mundo entero, tomando control de organizaciones de derechos humanos y gobiernos.

Esa Farc de la que hablan los medios y el Gobierno de Colombia, no existe. Sencillamente no existe las Farc tal y como son representadas en el mundo, de hecho ni siquiera son un grupo terrorista ya que no necesitan de causar terror para existir, el terror lo causan los medios de comunicación. Las Farc pueden existir perfectamente sin hacer terrorismo alguno, pero llego la hora de decir de una vez que es las Farc para que los Colombianos de una vez lo entiendan.

Las "Farc" es el tumor, el Cáncer maligno causado por la falta de conciencia de Colombia.

Es la suma de la resistencia de los excluidos.
Es la suma de todo aquel que se oponga a la dictadura del gobierno anti prisma.
Es la consecuencia de la exclusión social y la intolerancia.
Es ese sector podrido de la sociedad que no tiene derechos humanos.
Es todo aquello que se opone de alguna manera al control imperial e intelectualista de Colombia así como los Intereses empresariales.
Es todos aquellos que le hacen oposición a los gobiernos que colocan los medios de Comunicación Inteelctualistas.
Es todo aquel que se opone de alguna manera u otra al Gobierno de Colombia.

En tal sentido, se puede decir que las Farc es otro nombre para lo que los Intelectualistas e Imperialistas así como la mafia gubernamental pudiera llamar "El basurero social".

En ese "basurero social" de los extremistas anti conciencia que azotan a Colombia se lanzan:

1) Opositores al gobierno.
2) Defensores de los Derechos humanos.
3) Sindicalistas y defensores de los derechos de los trabajadores.
4) La corte de Justicia Colombiana cuando pone en duda al gobierno colombiano y sus funcionarios.
5) Todo intelectual que no comulgue con la hegemonía comunicacional de la clase esclavista y anti conciencia.
6) Todo aquel testigo que ponga en evidencia la corrupción del gobierno.

En fin, al "basurero social" tiran a todo aquel que no comulgue con las ideas de los Imperialistas, Intelectualistas y empresarios corruptos afines al Gobierno de Colombia.

Lista de algunas personas o grupos que han sido tirados al "basurero social":

Los partidos políticos alternativos:

17 de noviembre de 2007
El Presidente de Colombia, Álvaro Uribe, acusó el Polo Democrático Alternativo (PDA) de tener relaciones clandestinas con los narco-guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP).

Venezuela:

25/11/2007 7:41:23 p.m.
Uribe acusó a Chávez de querer instaurar en Colombia un gobierno de las FARC.

Cuando Uribe acusa a alguien de apoyar a las Farc, quiere decir que apoya a todos los que han sido tirados al basurero, por eso al decir "Gobierno de las FARC" quiere decir: "Gobierno de los desperdicios de seres humanos".

Telesur:

30 Marzo 2010
Gobierno de Uribe acusó a Telesur por “hacer propaganda a las FARC”

Medio de comunicación que se oponga a la esclavitud de conciencia en Colombia es tirado al "Basurero social".

Ecuador:

Lunes 3 de Marzo 2008
Uribe acusa a Chávez y a Correa de financiar a las FARC. Como respuesta, Ecuador rompe relaciones con Colombia y Venezuela expulsa al embajador colombiano

Ecuador no esta de acuerdo con la esclavitud de conciencia en Colombia, pues a tirarlo al basurero: Apoya a las Farc.

Human Rights Watch:

Lunes 03.11.2008
Uribe acusa a Vivanco de cómplice de las FARC

Grupos Intelectualistas de Derechos Humanos no estan de acuerdo con la esclavitud de conciencia en Colombia... Directo al basurero: "Apoya a las Farc".

Amnistía Internacional:

20 Noviembre 2008
El Presidente de Colombia, Álvaro Uribe, debe cesar sus acusaciones falsas y peligrosas contra grupos de derechos humanos que critican a su gobierno, señalaron hoy Amnistía Internacional y Human Rights Watch en un comunicado conjunto.

Amnistía Internacional no esta de acuerdo con la esclavitud de conciencia en Colombia... ¡A tirarla al basurero! Apoya a las Farc.

De otros partidos politicos:

Agosto 12, 2008 1:47 pm
Para que responda por sus presuntos nexos con la guerrilla de las Farc, la Corte Suprema de Justicia abrió investigación preliminar contra el actual senador del Polo Democrático Alternativo, Gustavo Francisco Petro Urrego.

La justicia Colombiana:

Lun. 07/06/10.
Uribe llama 'idiotas útiles' de las FARC a la Justicia colombiana

En una ceremonia de ascensos de la Policía Nacional, que tuvo lugar el jueves por la mañana en Bogotá, el Presidente llamó "tinterillos" (abogaduchos de quinta) e "idiotas útiles" a los jueces y fiscales que tienen en el punto de mira a los oficiales de las Fuerzas Armadas y a altos funcionarios del gobierno.

Los Sindicatos de Trabajadores:

23 de Julio 2007
Presidente Uribe acusa a sindicalistas colombianos de apoyar a las FARC

Luego que el mandatario de Colombia, Álvaro Uribe, acusara a líderes sindicales colombianos de apoyar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la CUT aseguró que, con sus declaraciones, Uribe los condenó a muerte y calificó de ''temerarias e irresponsables'' las afirmaciones del primer mandatario.

Periodistas:

Jueves 29 de julio de 2010
La semana pasada, Uribe arremetió contra los periodistas Hollman Morris y Jorge Enrique Botero por su actuación en las liberaciones de la guerrilla.

Estas declaraciones generaron la intervención de diferentes organizaciones. El pasado lunes, la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) en un comunicado conjunto, manifestaron que dichas acusaciones "ponen en mayor riesgo la vida y la integridad personal de los periodistas y defensores de derechos humanos".

Movimiento de Colombianos por la paz:

Durante el consejo comunal del pasado sábado en Villavicencio, Uribe aseguró que el 'bloque intelectual' de las Farc no se atrevía a defender a la guerrilla de frente. Lo hizo en una clara alusión al Movimiento Colombianos por la Paz, que gestionó la liberación de seis secuestrados que tenían las Farc.

"El 'bloque intelectual' de las Farc es muy hábil, muy astuto, no se atreve a combatir a fondo la política de Seguridad Democrática. El 'bloque intelectual' de las Farc defiende a las Farc simplemente hablando de paz", afirmó Uribe.

Ante estas acusaciones, la Federación Internacional de Derechos Humanos (Fidh), emitió ayer un comunicado en el que le pide al jefe de Estado que se "retracte" de tales acusaciones.

Grupos de Derechos Humanos:

Y es así como todo aquel que se oponga a la esclavitud de conciencia en Colombia es de las Farc.
 
http://www.ipc.org.co/agenciadeprensa/index.php?option=com_content&view=article&id=337:defensores-de-derechos-humanos-bajo-el-estigma-del-presidente-uribe&catid=42:general&Itemid=159
Defensores de derechos humanos: bajo el estigma del presidente Uribe

Viernes, 23 de Octubre de 2009 17:49

“Hablantinosos”, “voceros del terrorismo”, “traficantes de derechos humanos”, “compinches”, “áulicos”, “politiqueros” y hasta “chismosos” han sido los adjetivos más recurrentes del presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, para atacar durante sus siete años de gobierno a los defensores de derechos humanos.

En discursos, declaraciones a la prensa nacional e internacional, intervenciones televisadas y en consejos comunales de gobierno, el presidente Uribe ha arremetido contra personas y organizaciones que trabajan en la promoción y defensa de los derechos humanos en el país, así como en tareas de denuncia contra las acciones perpetradas por organismo de seguridad del Estado violatorias de derechos fundamentales de la ciudadanía.

El asunto no pasó desapercibido para Margaret Sekaggya, Relatora Especial de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos. En la declaración entregada el pasado 18 de septiembre, cuando finalizó una visita al país, resaltó que “un motivo fundamental de la inseguridad de los defensores de derechos humanos radica en la estigmatización y el señalamiento sistemáticos de que son objeto por parte de funcionarios del Gobierno”.

Sekaggya refrendó ese cuestionamiento el pasado 21 de octubre durante una audiencia realizada ante la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, donde volvió a solicitarle al Gobierno colombiano que evite cualquier estigmatización contra los defensores de derechos humanos.

¿Pero ha sido tan directo el Presidente Uribe en sus ataques a los defensores de derechos humanos? Un rastreo de algunos de sus intervenciones entre los años 2003 y 2009 permite responder afirmativamente la pregunta y dada la frecuencia de sus afirmaciones, es posible advertir una peligrosa sistematicidad que no sólo generan inseguridad, sino que elevan los niveles de riesgo de aquellos activistas que desde diversos sectores sociales reivindican la defensa de derechos fundamentales.

El 8 de septiembre de 2003, pasado un año de su primero mandato y durante la posesión del general Edgar Alfonso Lesmes, como nuevo comandante de las Fuerza Aérea Colombiana (FAC), el mandatario colombiano descalificó el trabajo de los defensores de derechos humanos.

“Son politiqueros al servicio del terrorismo – afirmó el Presidente –. Cobardemente se agitan en la bandera de los derechos humanos para tratar de devolverle en Colombia al terrorismo el espacio que la fuerza pública y la ciudadanía le ha quitado”.

En su discurso ante oficiales y suboficiales de la FAC Uribe Vélez aseveró que cada vez que en Colombia aparece una política de seguridad para derrotar el terrorismo, inmediatamente envían sus voceros para que hablen de derechos humanos. En esa ocasión, tildó de “traficantes de derechos humanos” a los defensores y finalizó el ataque verbal solicitándoles que “se deberían de una vez por todas quitar sus caretas, aparecer con sus ideas políticas y dejar esa cobardía de esconder sus ideas políticas detrás de los derechos humanos”.

Tres días después, el Presidente arremetió de nuevo contra los defensores de derechos humanos. Esta vez fue en la plaza del municipio de Chita, Boyacá, tras el ataque de las Farc empleando un caballo bomba que dejó 8 muertos y 20 heridos.

“¿A dónde están los actos de generosidad, siquiera las expresiones de solidaridad, de tantos hablantinosos de derechos humanos? – se preguntó el mandatario –. Desoímos a los defensores del terrorismo, desoímos a los patrocinadores de los defensores del terrorismo y desoímos a los que están engañados porque conocen a Colombia a través de informaciones desviadas por el terrorismo, pero no han venido a Chita a constatar el sufrimiento del campesinado víctima de estas acciones del terrorismo”.

Quizás una de las críticas más enérgicas se escuchó el 16 de junio de 2004 en Bogotá, durante la ceremonia de ascenso de varios miembros de la Policía Nacional. En ese momento se debatía el informe difundido por Amnistía Internacional en mayo de ese año, a través del cual se le hacían serios cuestionamientos al Gobierno nacional, entre ellos a las llamadas “zonas de rehabilitación y consolidación”, donde se habían agudizado las violaciones de derechos humanos.

Uribe Vélez entonces respondió ácidamente: “Amnistía Internacional no condena las violaciones al derecho internacional humanitario cometidas por los grupos guerrilleros y legitima el terrorismo.”

En su discurso, el Presidente de Colombia sostuvo que las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos no pueden señalar un acto de autoridad como violatorio de los derechos humanos cuando ese acto lo cumple un Gobierno al cual no son afectas ideológicamente. Seguidamente agregó que tampoco pueden guardar silencio cuando el hecho terrorista lo comete una organización terrorista con la cual estas organizaciones al parecer tendrían, según él, coincidencias ideológicas.

“Daremos el debate aun ante Amnistía Internacional, por poderosa que aparente ser – dijo Uribe Vélez – .¿Nos van a seguir trabajando con ese cuento? Recorren las oficinas europeas como ratones de biblioteca, transmitiendo chismes en voz baja, desacreditando las instituciones colombianas, pidiéndole a los gobiernos que no apoyen a Colombia que porque Colombia ‘tiene un Estado terrorista’, como lo han hecho en las últimas semanas”.

Las acusaciones del mandatario colombiano se escucharon de nuevo el 20 de marzo de 2005, durante un consejo de seguridad realizado en la sede de la Brigada XVII del Ejército, con sede en el municipio de Carepa, Urabá antioqueño. Ese encuentro con las autoridades civiles y militares fue convocado para hablar de la masacre de 8 campesinos, entre ellos cuatro menores de edad, ocurrida el 21 de febrero en la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, perpetrada por paramilitares del bloque Héroes de Tolová de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) con la complicidad de unidades militares del batallón Vélez.

Al final de consejo de seguridad, Uribe Vélez leyó un comunicado y en uno de sus aportes dijo: “en esta comunidad de San José de Apartadó hay gente buena, pero algunos de sus líderes, patrocinadores y defensores están seriamente señalados por personas que han residido allí de auxiliar a las Farc y de querer utilizar a la comunidad para proteger a esta organización terrorista”.

El 17 de octubre de 2007, el Presidente Uribe renovó en Bogotá sus críticas y declaró ante varios jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el marco del XXXI Período Extraordinario de Sesiones. Allí dijo: “cada vez que las guerrillas y sus áulicos sienten que se les puede derrotar, el recurso al cual apelan es la denuncia de violación de derechos humanos".

Siete días después, en el municipio de Cocorná, Oriente antioqueño, el primer mandatario asistió a esa población, donde una semana antes las Farc supuestamente asesinaron a dos candidatos al Concejo de esa localidad y a uno más que aspiraba a ese cargo en San Francisco.

Para esa época, diversas organizaciones no gubernamentales de derechos humanos estaban cuestionando las acciones de la Fuerza Pública en el Oriente antioqueño que derivaron en varias ejecuciones extrajudiciales, comprometiendo la vida de varios campesinos.

En respuesta, el presidente Uribe fustigó a los defensores de derechos humanos: “Como andan de civil y en grupitos pequeños, en cada ocasión que se le ha dado de baja alguno, salen a acusar a la Fuerza Pública, a decir que es una Fuerza Pública asesina, que en lugar de darles de baja los asesinaron fuera de combate”.

Dirigiéndose a las autoridades militares les solicitó una ilustración rigurosa de cada uno de estos casos, “para mostrar ante los fiscales, ante la justicia nacional, ante los críticos internacionales, cómo estos bandidos ahora andan de civil en una ‘operación pistola’, y cuando se les da de baja, sus compinches alegan que fueron dados de baja por fuera de combate”.

Otro de los blancos de ataques verbales fue José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización no gubernamental norteamericana Human Rights Watch. En una intervención pública el 14 de septiembre de 2008, realizada en la localidad de Piendamó, Cauca, acusó al activista de ser “cómplice de las Farc”.

Su acusación fue una respuesta al informe anual de esta institución, en el cual quedó asentada una petición clara al Gobierno colombiano: no obstaculizar las investigaciones por nexos de políticos de su entorno, empresarios y miembros de la fuerza pública con paramilitares de ultraderecha.

En esa ocasión, y frente a cientos de indígenas que protestaban por la violación de derechos humanos por parte de la Fuerza Pública durante varias manifestaciones públicas, el presidente Uribe arremetió contra Vivanco: "Antes de que el señor Vivanco, defensor de las Farc, antes de que el señor Vivanco, cómplice de las Farc, viniera aquí a criticar la política de seguridad democrática, nosotros estábamos haciendo un esfuerzo por sacar este país adelante", dijo y agregó: “a mí no me va a enseñar el señor Vivanco derechos humanos".

Varios meses después, el 1 de noviembre, durante un consejo de seguridad en el municipio de Envigado, Antioquia, volvió sobre el tema: “Simplemente le quiero decir al señor Vivanco y a los señores de Amnistía Internacional, que ellos no nos tienen que enseñar a nosotros de derechos humanos, ni de convicciones cristianas, ni de convicciones democráticas. Quiero recordarle al señor Vivanco que él no es el profesor nuestro en derechos humanos y que no lo recibimos como tal, que aquí le perdimos el respeto hace mucho rato.

Uno de sus últimos ataques contra los defensores de derechos humanos ocurrió el 9 de febrero de 2009, durante un consejo comunal de gobierno realizado en Villavicencio, Meta. Sus declaraciones se dieron luego de las liberaciones del ex gobernador del Meta, Alan Jara, y del ex diputado del Valle, Sigifredo López. En ambos procesos, participó la senadora Piedad Córdoba y varios representantes del movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz, que propugna por una salida política negociada al conflicto armado colombiano.

No obstante, el presidente Uribe considera que ese movimiento, que agrupa a políticos, intelectuales, periodistas y activistas, es bastante cercano a la guerrilla de las Farc, de ahí sus ataques verbales y sus constantes descalificaciones.

“No vamos a permitir ahora que el bloque intelectual de las Farc nos desoriente con un discurso de paz que finalmente fortalezca el terrorismo – afirmó el Presidente –. El bloque intelectual de las Farc es muy hábil, muy astuto, no se atreve a combatir a fondo la política de seguridad democrática, el bloque intelectual de las Farc defiende a las Farc simplemente hablando de paz. Ellos, con el cuentico de su paz, y con la acusación de las fuerzas armadas permanente nos paraliza la política de seguridad democrática. No caigamos en esa trampa”.

Para contrarrestar esa postura, más de un centenar de organizaciones no gubernamentales agitan desde hace varias semanas una campaña internacional por el derecho a defender los derechos humanos en Colombia. Se trata de crear un ambiente propicio para ponerle fin a la impunidad a violaciones contra los defensores de derechos humanos, al mal uso de la inteligencia estatal, a los señalamientos sistemáticos, a las judicializaciones sin fundamento y mejorar de manera estructural los programas de protección para personas en riesgo.

No puedo ocultar mi asco... pero no los voy a molestar por mi sentimiento personal hacia el caso, la idea es que usted lector tenga su criterio propio.

Hay algo que Uribe dice que si debo responder:

“Simplemente le quiero decir al señor Vivanco y a los señores de Amnistía Internacional, que ellos no nos tienen que enseñar a nosotros de derechos humanos, ni de convicciones cristianas, ni de convicciones democráticas. Quiero recordarle al señor Vivanco que él no es el profesor nuestro en derechos humanos y que no lo recibimos como tal, que aquí le perdimos el respeto hace mucho rato.

No crean que yo no comparto eso que dijo Uribe en el párrafo anterior. Es verdad que Vivanco y Amnistía Internacional son organizaciones Intelectualistas de Derechos Humanos, no son defensores de la conciencia ni mucho menos triple equilibrantes de integridad de alma. Si lo fueran rechazarían la política imperial de Estados Unidos, mal pudiera eso suceder si el Human Rights Watch esta en Washington DC apoyando todos los atropellos imperiales de su Departamento de Estado. Yo no reconozco autenticidad ni moral en esas dos organizaciones, todo lo contrario, esas organizaciones "le lavan las manos a Pilato", le dan moral al Imperio.

Sin embargo, aun si ellos no pueden enseñar de derechos humanos, ni de convicciones cristianas y convicciones democráticas porque sencillamente carecen de moral yo si puedo enseñarles de que se trata el respetar la conciencia de los demás, el prisma de las ideas, la libertad para pensar y por ende las convicciones democráticas y las convicciones cristianas. Tildar a todos los que luchan por la conciencia libre de terroristas es una muestra de que lo que hay en Colombia es una atroz dictadura de conciencias, amparada y llevada a cabo por los monopolios de medios de comunicacion.

Otra cosa que dice Uribe:

el Presidente de Colombia sostuvo que las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos no pueden señalar un acto de autoridad como violatorio de los derechos humanos cuando ese acto lo cumple un Gobierno al cual no son afectas ideológicamente. Seguidamente agregó que tampoco pueden guardar silencio cuando el hecho terrorista lo comete una organización terrorista con la cual estas organizaciones al parecer tendrían, según él, coincidencias ideológicas.

En eso también estoy de acuerdo, porque Uribe habla es de los supuestos Defensores de Derechos humanos que son Intelectualistas, sin embargo los triple equilibrantes, defensores de la conciencia no tienen afinidad ideológica porque son Cosmos, son de espectro completo, de integridad de alma, lo cual les permite volar por todo el espectro político - Ideológico y por eso es que antes se les conocía como Ángeles. Los abusos a la conciencia y el anti prisma pueden ser cometidos por cualquier extremista Intelectualista en cualquier color del espectro ideológico y para eso es necesario triple equilibrantes igualmente adaptables y esa idea no es nueva, esa es la de los Progresistas de Sistema, movimiento fuerte en Gran Bretaña.

Conclusión: Las "Farc" es todos aquellos que se opongan a la esclavitud de conciencias en Colombia.
Esa imagen, es mas o menos lo que es las Farc para los esclavistas de conciencia. Un "Basurero social" que se ha desbordado.

¿Porque no se acaba la guerra?
Porque sencillamente siguen tirando "basura", y mientras lo sigan haciendo, mientras sigan excluyendo, mientras sigan atropellando conciencias, mientras sigan con practicas anti prisma y mientras sigan con la desigualdad y el extremismo seguirán tirando "Basura" y por ende el "Basurero social" pudiera seguir allá hasta que Colombia tome conciencia o bien pudiera permanecer allí por siglos en medio de un país bajo esclavitud ideológica y de conciencia. De el "terror" se encargan extremistas de todo tipo y enfermedades como la droga y la anorexia.

Ya se los he probado, les he dado amplias evidencias de lo que me llevo a tener tal conclusión. Las Farc son el "Basurero social" de los esclavistas de conciencia en Colombia y todos los días botan mas "Basura", por ende es imposible que bajo esas condiciones exista paz, ellos mismos son los causantes de la guerra al prohibirle a los Colombianos libertad de conciencia y libertad para el prisma de las ideas.

Todo esto se los explique para mostrarles el tema de la noticia.

Veamos:

"la única solución que Colombia acepta es que no se permita la presencia de las Farc y del Eln en territorio venezolano".

Y la única forma que eso no suceda es que nadie en Venezuela se le resista al Gobierno Colombiano y por ende no exista el "Basurero social". O sea, la eliminación de toda revolución, soberanía o dignidad en Venezuela...

"El presidente de Colombia deplora que el presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, con quien hemos cultivado las mejores relaciones se refiera a nuestra situación con Venezuela como si fuese un caso de asuntos personales, ignorando la amenaza que para Colombia y el continente representa la presencia de los terroristas de las Farc en ese país"

"El presidente de Colombia deplora que el presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, con quien hemos cultivado las mejores relaciones se refiera a nuestra situación con Venezuela como si fuese un caso de asuntos personales, ignorando la amenaza que para el Gobierno Colombiano y los esclavistas de conciencia del continente representa la presencia de la Basura Social izquierdista, nacionalista y revolucionaria en ese país"

También cuestionó que Lula desconozca el esfuerzo que ha hecho el gobierno colombiano para buscar solución a través del diálogo.

Sobre todo por el dialogo social que existe en Colombia...

la única solución que Colombia acepta es que no se permita la presencia de los terroristas de las Farc y del Eln en territorio venezolano.

Pues esa "solución" no es aceptable para la humanidad aunque ellos lo intentaran, destruir y tirar a la basura a todos los que se opongan a su dictadura de conciencias pero al que no cree en la integridad del universo le cae el universo encima.

Haga click aquí para volver al índice.