El Tiempo - 25 de Julio del 2010
eltiempo.com / mundo / latinoamérica

Chavistas le tienen 'fe' a la llegada de Juan Manuel Santos a la presidencia de Colombia


Si en los temas de la vida pública venezolana existen dos visiones contrapuestas, la chavista y la opositora, en la ruptura de las relaciones binacionales esa dicotomía se siente más profunda.

Quizás el único punto de encuentro entre ambas visiones, así venga de un ama de casa o un consagrado analista, es que la ruptura formal se veía venir desde hace tiempo.

Para el chavismo, porque se "colmó la paciencia del presidente Hugo Chávez ante las constantes agresiones del presidente Álvaro Uribe" -como comentó el diputado oficialista Calixto Ortega-; para otros, porque se le puso nombre y apellido a una situación de facto que venía ocurriendo con la congelación de diferentes aspectos del quehacer binacional, como señaló la historiadora Margarita López Maya.

Pero de las visiones sobre el tema una de las más sorprendentes conclusiones es que el chavismo expresa fe en el gobierno del próximo presidente de Colombia para encontrar alguna solución a la ruptura, a pesar de que Chávez ha cargado contra el electo Juan Manuel Santos más de una vez y en términos más que vehementes.

'Sí habrá diálogo'

"Creo que con Santos sí habrá diálogo", comenta esperanzado Juan Carlos Tanus, coordinador del grupo Colombianos en Venezuela, claramente identificado con el oficialismo venezolano y colombiano de nacimiento: "Porque independiente de su casta de rico está obligado a tener una postura radicalmente diferente a la de Uribe. A Santos le interesan los negocios, por eso veta a Uribe con su silencio y con ese silencio le dice, tácitamente, a Chávez: 'Después del 7 de agosto hablamos'".

El chavismo más institucional sostiene que Uribe propició el conflicto para torpedear un acercamiento de Santos con Chávez. Algunos, como el diputado oficialista Ortega, aseguran que Uribe está molesto por la designación de María Ángela Holguín como nueva canciller y por la invitación formal hecha por Santos a Chávez a su posesión.

"Esas son algunas razones que muestran diferencias de fondo entre Santos y Uribe y explican por qué este cometió el "sicariato político" de sacar estas pruebas frágiles, inconsistentes, para dejarle el panorama complicado al nuevo gobierno, del cual esperamos venga con nuevos lineamientos", comentó.

Pero mientras el oficialismo prefiere esperar al nuevo gobierno, los más críticos a Chávez se preguntan por qué no acepta la creación de una comisión multinacional que permita despejar dudas.

"Pienso que el presidente de Venezuela ha debido demostrar. Le dieron coordenadas y todo, entonces vaya como un hombre con una comisión y constate los hechos", dice Humberto Ariza, colombiano con 57 años en Venezuela.

Esa posibilidad es impensable para el oficialismo, que la considera una violación a la soberanía nacional.

Para la oposición también, aunque por diferentes razones, pues asegura que el Gobierno no tiene intenciones reales de resolver el conflicto pues se encuentra más que a gusto en él.

Cortina para legislativas

"Si a este señor (Chávez) lo que le gusta es andar peleando con quien sea, más ahora que vienen las elecciones (legislativas del 26 de septiembre) y se quiere quitar la pava (mala suerte) de los alimentos podridos. Ya el cardenal (respecto al conflicto con la Iglesia) se puede quedar tranquilo, porque con Colombia tiene para rato", dice una señora en un parque de Caracas.

La historiadora López Maya no descarta el escenario de la cortina de humo, aunque señala que el juego polarizador ya está bastante gastado en Venezuela:

"Cierto es que acá ha habido un deterioro económico importante, escándalos tremendos y por eso creo que Chávez busca ser siempre noticia, así sea con caprichos (como la exhumación del cadáver de Bolívar). Sobretodo en época electoral le ha funcionado siempre encontrar enemigos y esta vez Uribe le fue de mucha ayuda. Sin embargo, creo que el juego polarizador con Colombia está ya por agotarse. A Chávez se le nota desorientado y torpe, y no es un secreto que ha caído bastante su popularidad".

VALENTINA LARES MARTIZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS
Comentarios.
En los medios anti prisma, los periodistas de los medios Intelectualistas y disculpe la redundancia, escogen las opiniones que resuenan con la frecuencia de sus ideales, entonces se dice que se refleja lo que sienten, otros lo pueden llamar una traición de la conciencia de ellos mismos, por revelar lo que son. Un periodista de por si no sirve, son manipuladores intelectualistas, si fueran prismas, con ética ya no serian periodistas, serian canalizadores, serian moderadores, serian prismas y por ende serian filósofos. Esa parte de la filosofía ha sido arrebatada en la gran oscuridad de conciencia por la que se esta pasando.

Estudiemos el Código de Valentina:

1) A Chávez lo que le gusta es andar peleando con quien sea.
2) Pendiente de las elecciones Legislativas del 26 de Septiembre.
3) Como periodistas hemos tenido mala suerte.
4) El caso de los alimentos podridos, no hay que olvidar eso.
5) Ah y recordar el Cardenal y el conflicto con la Iglesia.

De probablemente miles de opiniones posibles, esa es la que escogió Valentina, la que tiene la misma frecuencia que ella y se nota aun mas cuando faltando a la ética ni siquiera nombra a la persona que cita, lo cual es igual que si lo dijera ella misma.

Da la casualidad que esa también es la línea de acción de Valentina... coincide perfectamente con sus trabajos anteriores y con las líneas editoriales de El Tiempo. O sea que concuerda con la estrategia comunicacional de El Tiempo.

Ahora vamos a la segunda parte:

1) Es importante resaltar el deterioro económico.
2) Los escándalos tremendos son buenos para el negocio y me dan comida y meritos.
3) Bolívar es un cadáver.
4) Recordar la época electoral.
5) Uribe es el bueno, Chávez es quien lo agredió.
6) El polarizador es Chávez, no la prensa.
7) Chávez esta desorientado y es torpe.
8) Es importante minar la popularidad de Chávez.

Vean como nuevamente en el segundo caso para exactamente lo mismo, coincide plenamente con la línea editorial y estrategia comunicacional del periódico. Todos esos casos descritos allí han sido representados en el periódico, por ello Valentina al escoger su retrato esta revelando quien es. Eso no es nada nuevo, eso se usa mucho en psicología, es el reflejo de su mente.

Esa lista es la mejor confesión por parte de Valentina que he leído hasta ahora, expresa exactamente su línea de acción y lo que ha venido haciendo, así como cosas que son supuestamente secretos del periódico pero que sin embargo yo vengo denunciando. Lo curioso es que estoy tan acostumbrado a esa misma estrategia que me sorprendió verla toda reflejada de una sola vez, en un retrato escogido por Valentina.

Con ese retrato hablado, voy a reconstruir la línea editorial del periódico y colocare mi comentario entre parentesis.
 
1) Colocar a Chávez como un peleón agresor y violento. (Practicado.)
2) Hacer injerencia en las Elecciones legislativas del 26 de Septiembre. (Practicado.)
3) Resaltar y aprovechar al máximo lo de los alimentos podridos. (Practicado.)
4) Resaltar todos los problemas de la Iglesia. (Practicado.)
5) Colocar a Venezuela como un país en la debacle económica. (Practicado.)
6) Vender escándalos, los escándalos son mejor negocio. (Practicado.)
7) Bolívar es un cadáver apestoso. (Practicado.)
8) No es la prensa que polariza es Chávez el culpable de la manipulación y el anti prisma así como todos los atropellos a la conciencia y la falta de ética... (*Risas* ¡Que cínicos!)
9) Chávez es mediocre como hombre. (Practicado.)
10) Hay que dañar la reputación de Chávez. (Practicado.)

Ese es el guion, Valentina lo que hace es actuarlo. Ella hace parte de los mercenarios de la angustia y el sufrimiento, de el escándalo y la depravacion.

Haga click aquí para volver al índice.