El Tiempo - 18 de Abril del 2010
A los médicos de la Misión Barrio Adentro en Venezuela no se les permite hablar con la prensa


Una cosa son las estadísticas, que de vez en cuando anuncia el presidente Hugo Chávez y otra muy distinta querer saber quiénes son, cómo viven, cuánto ganan, o si les gusta vivir en Venezuela.

El hermetismo que se cierne en torno a los médicos cubanos que forman parte de la Misión Barrio Adentro es prácticamente total.

Una muestra podría ser la nota de prensa de la agencia oficial del Estado venezolano para conmemorar el aniversario 7 de la misión en el país, el pasado viernes, la cual apenas registra el testimonio de una doctora proveniente de la Isla, plagado de referencias ideológicas.

Otra muestra es la rapidez y mutismo absoluto con el que reaccionan los médicos cubanos ante cualquier presentación de un periodista, sea de EL TIEMPO o de cualquier medio de comunicación. "Buena suerte en el intento", advirtieron con antelación los colegas venezolanos que cubren la fuente de salud.

Y es que por la vigilancia partidista instalada, tanto en los módulos donde atienden los cubanos como en las humildes casas donde residen, los médicos evitan ser vistos hablando con la prensa para que no tomen represalias con sus familias en la Isla.

Los médicos rasos suelen quedarse en habitaciones del hogar de algún miembro afín al partido de gobierno, mientras cubanos "de mayor rango" están instalados en antiguos hoteles de Caracas.

En la Misión Barrio Adentro también trabajan médicos venezolanos, aunque en mínima proporción en relación con los cubanos (apenas 10 por ciento), y son los únicos que dan la cara públicamente, sobre todo cuando se trata de exigir sus reivindicaciones laborales.

Hace apenas una semana un grupo de odontólogos venezolanos que trabajan en la Misión exigieron el aumento de su salario, que hoy alcanza los 570 dólares mensuales, según el cambio oficial.

VALENTINA LARES
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS
Comentario.
Nuevamente se puede observar a el periódico El Tiempo tratando de crear inconformidad entre los cubanos en Venezuela y haciéndolo ver como si estuvieras secuestrados en Venezuela, cuando los médicos Colombianos están es hartos y molestos por la secuencia de abusos y deudas acumuladas por el gobierno Colombiano. Los cubanos no vienen en contra de su voluntad, en Cuba no hay trabajo y es así de sencillo pero en vista de la campaña sostenida por el medio se ve que su interés es crear discordia en el sistema de salud Venezolano es mas que evidente, razón suficiente como para arrestar a Valentina Lares como promotora del odio e inestabilidad social así como instigación a delinquir al periódico porque hay que recordar siempre que salir de un país sin este ser informado constituye un delito en cualquier país del mundo y el delito se agrava aun mas si una vez en el otro país no se le informe al país de donde salió.
Línea común.
Hay una cosa que debo recordar en todas las líneas de artillería contra los médicos cubanos y lo colocare en todas las noticias sobre los mismos.

Cuba es una isla, es pequeña y con una débil economía basada en una agricultura de isla, pesa y turismo. Es una isla pobre que ha sido azotada varias veces con huracanes. Esa isla pobre aun siendo pobre hizo todo lo que pudo para capacitar a sus ciudadanos como médicos, pagando la isla el costo de hacer medico a esa persona. La cosa es que aun cuando la isla nutra la educación y mentes de sus ciudadanos y los hagan médicos, la cosa es que no hay trabajos, no los hay porque es una isla pequeña así que tiene una enorme cantidad de trabajadores profesionales pero sin trabajo.

En el mundo comercial de hoy, una persona cualquiera que sea un profesional graduado puede optar por un cargo menor al que se merece por titulo universitario para obtener trabajo, en tal sentido y como todos saben hay muchos profesionales ocupando profesiones de secretaria, secretario, mesoneros, vendedores de comida ambulante, etc y eso se ve mucho mas en países como Estados Unidos donde hay una enorme cantidad de profesionales graduados en trabajos cotidianos sobre todo los indocumentados que pasan muchas veces de ser profesionales graduados en una universidad a ser un servicio domestico de limpieza, eso pasa miles, quizás un millón de veces en ese país donde gran parte de sus empleados son inmigrantes sub pagados.

Ahora la pregunta seria: ¿Porque si esta bien que Estados Unidos tenga mas de un millón de profesionales sub pagados y esta malo eso en Venezuela? Cuba cumplió con su compromiso de mostrar la luz del conocimiento a sus ciudadanos pero es que no hay trabajo. En tal sentido Venezuela los recibió como empleados siendo que no les dio todo lo que quisieran pero les dio trabajo, le dio trabajo a una isla que tiene demasiados profesionales y no hay donde trabajar. Venezuela hizo igual que hace cualquier empresa Norte América que contrata profesionales para hacer trabajos cotidianos. Es una oportunidad que se le dio a los cubanos de tener empleo y eso es básicamente el trasfondo de lo que sucede con los médicos cubanos.
¿Colombia es tierra de libertad para los médicos cubanos?
Los médicos piden aumento de sueldo en medio de la crisis de la salud

La Asociación Nacional de Profesionales de la Salud aseguró que su trabajo debe darse en condiciones dignas y que incluyan una remuneración justa.

Según un comunicado de la Asociación, debe existir una regulación de la cantidad de profesionales y su distribución geográfica en función de las necesidades de salud del país.

Tras la caída de la Emergencia Social, se abre el debate para una reforma estructural a la salud

Estas son respuestas a algunas inquietudes relacionadas con la sostenibilidad del sistema, los servicios de salud y lo que viene ahora.

Sin haber comprendido del todo los alcances de los decretos de la Emergencia Social, los colombianos deben ahora asimilar el contenido del fallo de la Corte Constitucional, que declaró inexequible este estado de excepción.

¿Cómo estaba la salud antes de la Emergencia?

Llena de deudas: se les debía a los hospitales 2,5 billones de pesos, otro billón de pesos a las EPS y 1,4 billones a los municipios y departamentos (que, a su vez, les debían otros 700 mil millones de pesos a los hospitales públicos). También se había disparado el pago de servicios no POS por parte del sistema.

¿Qué se buscaba con la Emergencia Social?

Conseguir más recursos para el sector y limitar el gasto, racionalizando los costos. Lo primero se hizo con impuestos a las cervezas y licores, a los juegos de azar y al cigarrillo; además se centralizaron los recursos del régimen subsidiado y se adoptaron medidas anticorrupción para controlar el uso indebido de los dineros de la salud. Para lo segundo se intentó limitar el tamaño del plan de salud o POS, la prescripción médica (sancionando a los profesionales que formularan por fuera de unos estándares que serían definidos) y se creó un sistema nuevo para pagar los servicios por fuera del POS. Los decretos propusieron que los afiliados costearan esos servicios.

¿Que tumbó la Corte?

El decreto 4975, del 23 de diciembre pasado, que declaró la Emergencia. Las medidas tomadas al amparo de este estado de excepción cayeron también. Sin embargo, el alto tribunal dejó transitoriamente vigentes algunas medidas económicas (ver: ¿Qué decidió la Corte?).

¿Es cierto que por cuenta de los decretos se negaron servicios costosos?

Aunque el Gobierno insistió en que no debían negarse, organizaciones de pacientes aseguraron que algunas EPS, amparadas en las medidas, dilataban o evadían la autorización de servicios de alto costo. Hubo médicos que se abstuvieron de recetar procedimientos o medicamentos no POS, para evitar sanciones.

¿Qué pasará ahora con los servicios de salud?

Los médicos y las EPS deben formularle al paciente lo que necesite para recuperarse, incluso si está por fuera del POS. Eso no quiere decir, vale aclararlo, que haya carta blanca para autorizar servicios suntuarios, estéticos o procedimientos y medicamentos que estén en experimentación.

La unificación del POS, para que toda la gente tenga los mismos servicios, ¿se cae?

No se cae. Con Emergencia o sin ella es obligación del Estado unificar los planes de beneficios, tal y como lo había ordenado la Corte.

Barranquilla tiene un proceso de unificación de POS. ¿Se interrrumpe con la caída de la Emergencia?

No. Sigue. De hecho, este proceso no tenía nada que ver con la Emergencia.

Los problemas de la salud siguen. ¿Qué va a pasar?

Los recursos que la Corte mantuvo en su fallo no alcanzan para cubrir las deudas y garantizar la sostenibilidad del sistema. La corrección estructural de los problemas, con miras a evitar el colapso, tendría que hacerse vía Congreso, por iniciativa del Gobierno, de los legisladores o de la ciudadanía.

Lo que decidió la Corte Constitucional

La Corte Constitucional llegó a la conclusión de que, aunque la situación del sistema de salud es grave, no había una situación extraordinaria para que el Gobierno recurriera a la figura del Estado de Emergencia en diciembre pasado.

Por ello, los nueve magistrados coincidieron en declarar inconstitucional 14 de los 17 decretos de la Emergencia, entre ellos los polémicos que imponían sanciones a médicos por recetar medicamentos no incluidos en el POS y el que contemplaba que los afiliados pudieran hacer uso de su patrimonio y sus cesantías para el pago de tales servicios.

Sin embargo, ante la situación grave, y para evitar el colapso del sistema, la Corte decidió que tres de los decretos debían mantenerse de forma transitoria hasta el 16 de diciembre. Primero, el que ordena a departamentos y municipios girar recursos directamente a clínicas y hospitales; segundo, mantener el incremento del IVA a cerveza, licores y cigarrillos, y tercero, seguir cobrando el IVA a casinos y juegos de azar, como chance y rifas.

La Corte le pidió al Gobierno que haga una reforma integral del sistema para sacarlo de la crisis. Este debe hacerse a través de un proyecto presentado al Congreso. La reforma, según los magistrados, debe unificar los planes de salud de los más pobres (régimen subsidiado) y de los trabajadores que aportan (régimen contributivo).

La idea es que todos reciban los mismos beneficios.

Gobierno tiene listos proyectos

En rueda de prensa, los ministros de la Protección Social, Diego Palacio, y de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, anunciaron que entre mañana y el martes serán presentados al Congreso de la República, con mensaje de urgencia, los proyectos de ley para compensar la caída de la Emergencia Social.

Aunque todavía no está claro su contenido, se supo que se buscaría la ratificación del decreto 127 del 21 de enero del 2010 (expedido bajo la Emergencia), que la Corte mantuvo vigente hasta el 16 de diciembre de este año.

Durante el fin de semana se han estado estudiando otras propuestas que, como la anterior, tendrán mensaje de urgencia al Legislativo.

Entre ellas estarían el mantenimiento de la centralización de los recursos del régimen subsidiado (para que estos sean girados directamente a los hospitales, sin intermediación de los departamentos), y algunas medidas anticorrupción.

REDACCIÓN SALUD
El Plan.
El plan es venderle al medico cubano, que es un profesional de la salud que esta dispuesto a cobrar menor que un medico colombiano de que Colombia es la tierra de la libertad para que se vayan a Colombia y dejen a Venezuela. En otras palabras, robarse a los médicos cubanos que están en Venezuela y llevárselos engañados a Colombia gracias a una campaña mediática para tal fin. Eso explicaría porque tanto interés de el medio de comunicación hacia los médicos cubanos.

Los cubanos en Venezuela deben saber que Colombia esta al borde de un colapso en el sistema de salud y que no es mas que una patraña mas para tratar de usar médicos cubanos robados para quitarle empleo a los médicos Colombianos. Simple, sencillo y claro.

Haga click aquí para volver al índice.